sábado, abril 16, 2005

Un aplauso

Hoy el nucleo Walks hemos celebrado el cumpeaños de mi padre con una comida consistente en toneladas de canapes adquiridos en Mallorca (no sé qué le ha dado a mi madre con Mallorca últimamente, pero se frotan las manos cada vez que aparece por la tienda) y un par de besugos muy serios hechos en su jugo al horno, con unas patatas, rodajas de tomate, ajetes y su chorrito de acetite de oliva. Brutales. De postre unos pasteles, de Mallorca también, que han generado la polémica del mes en mi entorno familiar. Nadie sabe cómo, pero yo me he comido siete pasteles mientras los demás han tocado sólo a cuatro. Esto ha provocado una airada discusión 3 contra 1 tras la que he sido derrotado y obligado a hacer el café.

El tema de los cumpleaños, y celebraciones en general, en mi familia es algo peculiar. Nunca le hemos dado una importancia excesiva a estos días, hasta el punto de que muchas veces se nos pasa el hacernos un obsequio, e incluso felicitarnos, y no nos damos ni cuenta ni nadie se siente ofendido. Intentamos hacer una comida rica y hacernos algún regalo, pero siempre de forma muy relajada. Si cae algo bien y si no también, es un rollo un poco testigo de jehová pero sin darle la brasa al resto del mundo. Eso sí, siempre procuramos hacer un papeo de calidad el fin de semana más cercano a la celebración en cuestión, pero tampoco hace falta un cumpleaños para que eso suceda porque lo hacemos con frecuencia. El caso es que nos entusiama darle importancia a las comidas, aunque la de hoy, con los canapés y lo sencilla que ha sido la elaboración de los peces, no haya sido el mejor ejemplo. Mi abuela no ha venido porque la hemos llamado y se acababa de poner los rulos.

Ayer yo no salí, estaba cansado y decidí quedarme en casa para llenar mi iPod de canciones. Me voy a Argentina el jueves y necesito disponer de mucha música para mi estancia y sobre todo para el viaje de 12 horas que me espera. Lo gracioso es que parecía que CF y Agr tenían un buen plan para ayer y me intentaron convencer para que saliera un rato, pero cuando les he llamado esta mañana para que me dieran el informe de lo acontecido, resulta que los dos se habían queado dormidos viendo la tele, no se llamaron y se quedaron en casa, así que hoy estamos los tres frescos como lechugas y no nos para nadie.

Me acaba de llegr un mensaje de Kurt convocándome mañana para celebrar su cumpleaños, que fue el lunes y ya lo celebramos él y yo solos con una opípara y engrasada cena. Esta vez es la Celebración Oficial con más gente. Ha pensado que mañana la idea-chapó es hacer un brunch, algo que tiene buena pinta y espero desde ya porque me encanta desayunar salado, soy el terror de los desayunos de los hoteles. Está bien tener un amigo como Kurt, siempre pendiente de las tendencias y de darle un toque frívolo y diferente a lo que muchos hacen de forma rutinaria y sin imaginación. ¿He dicho que está bien tener un amigo como Kurt? Rectifico, ser su amigo es lo mejor, y no sólo por los brunch, los conciertos petardos y su base de datos repleta de información absolutamente prescindible para el 99% de la población.

EL DATO: Yo suelo pesar 81-82 kilos, que para mi 1´88 de estatura está bien, pero esta semana estoy comiendo como un animal alimentos poco recomendables y no es que haya hecho mucho deporte. Pues me he pesado hoy y peso 81 kilos.

Un aplauso.

9 comentarios:

Nepomuk dijo...

Voy a empezar a tomar la sana costumbre de leerte con el estómago lleno. Si no, terminarás siendo no sólo tu perdición hepática sino también la mía.
(nepomuk vistiéndose para bajar a Mallorca a por canapés)

po dijo...

Creo que ya sé lo que pasa. No engordas tú; engordamos los que te leemos. Y es que nos entra un hambre con tus posts... que vamos, ahora mismo le voy a pegar un ÑAM enorme a la nevera.
Esto no puede ser. ¡Que se acerca el verano y quiero que me sirva el biquini, hombre!

por cierto, por cierto... ¿me has guardado un canapé del cumple? ji

Anónimo dijo...

esa báscula está rota

Saravá dijo...

Una pregunta un poco tonta: ¿Por qué decís a Mallorca y no al Mallorca? Al principio he pensado en la isla, pero claro quedaba un poco lejos...

Bo Peep dijo...

Veo que también en el tema Mallorca eres de los míos: siempre acabo comiéndome el doble que los demás. Y es que lo que yo les digo: es que no están a lo que hay que estar. Y luego se quejan.
Saravá, por dios, cómo vamos a decir al Mallorca, eso sería como nombrar al club de fútbol. ;)

dwalks dijo...

la comida es una de mis perdiciones y creo que se empieza a notar en este blog. espero que a través de mis palabras consigáis disfrutar de ella al menos un 3% de lo que lo hago yo.

po, siento decirte que devoré los tres canapés que quedaban ayer a las siete de la mañana. la próxima vez te dejaré uno.

saravá, es como lo de 2000 o del 2000... según me dé

si es que es eso bo, mientras que ellos comentan la buena pinta que tienen, yo me lleno la boca...

lucyinthesky dijo...

Muy mal con tu abuela: la teníais que haber llamado antes.

En cuanto al tema báscula: los kilos no son instantáneos. Te darás cuenta cuando llegue junio.

Y en cuanto a lo demás, pues eso, que buen provecho y que nos quiten lo bailao!

Saludos

El angel azul dijo...

Vale, plas plas plas plas. Pero yo tampoco engordo nunca y zampo como dos chicos de 81 kilos juntos. No tienes tanto mérito que lo sepas.

Troy dijo...

Muchacho... la grasa acumulada y los tejidos´lípidos son como los exámenes de septiembre, siempre te pillan desprevenidos.
Yo estoy terminando de engordar los turrones de Navidad.