viernes, diciembre 23, 2005

Pues se desmonta y listo

Nada, que al final no me voy a Asturias. Esta mañana cuando me he levantado, mi madre estaba tosiendo que se le salían los bofes y hemos tenido que cancelar. Ya nos lo veníamos oliendo desde ayer, que pasó una noche muy mala, pero como llevábamos unos veinte años seguidos sin fallar en Asturias por Navidad, como que pensábamos que acabaríamos yendo aunque se presentase el mismísimo belcebú en la A-6. Pues no, un supercatarro la ha dejado k.o. y nos quedamos.

Me fastidia un poco porque yo me había cogido hoy y el lunes de vacaciones por lo de Asturias, pero ahora es un poco absurdo y me jode un poco no haberme pillado toda la semana de Reyes, que con los dos días que ya tenía y estos dos que acabo de tirar por el retrete, me salían las cuentas. En fin, así aprovecho para estar con Chs, que se vuelve para Brasil el lunes y ya no creo que que le vuelva a ver sin descendencia, aunque es un poco raro porque ayer me despedí de él en plan abrazo y ahora tenemos que reencontrarnos otra vez, me parece muy ridículo volver a llamarle por el telefonillo dentro de un rato.

A ver que hago hoy con esta ventana espacio-temporal que se me ha abierto, que yo no debería estar viviendo esto ahora, ni debería estar posteando, yo debería estar ahora mismo a la altura de León... pues aprovechando que estoy desafiendo las leyes de la física, creo que me voy a pasar por el taller a que me cambien la bombilla del faro del coche y a que me arreglen el pinchazo del otro día, que como no he cogido el coche, lo había dejado para la semana que viene. Luego igual me voy de compras también. Y me tomaré este regalo de la física relativista para comprarme el ordenador portátil que ya he escogido, que también lo había dejado para la semana que viene, y no sé, igual salgo esta noche y todo, que nunca he salido por Madrid un 23 de Diciembre. A ver si encuentro un gujero de gusano en mi barrio que me conecte directamente con el Ochoymedio, que si no al final no me va a dar tiempo a hacer todo.

Por último, informar de que ayer me tocó la lotería, el reintegro. Yo llevo jugando desde hace cuatro años y siempre hago lo mismo, me gasto 60 Euros, 10.000 de las antiguas peheta (cómo me gusta decir esto) en un sólo número. Es la única forma que conozco que me permite jugar sin rayarme, sin estar pendiente de la lotería del bar, de la de tus colegas, de la del pueblo de alguno... en fin, de toda esta psicosis lotera que se monta. Yo paso, me gasto un panojón en el número de la oficina y me olvido del tema hasta el día del sorteo. Si me toca me forro y punto. Así que nada, por primera vez recupero mis 60 euros, 10.000 de las antiguas peheta, y ya tengo para gasolina y unas copas. Fenomenal. Kurt dice que a él también es como si le hubiera tocado el reintegro porque él no ha jugado, pero yo le he dicho que no, porque esto es como cuando un coche está apunto de atropellarte o algo, que durante unos segundos te sientes más vivo que el resto de los que andan por la calle. Pues lo mismo, yo ahora siento que he ganado dinero aunque me haya quedado igual que antes de jugar.

9 comentarios:

Troy dijo...

Yo de hecho lo compararía más con jugar a la ruleta rusa y alegrarte de que tus sesos no sean nuevo gotelé.

(y no... yo tampoco juego)

dwalks dijo...

pues yo sí, no conseguiría superar el que le tocara a toda la oficina menos a mi. y acabo de pasar.

Troy dijo...

Ah... y que Feliz Navidad!!! (Por si no pasas por Dereklite)

Tony Tornado dijo...

feliz todo!

Troy dijo...

Picajoso...

would dijo...

Pues que sepas que hoy hemos tocado a más jamón, más lomo, más tortilla, más vino y más mujeres gracias a que tú te has quedado en casa haciendo el idiota.

Porque, ¿a quién cojones se le ocurre gastar un día de vacaciones en un viernes, que solo se curra media jornada, para luego quedarse en casa?

¡Toooooomaaaa!

Eride dijo...

Yo entiendo a Kurt. Él viene a ser el tipo que está tan campante en la acera viendo como al pringao casi lo atropellan. Más que viva, es una experiencia emocionante. Perdónale, pobrecito...

Nepomuk dijo...

Tú me gustas porque los kilos de ocurrencia y chascarrillo, me hacen soltar soltar los jajajás hasta cuando estás describiendo cómo barres el suelo del salón.
Tú me gustas porque eres el perfecto ejemplo de lo que es llevar con maestría un cuaderno de bitácora.

Que los deseos del 2005 sean las realidades del 2006. Feliz Fiestorro.

dwalks dijo...

pues como que no me da mucha envidia haberme perdido el jamón, would, sinceramente. y lo de las tías de la oficina, mejor lo dejamos...

nepomuk, gracias por esas palabras, viniendo de ti son especialmente halagadoras. felices fiestas para ti también y suerte con tu concurso.

felices fistas a todos, no reventéis