viernes, octubre 20, 2006

Los Estates 2006: Phoenix (Arizona), días seis y siete (FIN)

El miércoles terminé de trabajar en Andrews, Texas, y me llevaron al aeropuerto por la 345, que no debe tener más de dos curvas, qué aburrimiento de carretera. Me puse un poco pesado con el conductor y conseguí que me parara en el arcén para hacer alguna foto a las llanuras con las bombas de petroleo por allí bombeando, aunque no conseguí que salieran muy bien, hay que fijarse un poco para ver la que sale en esta foto, y eso que es de las mejores



Ya en el aeropuerto de Midland/ Odessa, escribí un post bastante malo y apresurado robándole la conexión a alguien, pero el destino puso las cosas en su sitio y, cuando fui a subirlo, debió ser que mi benefactor se había ido a coger su vuelo ya, que había cerrado la conexión y mi post se fue al limbo de los post malos. Lo perdí para siempre, pero no me dio rabia ni nada, ni si quiera estaba muy currado.

Cogí mi vuelo e hice conexión en Dallas, donde esperé mis buenas dos horas muerto de sueño y un poco triste, porque era tarde y las tiendas habían cerrado, ya estaba cansado de leer, de hacer sudokus y de oir música. Recuerdo que estuve un buen rato mirando los aviones y cómo maltrataban sin piedad las maletas que metían y sacaban. Me hice esta foto.



Tras un vuelo de tres horas más, llegué a Phoenix, donde me esperaba mi tío. Mi tío se fue con su mujer y su hijo hace año y medio a vivir allí y desde entonces no nos habíamos visto. Mi tío tiene bastante peso en mi familia porque es el hermano pequeño de mi madre y siempre había sido el tío joven, golfo y enrollado que te molaba tener. No había tenido mucha suerte en España en temas de trabajo y tal y, por diversos motivos, cogió y agarró y se fue a Phoenix a cambiar de vida y hasta ayer, nadie había podido ir a verle, y él tampoco había venido, así que os podéis imaginar el abrazo que nos dimos, qué tremendo.

Fuimos a su casa con mi tía y mi primito, que ya tiene diez años, habla inglés como los de allí y está muy mayor. Se puso muy contento de verme (y yo a él) y dormí con él en una habitación llena de atrezzo de Bob Esponja, que le mola mucho. Me estuvo enseñando sus cosas y yo le puse inmediatamente un poco de música moderna para ir adelantando trabajo, que le vi muy mal encaminado (le gusta el reguetón), pero no triunfé mucho y acabamos oyendo a uno de allí, que por lo visto es lo más y es así como un guaperas medio country, medio rock, medio pop. Bueno.

Hoy me han llevado a ver todo aquello y me ha gustado mucho. Phoenix es la ciudad más calurosa de EEUU, está en Arizona y es considerada zona desértica. El caso es que llegas allí y lo que ves es una ciudad enorme con una construcción totalmente en horizontal (no hay bloques de pisos) que provoca que tengas un cuadrado (la ciudad) de 127 kilómetros (sí, kilómetros) de lado. La ciudad en sí es un ejemplo de eficiencia, tienen agua del río Colorado almacenada por todos lados, zonas verdes, campos de golf... pero todo en un estilo muy acorde con la zona (tonos tierra, algo así como tipo mediterráneo) y unas infraestructuras impresionantes de carreteras y urbanismo. De hecho, en Phoenix hay mucha panoja, se nota enseguida por las urbanizaciones de lujo que hay continuamente, lo cuidado que está todo y los coches que tiene todo el mundo, impresionante. Lo que pasa es que en cuanto te sales de la ciudad, aquello es el puto desierto, com cáctus de los de las películas, escorpiones y serpientes de cajcabel.







Rodeando la ciudad, y a la vista, están las reservas de indios americanos, que yo me he enterado aquí de que eso no es considerado Estados Unidos y tienen sus propias leyes, así que te pueden pegar un tiro si te metes sin permiso y nadie dice nada. De todos modos, los indios son ciudadanos americanos y tienen muchísimos privilegios y pocas obligaciones. El estado se siente en deuda con ellos por las barbaridades que les hicieron, y están como Dios. Además, las reservas son paraísos legales y todos los casinos están allí, porque en Arizona está prohibido el juego. No voy a extenderme, pero ya veis por dónde va la cosa.

Hemos ido a una especie de recreación de pueblo antiguo de allí, y luego hemos estado viendo la zona, subiéndonos a alguna montañita y yendo de compras a sitios que conocía mi tío. Lo que pasa es que se sentían tan anfitriones que me agobiaban un poco. Yo sólo necesitaba que me llevaran a los sitios, pero luego entrábamos donde la ropa y me iban enseñando todo lo que veían “mira que camisa”, “mira que calcetines” “mira que pantalones” “mira que pijamas”... así todo el rato, y a mi no me gusta nada cómo viste mi tío, así que imaginad el papelón para buscar excusas de por qué no me interesaba todo lo que me enseñaban continuamente. Ha habido un par de veces que he estado a punto de decirles “muchas gracias, pero sé lo que es una tienda, no hace falta que me señaléis todo con el dedo”, pero como lo hacían por la emoción de tenerme allí y querer que me gustara todo, pues he hecho caso de todo lo que me decían y luego me escaqueaba lo que podía. Al final me he apañado, y creo que lo han acabado pillando un poco.

He comido una barbacoa increíble, con la patata asada más grande del mundo (rellena de mantequilla, queso cheddar y salsa raunchy) y mil acompañantes tipo ensalada de col y frijoles. Me ha encantado, esta ciudad está muy bien para hacer una visita y, bueno, lástima de no estar más tiempo y poder ir a Las Vegas o al Gran Cañón, que quedan a tiro de piedra. La cosa era aprovechar mi viaje de trabajo y venir a ver a mi tío, pero bueno, teniendo alojamiento, el viaje no es tan caro y seguro que habrá más ocasiones ¿quién se apunta? Es que sólo...

Con este post acabo la crónica de este viaje, si no ocurre nada extraordinario. El sábado por la mañana (hora de aquí, que aún es jueves por la noche en este momento, pero es que en Madrid son nueve horas más) vuelvo a Madrid y llego el domino por la mañana. Supongo que mañana será más de lo mismo por aquí, pero no podré postear porque al día siguiente madrugo mucho y estaré todo el día de pingo, así que no tendré tiempo. Supongo que llegaré a Madrid bien, así que lo mejor de este viaje, ya se ha contado. Yo me lo he pasado muy bien, con todos sus bajones, pero ha merecido la pena sin duda alguna. Gracias a todos los que me habéis seguido, contaros todo esto y saber que me leíais me ha hecho mucha más compañía de la que os podéis imaginar en algunos momentos especialmente solitarios, así que es un agradecimiento muy sincero. Me despido con esta foto que me he hecho esta mañana en un parque de aquí, una pena que no ponga la cara porque salía muy guapo y muy gracioso (por cierto, en estas fotos parece que estoy un poco gordo, pero no, es la camiseta que se me inflaba con el viento). Nos vemos en Madrid.

15 comentarios:

David dijo...

No acabo de ver muy claro el porqué no pones la cara en la última foto; en aquella del baño del motel de carretera ya sales reflejado en el espejo y en la del aeropuerto también y los rasgos se te ven suficientemente bien... Jeje, supongo que es una manía pero inadvertidamente ya has enseñado tu rostro.

Te conocemos ;-))

Y de nuevo, muchas gracias por compartir tu viaje con nosotros.

Anónimo dijo...

bueno, un poco de barriguilla si que has echado ultimamente, no? pero tranqui, no pasa nada.

buen viaje de regreso. nosotros (yo) tb lo hemos pasado bien leyendo tus cronicas.

JOTA dijo...

sabes que hay una escultura exacta en la castellana???? Gracias por querernos tanto, nosotros también a ti y sí ¡ESTÁS REBUENO!!!!, no era esto lo que querías oír????

ex-fumadora dijo...

jajajaja, qué morro, así que el viento eh?
ya lo avisé, no abuses de la ensalada de col, y tu ni caso...
feliz vuelta!

Anónimo dijo...

La DraBetaBloggerBloqueda:
_R_ y yo llevamos planeando hace tiempo el hacernos un NY-San Diego en coche y de motel en motel. Pero a ti no te invitamos, que me das miedo.
Está claro que eres un asesino a sueldo. El rollo este de tu tío en Arizona no se lo creen ni los lunnis.
Y ahora que sé tu secreto, espero no cruzarme contigo en Madrid.

M. dijo...

Oye, que no cuela. La última foto te ha hiciste en el Paseo del Prado no hace mucho.

que esa zona la tengo muy vista y se que "esculturas" ponen.

Buen viaje de retorno. Intenta pillar una fila de asientos centrales para ti solo y...A SOBAR!!!!

Gremlin dijo...

Al menos en mi caso el agradecimiento es mío, que siempre es un placer leerte. ¡Eres un sol Dwalks!

Ivet dijo...

Yo me voy contigo donde quieras, estoy enamorada de ti; me tienes enganchada!

jorge dijo...

He leído bien?
"los indios son ciudadanos americanos y tienen muchísimos privilegios y pocas obligaciones. El estado se siente en deuda con ellos por las barbaridades que les hicieron, y están como Dios."

Joder, Dwalks... con lo mucho que me gusta leerte...

dwalks dijo...

sois unos cabrones... yo aquí mandando amor desde phoenix y vosotros que si eso de "love" está en madrid y que no mola. cabrones.


si nanyu, he hechado barriguita y también un paquete que no veas. en cuanto llegue ha españa te pego tres estacazos con él en la cabeza para que lo compruebes (no te digo..)

exactamente, jota, se ve que nos vamos conociendo.

david, pues yo creo que no se me ha visto tanto. quizás se pueda saber qué tipo de tío soy, pero vamos, nunca he sacado mi cara en plan "pum, ahí la tienes".

doctorabdepalo, ya que asumes mi nueva condición, digamos que me vais pasando un 50% de vuestro sueldo para que sigáis teniendo vuestra vida tal y como la habéis conocido hasta ahora. ya que te pones...

me ha repetido bastante la ensalada de col en este viaje, exfumadora, gracias a ti.


m, dios te oiga, no sabes lo que sería eso...

gremlin, que no que no, que soy un desperdicio humano... (ahora tú sigues poniédome por las nubes y yo me voy hinchando de ego ¿vale?)

ivette, perfecto! ¿estás buena?

jorge... no jodas. ha sido algo simplemente informativo. no iba sarcástico ni en plan fachorro. es cierto lo que he dicho, el estado da becas, ayudas y demás favores a los indios, por ser indios, y además tienen las reservas. a mi ni me parece bien ni mal, simplemente es así. y creo que se pasaron mogollón con ellos, no juzgaba nada, sólo comentaba un poco la situación.

allende dijo...

Ohhhh, fin del sueño americano!
Dónde vamos ahora?
Buen viaje

Mr blueberry dijo...

Ya está bien de cachondeo que nos tienes abandonados con tanto viaje de "trabajo",Se te echa de menos tio. A ver si vienes ya...

axpax dijo...

Hacía tiempo que no te leía (por falta de tiempo) y ha sido un placer regresar y encontrarme este viaje a los EE.UU.
Espero que no tengas mucho jeglag. Saludos,

Al-moon dijo...

Sí, muchas gracias por compartir tu viaje.

Mj dijo...

Pues yo he llegado aquí de casualidad, y la verdad es que me he visto ahí en plan "Gigante" con sus bombas de petróleo y todo, oye y he visualizado los casinos indios de los Simpson... No sé si será un país de clichés o seremos nosotros los que tenemos prejuicios...
Un placer pasar por aquí. Jamás pisaré Cleveland gracias a ti!:-)