martes, octubre 17, 2006

Los Estates 2006: Cleveland, día cuatro

Hola, me llamo Dwalks y voy a morir. O eso creo, porque esta ciudad sigue atormentándome, antes he salido a comprar unos alimentos para sobrevivir una noche más oculto en mi habitación, y como cinco pobres se me han acercado por el camino a sacarme la pasta en los doscientos metros escasos que me separaban del take away al que he ido. Por supuesto todos iban agitando su vasito de cartón en la mano, que aquí significa "me lo pones aquí dentro, si me haces el favor". Ya sé que me estoy emparanoiando pero es noto que me huelen y es que tienen muy mala pinta, los hay bastante jóvenes y grandes y te vienen andando con aire de sobrao en plan rapero metidos en ocho capas de abrigo cada uno, y encima no les entiendo nada de lo que me dicen, así que me asusto más y hago unos movimientos extrañísimos con mis piernas por los nervios cuando les veo, que incluyen frenadas en seco con quiebros involuntarios de mi cintura para camiarme de acera, o cruces de mis pies a lo chiquito, porque luego quiero disimular sobre la marcha y queda fatal. Encima yo, como soy tan listo, no se me ha ourrido otra cosa que ir de chaqueta y corbata por estas calles, así que los indigentes más contentos que unas castañuelas con su vasito venga a movérmelo cuando pasaba. Pues no se han llevado un duro, o mi panoja o yo, pero no hay sitio en esta ciudad para todos (creo que me he liado con la frase, pero se me entiende).

A todo esto, que he empezado por el final, hoy he currado, que a eso había venido aquí y por eso es por lo que he acabado yendo como un pincho trajeado a jugarme la vida hace un rato. La verdad es que controlaba bastante de lo que venía a hacer hoy y me lo he pasado bien, por la mañana hemos estado muy liados con unos asuntos y unas cosas y se me ha pasado volando porque estaba muy concentrado. Luego se han tirado el rollo y me han llevado a comer a un sitio bueno con un mirador al lago Erie y a la ciudad, que quedaba al fondo, y me he comido un pez que no estaba nada mal, mientras me contaban lo contaminado que estaba el Erie últimamente. Yo he decidido pensar que mi pez no era del Erie, y no he querido contrastar este pensamiento con ningún otro. Me han dicho qué raza de pez era pero ya se me ha olvidado. Yo me he pedido una cerveza para beber y mis dos acompañantes se han calzado sendos güisquis dobles on the rocks que fenomenal por ellos, pero qué fuerte. Luego hemos vuelto y le he dado una charla a unos chavales que tenían allí en formación, lo cual ha sido una encerrona porque no estaba previsto, pero bueno, he salido un poco del paso y al final ha quedado medio bien, sobre todo porque ellos no tenían ni puta idea de nada y yo les podía haber contado que en España las ranas dan volteretas en vez de saltar, que hubieran tomado notas igual. Y luego ya me han traido al hotel y me he ido a comprar la comida, con el cerito más tenso que el tambor de don nicanor.

Mañana me voy para Texas, y por fin podré salir de mi agujero, podré vivir sin miedo porque mi panoja será mía y no de cualquiera que tenga un vasito de cartón, qué ganas. El caso es que tampoco estoy mal aquí, pero ayuda el hecho de tener internet gratis o que haya sitios donde ir en taxi, como el museo de rock o los malls. Una pena no haberme enterado a tiempo de lo de la exposición de arte catalan que me ha comentado _r_ en un comentario del post anterior, porque hubiera ido de cabeza, qué pintón. Todavía me pregunto cómo se me ha podido pasar... qué rabia y qué vergüenza, eso me pasa por dar por hecho que aquí no había cosas chulas y estar más pendiente de tomar fresisuis.

Hoy ha sido un día estupendo porque, aparte de un regalo que me han hecho de forma inesperada, todos mis amigos, o casi todos, se han comunicado conmigo en forma de chat, sms o correo, sin estar compinchados, vamos, que se han acordado de mi. La verdad es que me ha hecho mucha ilusión porque me han ido llegando las cosas escalonadamente por la tarde, y estaba todo el rato o conestando a unos o leyendo a otros. No te das cuenta de lo solo que estás hasta que agradeces de una forma casi infantil este tipo de detalles, y eso que yo me las apaño fetén a mi bola, pero es que tengo los mejores amigos del mundo y no veas si mola cómo se curran el regalo. Cómo os echo de menos a todos.

10 comentarios:

would dijo...

La culpa ha sido de tus padres que nos han dicho lo de que les has llamado llorando y nos han pedido auxilio y colaboración.

_R_ dijo...

Bien, ahora te atemorizán mendigos con revolver.

He oido que en Texas hay ahora una exposición superinteresante de arte neozelandés, por si te aburres, vaya.

Anónimo dijo...

Bush es de Texas. ten cuidado, forastero. mira lo que les paso a las Dixie Chicks.

mira aqui por si te aburres.

estamos contigo.

ex-fumadora dijo...

pescao y wiski para comer...creo que me quedo con el vino blanco! (y la ensalada de col por supuesto)

Shakti dijo...

Nanyu, qué les pasó a las Dixie Chicks? Qué intriga, por dios!

Hola Dwalks! Acabo de volver del puente un poco griposa y me he leído todo lo de Cleveland, que me ha gustado mucho. Yo también quiero regalitos, ya sabes que los necesito y me los merezco... :p
¿Tengo que decir que te echo de menos como Kurt?

allende dijo...

Claro que debería probarlo, de ahi el change!

No bajes mucho la guardia en Texas, ya te lo dicen, territorio Bush. Alerta!

Anónimo dijo...

pues ocurrio hace ya unos 3 años, y lo que paso es que por hablar mal de bush (dijeron en un concierto en londres que se avergonzaban de que su presidente fuera tb de texas, como ellas) dejaron de vender cedes y deuvedeses y de salir en las radios de su pais. evidentemente, no del todo, pero el boycott sigue aun. de hecho, han hecho (que mal quedan dos hechos seguidos, bueno ahora tres) un documental tipo los del de las bowlings.

Hans dijo...

La verdad es que la primera vez que comí con alguien que acompañó su almuerzo con whisky (scotch, VAT 69 por más señas) me quedé acojonado, pero sé que los yanks que privan se dan a ello a modo: sólo así se comprende lo de tomar como aperitivo tres o cuatro dry martinis.
Las Dixie Chicks me caen mucho mejor por eso, pero lo cierto es que son buenísimas en lo suyo (Nanyu, te refieres a 'Bowling for Columbine'? Poco favor les hará el gordo manipulador ese... apesar de que suela defender causas que yo respaldo)

Al-moon dijo...

Acabarás recordando Cleveland con cariño.

dwalks dijo...

el problema de una cosa con tìtulo "cosas que hacer en texas" es que texas tiene el tamaño de españa, y yo estoy en un pueblo muy chiquitito, y sólo estaré un día. gracias anyway.

mendigos con revolver! entramos en una nueva dimensión: el nanopene.

y sí, aquí huele a bush que tira patrás. mucha bandera, mucho estética cowboy chuloputera, olor a petroleo... se masca en el ambiente.

por supuesto que acabaré recordando cleveland con cariño. insisto en que no me lo he pasado mal y, a su modo, ha sido otra experiencia en el haber.