domingo, diciembre 25, 2005

Nochebuenaynavidad

Feliz Navidad, hoy todavía no he salido a la calle pero tiene pinta de hacer un frío ahí fuera de morirse y mejor me quedo en casa, que estoy agusto. Vaya día de invierno que tenemos hoy en Madrid, cómo me gustaban estos días a mi cuando estudiaba, eran perfectos para concentrarse y no tener envidia de los que estaban en la calle. Ya se que es un poco friki escribir un post en un día de recogimiento y de estar con la familia, pero es que aquí todo el mundo se está echando la siesta con el cuello roto en el sofá y yo me aburro, así que me he venido a escribir un rato ¿por qué no?. Además, si estáis leyendo esto, estaréis encantados de que haya actualización, anda que no.

Ayer era la primera Nochebuena que pasaba en Madrid (bueno, la segunda, pero en la otra que pasé aquí yo era muy pequeño) y la verdad es que me pareció bastante el plan. Ayer me dio tiempo a ver a un montón de gente e incluso salí a dar un vuelta por la noche, cosa que no había hecho en la vida y me hizo sentir algo culpable en mi interior porque me pareció un poco de descastado, aunque se me pasó rápido porque me lo estaba pasando bien.

La cosa empezó por la tarde, que quedé con Chs para tomar un café con unas amigas suyas que yo también conocía desde el instituto. No es que yo pintara mucho allí, pero yo por Chs y por las chicas, que en estas cosas con mujeres de por medio, conviene estar por ahí. Por norma. Nos tomamos el café y después quedé con Kurt para ir a ver a Rachel a la casa de una amiga suya (estaba de reunión navideña con las amigas de la infancia) y estuvimos un poco con ellas, que a estas si las conocíamos de otras veces. Rachel nos tenía que dar unos vinos que nos había traído de un sitio muy conocido y muy famoso y procedimos a hacer el trueque de panoja por vino, que suele ser lo habitual en estos casos. Tras estar un rato con sus amigas en la casa, agarramos Kurt y yo en mi coche y fuimos al lugar donde Kurt celebraba su Nochebuena, donde le dejé enfundado con una gorra que se había comprado que le quedaba algo abombada por los lados.

Cuando llegué a casa, allí estaban PrimaP y Basket haciéndonos una visita y comiéndose a dos carrilos unas tapitas extraídas de mi jamón de la cesta de este año, grrr, aunque por el detalle de pasarse a vernos antes de cenar opté por no decirles nada, pese a se habían puesto un plato XXL los muy cabrones. El jamón lo administro yo ¿por qué es tan dícil entenderlo? YO corto el jamón, YO decido sobre el jamón, tú sí comes, tú no comes. En el fondo me importa un carajo, pero me hace gracia ponerme nazi con el jamón y quiero que se me respete el patrimonio, me meto mucho en mi papel. Estuvieron un rato y se marcharon con la barriga llena, y ya nos quedamos los cuatro que somos en casa, más mi abuela. Cenamos bastante bien, aunque el foie vuelta y vuelta no gustó demasiado en general, aunque a mi sí que soy un tragaldabas, pero sobre todo yo soy un ser muy social en la mesa y si algo no gusta demasiado a la mayoría, como que ya no lo disfruto lo mismo aunque a mi me encante. Medio un poco de rabia poque mi padre se había dejado un panojón, pero bueno.

Estuvimos un rato en casa y a las dos o así cogí el coche y me fui a casa del tío de Agr porque habíamos quedado allí CF, Agr y yo para vernos un rato y salir otro si procedía. Estuvimos hasta las cuatro tomando algo en su casa y comiéndonos los polvorones y los licores del tío de Agr, hasta que nos fuimos a ver cómo estaba Madrid por la noche, por hacer algo ya que estábamos juntos.

Estaba todo fatal. Pero fatal como yo nunca lo había visto antes. Estuvimos en dos sitios repijos en los que CF tenía contactos y, por lo tanto, posibilidad de copas por la cara, pero estaba todo tan matado que al final nos volvimos a casa enseguida. Y si estaba ahí así, que siempre está lleno, ni me quiero imaginar cómo estaba el resto... Así que a las cinco y media a casa.

Como conclusión de mi Nochebuena decir que, mira, yo no soy religioso, de hecho, estoy cambiando mi moderada posición agnóstica en la que me había instalado por un ateismo bastante más radical en lo que a mi no creer se refiere, con el mayor de los respetos por los que sí creen y tal. Nunca discutiré sobre religión, no tiene sentido y además me da pereza. Yo, sinceramente, no creo en que haya "algo más", ya he pensado mucho sobre ello y a día de hoy es la postura que más me convence. Antes creía que ante la duda, mejor dejar una puerta abierta, pero ahora todo lo contrario. El caso es que, siendo religioso o no, si se supone que la Nochebuena es un día en el que socialmente están aceptados una cierta armonía y un acercamiento con los tuyos, pues estoy bastante satisfecho con la mía, porque conseguí ver un ratito a casi todos mis mejores amigos, hubo muy buen rollo en mi familia (que tampoco es difícil, la verdad) y me sentí bastante relajado todo el día, así que todas las Nochebuenas ojalá como ésta. No pido más.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

encantada de que actualices, pollo.


r.

Eride dijo...

Si quieres ambiente en Nochebuena vente a esta zona. El año pasado (éste he sido más lista) me pasé toda la noche jugando a las Sardinas en Lata... ¡¡más divertidooooooo!!!

M. dijo...

Cuando se me pase el sueño comento algo.
Hasta entoces, Felices Fiestasssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss (y su princesa!)

Anónimo dijo...

Me encanta la navidad, pero desde que trabajo y no tengo vacaciones... como que no es lo mismo. Bien por esa navidad bloguera.
Grenlin

Anónimo dijo...

Me encanta la Navidad, pero desde que trabajo y no tengo vacaciones... como que no es lo mismo. Bien por esa Navidad bloguera. Besos.
Grenlin

nanyu dijo...

mi percepcion de la navidad/nochebuena ha cambiado mucho en los ultimos anios. perom has dado en el clavo, si lo que pasa es que te sientes mas cercano a los tuyos, amigos y familia, y bloggers, por que no?, de eso se trata.

Anónimo dijo...

El foie sobrante, si quieres me lo pones en un tupper y paso a recogerlo.

dwalks dijo...

¿qué es eso de las sardinas en lata?

es que, nanyu, tanto me fastidian los meapilas que sufren de alteración edulcorada de personalidad en navidades como los que tratan de ser más contracorriente que nadie. a mi me parece bien que haya una excusa para juntarse con los que vamos perdiendo el contacto. si tuviera que ser en julio, pues en julio, pero está bien que se haga.

y respecto al foie demasiado tarde, con todas las críticas que recibió resulta que nos lo hemos ido terminando a poquitos.