miércoles, octubre 18, 2006

Los Estates 2006: Andrews (Texas), día cinco

Hoy me he despertado en mi hotel de Cleveland y estaba diluviando hasta el punto de que me ha empezado a preocupar la posibilidad de que se retrasara el vuelo y perdiera la conexión que tenía que hacer en Houston. He ido con tiempo al aeropuerto y el taxista me ha dicho que ni de coña, que allí llueve así muchas veces y no se suspenden los tan fácilmente, así que me he quedado más tranquilo, poque si tenía clara una cosa es que yo me quería ir de Cleveland ya y dejar de tener los nervios agarrados al pecho cada vez que salía a la calle.

Al final el vuelo sin problemas y en Houston un poco rollo porque he tenido que esperar tres horas en el aeropuerto. El aeropuerto de Houston lleva el nombre del padre del actual presidente de la nación, que también fue presidente, y a modo de homenaje hay una estupenda réplica en bronce de este tipo, que tiene el dudoso mérito de haber generado el espermatozoide más bobo de los últimos tiempos. Esto da una idea del aire que se respira por Texas, haciendo estatuas a esta gente. Don´t mess with Texas. He hecho tiempo intentando robar conexiones de internet a diestro y siniestro, hablando con Elza un rato (que me ha llamado) y comiendo en un amago de restaurante mejicano que ha resultado ser un completo fracaso. Los looks de cowboy de la gente también tenían su gracia, pero al rato te acostumbras. El momento cumbre ha llegado cuando me he puesto a adelantar un poco de trabajo para mañana (hoy para vosotros) en el ordenador, y cuando he terminado, he cerrado el documento de word sin guardar los cambios. Pura neurona texana, señora, que todo se pega menos la hermosura.

El vuelo hasta el aeropuerto de Midland/ Odessa lo he hecho en un avión pequeñito que me ha encantado, pese a que me habían reventado los sudokus de la revista de la compañia que había en mi sitio. Lo primero que me ha gustado es que sólo tenía dos filas de asientos separadas por el pasillo, así que no he tenido compañero con el que compartir ni reposabrazos ni hombro con un desconocido. Lo segundo, que el avión volaba más bajo de lo habitual y se veía fenomenal todo. Aquí ya no hay mucho que ver, digamos que la zona de Texas en la que estoy es el puto desierto, y lo único que se ve son extensiones inmensas de nada, cruzadas por carreteras de rectas interminables y algunos ríos que no sé de donde saldrán, pero son muy caudalosos. Además, a partir de un determinado momento del vuelo, según te metes para el interior, comienzas a ver los pozos de petroleo, que hacen dibujos tan chulos como estos que he sacado desde el aire:



En cada cuadradito hay una bomba petrolífera como ésta y no se acaban nunca.

He llegado al aeropuerto de Midland/Odessa y mi maleta ha salido por arte de magia por la cinta. A veces me pregunto cómo es posible que no se pierda, sobre tdo cuando haces conexiones, cuando ves desde el ventanuco del avión el trajín que se traen en el aeropuerto con tanto bulto para arriba y para abajo(toco madera, Doctora). Allí me esperaba una señora del sitio al que coy a currar mañana que me ha venido a buscar en coche, porque todavía me quedaba una hora de camino hasta mi destino y no era plan de ir cogiéndose taxis como si fueras al ochoymedio. Durante el trayecto, aparte de hablar de muchas cosas porque era muy enrollada, me ha explicado que en el pueblo al que nos dirigíamos, Andrews, había una convención del mundillo del petróleo, una especie de feria, y habían tenido problemas para reservarme un hotel digno, como suele ser habitual cuando hago estos viajes. Al final, que la mujer ya me estaba dando unos rodeos que me estaban mosqueando un poco, me ha dicho que lo único que quedaba libre era un motel de carretera al lado del sitio donde tengo que ir mañana, que lo sentía muchísimo pero que no me preocupara, que la gente le había dicho que estaba muy limpio y encima estaba al lado de la empresa. Yo he dicho que perfecto y nada, a ver, que iba a decir...

Hemos llegado y éste era el motel, mi habitación está en la planta baja, un poco al fondo, donde la furgoneta blanca.






Yo me he dicho "bueno, estoy en Texas y más encanto no puede tener", pero la verdad es que el entorno no ayudaba mucho: no hay NADA alrededor de este sitio, ni pobres con vasito ni nada, sólo la carretera y parcelas enormes con pozos de petroleo, o bueyes, aparte del olor a petroleo que invade todo desde que pisas el aeropuerto.

Cuando he entrado a la habitación se me ha caído el alma un poco a los pies





Insisto, ya sé que tiene su gracia y yo sería el primero que diría que es lo más y muy auténtico, pero cuando llegas reventado de un viaje que ha durado diez horas, llevas casi una semana solo y agradeces un poco de vidilla en donde estés, te vas al culo del mundo y resulta que te meten en un hotel de puteros, con la pila del lavabo en la misma habitación en la que duermes (al menos el retrete está metido donde la puerta esa que se ve abierta) luces fluorescentes de hospital y muebles de formica sobre una moqueta mmmm... usada, por poner algunos ejemplos, pues así de primeras como que te dices "¿y a mi qué coño se me ha perdido aquí?". Yo que soy bien tomao para esas cosas, me lo he tomado a bien y me he hecho un café de la cafetera esa que se ve y me he conectado a internet, que de eso sí que había y gratis, mira. El ambientador que hay aquí también es de traca, huele a hotel de follar. Aquí se ha follado mucho. Aquí debe follar todo el mundo menos yo.

Luego me he ido a cenar al R&D's café, que lo tengo a cincuenta metros (es lo único que hay) y me he comido un filete de buey, que es lo que hay que comer aquí para que te respeten, francamente bueno. Con patatas y ensalada con aliño francés (?)



He vuelto a la habitación y Chs estaba en el messenger, que como vive en Brasil era el único que estaba despierto, y nos hemos estado descojonando de mi hotel con las fotos que le he mandado (las que he puesto aquí más o menos) y hemos hablado un buen rato de nuestras cosas, que hacía ya tiempo que no hablábamos. Qué mayor está su hija. Me ha buscado con el Google Earth y me ha encontrado. Me ha dicho que estoy en el puto culo del mundo y yo me he empezado a preocupar porque como me muera aquí o algo, no se va a enterar nadie. Luego me ha dicho que van a venir por la noche Freddie, Jason y los Chicos del Maíz, que son todos de por aquí. Oye, pues me he puesto a pensarlo un poco de mal rollo sí que da, que la puerta de este cuchitril es de mentira.

En fin, parecerá raro pero me alegro de estar aquí ahora mismo. Si tuviera que vivir, o pasar una temporada más larga, ya no sé cómo me lo tomaría, pero hoy me veo en el mapa tan lejos de casa y sólo puedo reconocer que vivir este tipo de cosas tiene su gracia y hay que aprovecharlas cuando tienes la oportunidad. En ello estoy.

Mañana me voy a Phoenix corriendo nada más terminar de trabajar aquí, más lejos todavía. Encima con escala en Dallas, que es un poco ridículo porque es como ir a Valencia desde Madrid pasando por Zamora, un poco putada para mi. A ver si puedo postear algún día desde allí que lo voy a tener más complicado, lo intentaré, que me estáis haciendo mucha compañía y se agradece.

Cómo huele a petroleo.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

joder, yo tb he pensado en todos esos psicopatas asesinos que pueblan las pelis de serie b de pseudoterror, pero que solo sacan sangre y mas sangre... espero que sigas vivo, que tus cronicas desde usa son muy entretenidas.

lo del hotelillo tiene buena pinta. yo tb lo veo en plan positiffo. me recuerda a la escena donde brad pitt se folla a geena davis en thelma & louise. mira, estos tb follaron.

David dijo...

Lo bueno que tiene que postees cada día es que a mi me parece como si estuviéramos contigo allí, rodeados de pobres y asustados por las calles de Cleveland o en ese motel de Andrews... Haces unas crónicas estupendas!!!

MB dijo...

Lo malo de que cuentes todo tan bien es que ya tengo ganas de que me ofrezcan un viaje así, yo, que últimamente digo que no a todos los viajes de trabajo. Hasta lo del motel me ha dado envidia.

Al-moon dijo...

Qué bueno. En un hotel así mi hermana dio una charla inolvidable sobre la matanza de coleópteros y unos braceros mexicanos nos montaron una serenata.

Esas escaleras rosas son Las Escaleras?

Anónimo dijo...

Soy la DraB puteada por haber migrado al blogger Beta (no se comentar con mi nombre).
Nunca se sabe cuando va a ocurrir el desastre. Desconfia de los vuelos directos y de los desplazamientos cortos.

Cada dia me intriga más a que te dedicas para tener que ir a Andrew Texas. Asesino a sueldo?

Hans dijo...

Digüox, me ha gustado mucho esta entrada, como también me ha gustado mucho el ánimo con que has afrontado la cosa (muy especialmente la muy ingrata del ambientador putiférico).
El French Dressing será -me apuesto algo- una vinaigrette pasada por culinariamente abyectas manos yanquis. Seguro que con un puntito dulce, y alguna hierba aromática, pero básicamente aceite (en el caso del Centro de Texas no creo que sea de oliva) y vinagre, todo ello emulsionado. Aparte de eso, estoy seguro que el filete de buey sería contundente y exquisito.

Hans dijo...

Por cierto, me sorprende mucho que no hables:
a) De las pick-ups y los corvettes de los 70 que seguro que había en la entrada del dinner,
b) de la musiquilla country que hipotéticamente debería sonar por todas partes (música de Dolly Parton, no de las Dixie Chicks, a las que no quieren nada en Texas), y
c) de la Budweisser y demás cervezas americanas, que como se sabe son lo mismo que hacer el amor en una canoa (chiste texano que de tan malo no me atrevo a contar)

Anónimo dijo...

hans, cuenta ese chiste, por favor, que no hay una cosa que me joda mas que me cuenten un chiste y me dejen a medias.

bueno, me jode un poco mas que me dejen a medias y encima quieran contarme un chiste.

Dra. B, para que salga tu nombre tienes que contectarte antes a blogger Beta para poder postear a continuacion sin problemas. supongo que sabes lo de la direccion de Gmail que te piden y bla, bla, bla.

allende dijo...

la cafetera en el baño???? y yo pensando que mi piso era pequeño...qué lección de humildad!

ex-fumadora dijo...

pero, cuántas camas tienes? y es el microondas lo que está encima de la nevera?
a mi también me ha recordado a thelma y louise

quieta, leona dijo...

por favor, por favor, por favor, cuenta qué ambiente hay en el café de al lado del motel. ¿Es como en las películas? ¿Son todos osos con camisas de cuadros y piden las Budweisers de 4 en 4? Siempre he querido ver algo así...

Y da gusto ver el espíritu con el que afrontas estas cosas, estamos contigo, Diguox!!

patriuski dijo...

Chico, tiene más moral que el alcoyano...No sé yo si la libido se puede mantener en un ambiente como el de tu habitación...
¿No es universal el principio de que la recta es la línea más corta entre dos puntos?Debe de ser que a los americanos les mola hacerse rutas aeroportuarias..Que sigas "disfrutando" a tu manera y no dejes de postear que son fantásticas tus reflexiones tras tus afanosos días

Mr blueberry dijo...

Dwalks tienen cama vibratorias en tu motel? Se encienden las cerillas en la cara los texanos?cuantos litros de cafe americano has ingerido ya?Saludos y abrazos.

would dijo...

¿Y esas zapatillas de tontito?

dwalks dijo...

pozí, nanyu era de ese estilo, pero ya te digo, aqui no meto ni miedo.

pues mb, yo digo que sí a todo y mira, así me va, por aquí tirado.

qué es eso de LAs Escaleras? me he perdido algo?

doctora, cuando sepa a qué me dedico seré el primero en contártelo...

hans, por supuesto que hay de todo eso y merecería un buen tratamento, pero como te habrás dado cuenta, me estoy dedicando al post corto estos días.

no allende, el baño en la habitación, que tampoco está mal

hay dos camas, exfumadora, por si reviento una de tanto follar, que estoy que no paro

pues leona, parece mentira, pero el tópico se ajusta relativamente a la realidad, aunque también ves gente con portátil y de traje normal. lo mejor son los que van con el portátil y el sombrero de cowboy

dwalks dijo...

(comento en dos partes, que estoy chupando red de alguien en un aeropuerto y no sé cuando se va a desonectar)

patriuski,lo de los trayectos aquí es de traca. yo ya ni lo pienso. y bueno, lo de ponerse a tono sería ponerse, el sitio tiene un puntito road movie que puede ambientar el asunto

mrblueberry, ni un huevo revuelto he comido. ¿como me pueden hacer esto a mi?

would, si tuvieras la mas mínima idea de vestir, loarías y lamerías esas zapatillas de tontito, porque son la que hay que llevar ahora.

would dijo...

No te pongas digna, tontito.

Hans dijo...

A) Nanyu,
Sólo tiene sentido en inglés, claro:
What makes similar american beer and making love in a canoe? Both things are fuckin' close to the water.
Ya advertí que era muy malo.
B) Dígüox,
1.- tus zapatillas tienen la suela azul conforme al canon Octubre 2006?
2.- Le has comprado cosas a Kurt ya?
3.- Tenemos que hablar de esa recopilación de grandes clásicos, que me tiene preocupao y voy por la vida oyendo cosas in my mind y pensando qué debe entrar y qué no.

Anónimo dijo...

ah, ja ja ja. que bueno el chiste. eso si, es una verdad como un templo. gracias, Hans.

dwalks, sigues vivo?

Saltaek dijo...

con tanto escribir no se como te da tiempo a viajar. bonito de todas formas, no me lo he leido pero las fotos son estupendas

SallanWorld dijo...

No desfallezca, dwalks. Este tipo de cosas forjan el carácter. Seguro que luego las recuerda con cariño.

Además, en circunstancias adversas es cuando uno saca lo mejor de sí mismo...

Ánimo!

JOTA dijo...

yo creo en serio que debes follar, en una cama o en otra pero ole ese motel, para qué quieres más si ahí lo tienes todo, eso sí, SUPER CONCENTRADO

Mr blueberry dijo...

Ya notaba ya un vacio en ti. No es el motel, ni la habitación, es la carencia de esos huevos revueltos en el desayuno con sus 4 vasos de zumo de concentrado de naranja...

Tengan piedad señores yanquis y alimentenle bien

Al-moon dijo...

No tuviste que subir al primer piso, verdad? Igual esas habitaciones están reservadas para los que van ligeros de equipaje. Las escalerillas de la foto dan un poco de vértigo.