lunes, abril 18, 2005

Qwalks Generation

Como ya comenté en mi anterior post, Qwalks I fue dado por desaparecido ayer domingo tras los gintonics del Pepe Botella. Lo que sucedió aún no lo tengo muy claro pero he estado haciendo memoria y la última vez que le ví, Rachel le cardaba el flequillo y lo dejaba en la mesa del bar. A partir de ese momento, no consigo avanzar en mi mente y no recuerdo más imágenes del pato, pero como soy un persona que mira hacia delante en esta vida he decidido asegurar la descendencia de mi fetiche dirigiéndome a Popland, en traje y corbata después de trabajar, para adquirir a Qwalks II, Qwalks III, Qwalks IV y Qwalks V, con el fin de que si se vuelve a repetir otra vez la experiencia vivida este fin de semana, sea más llevadero.

Esta es la foto de la investidura. Gran actitud.



* He puesto una moneda de 20 céntimos en primer plano como referencia del tamaño de la unidad Qwalks, ya que mucha gente lo imaginaba mayor de lo que es en realidad y he perdido mucho tiempo explicándolo. Como la moneda se caía, la tuve que apoyar en una bici en miniatura que tenia a mano, y como cabía en la foto y quedaba chula, también la he sacado. Y lo de la cerilla encendida aún no lo acabo de entender ni yo, pero cuando estaba preparando el escenario, he visto muy claro que era lo que hacía perfecta a la imagen. El efecto montaña del fondo, es mi bufanda.

Y esta es una composición con los Qwalks, mi mano zurda y mi blog, con la que intento dar sensación de resumen a los que me hayan leído durante el último mes y cerrar así este tema definitivamente.



También le he metido el filtro de acuarela a las fotos porque quedaban un poco cutres a pelo.

In memoriam

13 comentarios:

Amélie Poulain dijo...

Entendible el éxito de Qwalk. Una mezcla explosiva de Marilyn Monroe y Calimero. Esperemos que le vaya bien en su andadura solitaria de barras de bar. ¿En qué tipo de granja oxigenada se adquiere semejante fetiche?

Troy dijo...

No dejo de preguntarme cómo diferencias a Qwalks IV de Qwalks II...

Rateta dijo...

Ya llevo días temiéndomelo, pero hoy me he dado cuenta de que NECESITO a Qwalks VI...El problema es que vivo en Barcelona, pero lo encontraré!

Siempre me queda el consuelo de que quizá Kurt lo rescate del Pepe Botella y lo traiga para aquí en uno de sus viajes quincenales...Se me está ocurriendo que podríamos organizar algo así como el bookcrossing pero en versión Qwalks, es decir, vas escondiendo el patito en diferentes lugares de Madrid o Barcelona, y dejas pistas en tu blog para ver quién lo encuentra! Méditalo.

Bueno, enhorabuena por tu blog, ya hace tiempo que estás en favoritos!

would dijo...

No vuelvo a ser tu cómplice. Ese "Distráeme a la madre mientras yo me llevo las crías Qwalks como un lobo se lleva a las ovejas alejadas del rebaño", no me ha dejado pegar ojo en toda la noche.

Bo Peep dijo...

Ya ves, unas tenemos faldas y otros Qwalks. Si me dieran a elegir prefiero a estos últimos. Vamos, sin dudarlo.

Lucyinthesky dijo...

Y éstos recién adoptados, no se pelean entre ellos?

uma b. dijo...

y yo que les veo cara de impostores...

dwalks dijo...

Uma, por supuesto que son unos impostores, a imagen y semejanza de su dueño, experto vendedor de humo en esta vida.

de momento se llevan bien entre ellos, pero se lo comen todo

respecto al bookcrossing con los Qwalks, me temo que no es posible. estos patos son unos borrachos y podrían caer en manos de algún niño.

po dijo...

Una preguntita: ¿también hay Qwalks en Oriente?
Es que me planteo seriamente pedir uno a los Reyes Magos, porque este año he sido una niña muy buena y me lo merezco.
(o eso creo)

Johan Schnabel dijo...

Cuidado con las fotos que cuelgas, te arriesgas a que te lean las líneas de la mano y, lo que es peor, a que te las interpreten.

Nepomuk dijo...

Cónclave de Qwalks para elegir al nuevo Qwalks.

Fumata blanca para Qwalks, que decide llamarse Qwalks II.

Pero la cerilla, la bufanda y la bicicleta descolocan ¿eh? suena a rito mágico africano de protección contra el gin tonic.

dwalks dijo...

nepomuk lo ha visto, fumata amarilla que es más propia, dados los flequillos oxigenados que estamos tratando, pero lo ha visto.

la moneda simboliza la riqueza para el nuevo qwalks y la bicicleta, la libertad. la bufanda me supera a mi también.

johan, si alguien decide leerme las líneas de las manos con esa foto, puede entrar en conflicto. me apoyé un rato en una silla mimbre y creo que tengo más rayas de las que son habituales.

po, puede que un qwalks esté más cerca de ti de lo que imaginas.

Tony Tornado dijo...

¡Qué monos! ¡Cómo me recuerdan a mi campiña gallega!!!

¿Ya sabes los cuidados que requieren? Yo a los míos tengo que bañarlos una vez al día en su aguita medio estancada. Les va el rollo...

Bikachus