lunes, noviembre 08, 2004

Do the evolution

Hoy es el primer día de mi ya-no-estoy-de-baja, así que se supone que estoy lo suficientemente recuperado como para desempeñar todas mis tareas en el mundo adulto, aunque la realidad es que también estoy lo suficientemente inválido como para que me siga dando la sensación de que Marichalar camina mejor que yo. Adoro mi situación porque soy el hombre-compás cuando tengo que doblar una esquina, en una suerte de Mrs. Pierna Rígida vs. Mr. Rest of Dwalks (wrestling version)

Nada nuevo en la oficina y tras las obligadas rondas de besos (ellas) y de palmadotas en la espalda (ellos) me he sentado en mi sitio y aquí paz y después gloria, como si no me hubiera ido. En un pricipio, ha sido muy agradable la no existencia de una montaña de papeles esperándome encima de mi mesa -gracias al trabajo extra de mi jefe durante mi ausencia- pero esta sensación se ha ido tornando agria a lo largo de la jornada según me he ido concienciando de que ésto implica que estaré en deuda con él de por vida. He encontrado muchos e-mails en mi bandeja de entrada, 50 % spam, y me he dado cuenta de que borrar spam acumulado es muy adictivo porque cuando acabas con todo sientes como que has trabajado sin parar. El café de la máquina, tan malo como siempre, o más, mi paladar me ha recordado que me he pasado tres semanas comiendo en casa y que aún no ha asimilado el cambio. Ni yo, en general. Menos mal que mañana es fiesta.

Necesito comprarme algo.

Una foto de mi amigo Moz, que ha estado en Lisboa y no tenía otra cosa que hacer que sacar fotos desde la ventana de su hotel.



4 comentarios:

kurt dijo...

Volver al curro siempre es traumático. Pero deberías usar esa mirada alicaída de "soy minusválido, ayúdame" tan útil para que te traigan cafés y papeles de la impresora. Y para lo otro, pues casi que también. La caida de párpados vuelve a estar de moda.
Jo, las vistas desde la habitación de hotel de tu amigo son puro glamour, eh?

Anónimo dijo...

Marichalar camina mejor que tú. No es sensación tuya.

Welcome back... disfruta del desayuno bávaro en compañía, no seas egoísta.

uma b. dijo...

Stupendo, bienvenido a la vida no tan contemplativa. Me adhiero al consejo de aprovechar la languidez de tu mirada y la rigidez de tu pierna para obtener tratos preferentes varios. A ver si nos vemos pronto y me dejas sostenerte la puerta del garito.

PS: La foto de tu colega en lisboa es la que envía la columna drecha hacia abajo (redúcela, compañeiro).

dwalks dijo...

Gracias por vuestros consejos para convertirme en peor persona de lo que soy. De momento, lo único que he conseguido mediante el victimismo ha sido un clip.

Uma, gracias por tu observación, ya sabes que mi burrez no tiene límite (unlimited donkeyness?). Asunto resuelto.