viernes, septiembre 07, 2007

Descartes

He decidido terminar esta semana con un asunto que siempre me ha creado un ligero conflicto moral, y con el que ya de paso cerraré los posts dedicados a mis vacaciones de este verano para dedicarme de una vez a escribir sobre cosas menos tópicas. Se trata de los vídeos personales que cuelgo por aquí de vez en cuando.


Todo aquel que se meta en blogs con fotos, fotologs u otras páginas personales que incluyan imágenes del autor, habrá comprobado que la gente que pone sus fotos siempre sale guapa, molona (o esa es la intención) o, al menos, en lo que considera la mejor versión de si mismo, aunque esto es discutible porque a la gente se le nota mogollón que posa en las fotos, yo incluido, no puedo evitarlo. Esto no es nada nuevo, lo hacen nuestras abuelas y nuestros padres con las fotos que tienen en casa (según sus cánones estéticos, desde luego, que a estas alturas no me voy a discutir con mi abuela sobre si las fotos de comunión y bodas son tendencia decorativa). Es decir, todos enseñamos la fotos chulas y nos guardamos o destruimos las chungas o en las que simplemente no nos vemos favorecidos. Curiosamente muchas de las que no nos gustan son en las que a la gente le parece que hemos salido más normales, pero claro, como nosotros estamos acostumbrados a vernos en el espejo, y en el espejo todo el mundo posa de forma inconsciente cuando se mira y, además, tenemos una imagen invertida de cómo somos realmente, pues luego cuando nos vemos en una foto como somos en realidad pues no nos gusta y decimos que estamos fatal. Esto pasa mucho con las fotos en las que salimos de perfil, comiendo, hablando o riendo espontáneamente, vamos, las cosas que no detectamos en el espejo. Pues por mucho que duela, somos así, pero no pasa nada, la gente ya sabe eso que nos decepciona tanto cuando lo vemos en una foto, y nos quieren igual e incluso nos follan a veces. No hay que preocuparse.

El caso es que esto lo he pensado mientras le echaba hoy un vistazo a mi vídeo del post anterior y me he dado cuenta que todas las fotos que había puesto habían sido seleccionadas inconscientemente con el criterio "que en el vídeo la gente salga bien (en especial yo), que parezca que el verano no ha tenido desperdicio y que se note que yo no soy un turista como los demás). Bueno, pues dado que la mitad de los que me leen ya me conocen y saben que no hay más cera de la que arde, y que hoy tengo un día honesto, me he visto con la suficiente entereza moral como para sacar a la luz algunos de los descartes que he hecho entre las fotos de este verano. No es que tenga un método, pero los iré mostrando temáticamente para que se comprenda mejor:



1) Las postales. Sí , ya sé que todos los monumentos típicos están en fotos de internet y probablemente sacados con mejor calidad que la mía, que gasto mi tiempo y la memoria de mi cámara en algo que puedo cortar y pegar directamente de la red en mi álbum, pero no puedo resistirme: hago postales. Luego casi ni las veo, y realmente las saco un poco sin darme cuenta, joder, me parecen chulas en el momento y click, es lo que hay. También es cierto que tampoco estoy obsesionado con esto, pero mi objetivo es hacer cero algún día. Como ejemplos, el monumento al Holocausto desde un punto de vista con mogollón de sentimiento y solidaridad, una imagen única de la Puerta de Brandenburgo y una perspectiva secreta de la catedral.




2) Lo mismo que en el punto 1) pero conmigo enmedio. Esto es peor que lo anterior clarísimamente pero reconozco que también caigo de vez en cuando. A ver, si las fotos típicas de sitios típicos ya son una paletada (insisto, hay miles de fotos en internet exactamente iguales que la tuya), pues aún lo es más ponerse delante en plan "eh, que he estado, que he estado!!". Joder, si has sacado la foto es porque has estado. Pero nada, siempre acabo haciéndome alguna.

En la primera salgo con la columna de la victoria del Tiergarten, y en la segunda que me puse en tol medio del Pergamon para que se viera que soy muy culto y que voy a los museos. Como no podía ser de otro modo, la Justicia Divina me castigó por esta foto poniéndome a dos lesbianas mucho más cultas que yo a mi lado, pero muy feas y fatal vestidas para que no pudiera enseñar la foto con orgullo. Os aseguro que en el momento del disparo no estaban ahí. En fin, supongo que la cuenta está saldada.

3) Posturas no deseadas. A todos nos gusta aparentar que correspondemos con el canon de belleza griego en cuanto a proporciones, pero lamentablemente las fotos que nos sacan de forma improvisada nos ponen en nuestro lugar. Aquí estaba yo por Kreuzberg orientándome y me salieron estas piernas en la foto. Supongo que no tengo esta pinta el 100% de mi tiempo en movimiento, pero tampoco puedo negar que ese soy yo. En mi favor diré que esa foto la descarté porque quería que mi vídeo pareciera un viaje a Berlín y no un viaje a Lourdes a curarme de lo mío.

4) Momentos lamentables. Estábamos en Alexander Platz y yo vi un puestecillo donde la gente se sentaba y agarraba unos cilindros metálicos conectados a una cosa que medía algo. Yo lo vi y pensé que te dejaban probar algún artilugio relajante, o masajeador, o yo qué sé. El caso es que pregunté si podía probarlo y me dijeron que sí. Cogí los cilindros y una chica muy mona se sentó delante de mi y me dijo que era psicóloga. Me empezó a hacer preguntas personales y me dijo que los cilindros medirían el nivel de estrés que me generaban. Me preguntó qué me hacía sentir mal de mi vida personal, de mi familia, de mi trabajo, de mi vida sexual... yo empecé a flipar un poco pero contestaba todo el tiempo que nada en especial me hacía sentir mal. Los cilindros no medían nada porque yo estaba tranquilo, me hacía gracia ver a Seiai ahí mirando sacándome una foto y no los apretaba por los nervios ni nada, que supongo que era cuando medían algo. La psicóloga empezó a perder la paciencia conmigo y yo también, así que para salir del paso al final le dije que mi padre me hacía sentir mal a veces y apreté un poco los cilindros. Las agujas midieron algo y la chica me miró con comprensión. Acto seguido sacó de una caja unos libros de terapia familiar de la Iglesia de la Cienciología. Dije que no, di las gracias y me fui ante las miradas de odio de todos los que salen en esa foto.

5) Descarte por estética. Algún día explicaré mi afición a las orquestas de las fiestas de los pueblos. Todas las fotos que vienen a continuación corresponden a los carteles de las fiestas de Luarca, anunciando los grupos que iban a tocar. Estas fotos no las puse en el vídeo par ano romper la armonía estética

Superfan de Ablo desde ya

¿Soy yo el único que ve que algo no va bien en sus cabezas?

Mili y Ander. No sé qué tal serán en directo, pero Mili sabe que tiene dos tetas. Ander sabe que tiene que le mola Jack&Jones

No olvidemos que estas fotos han de despertar las ganas de ir a verles y supongo que algo de lujuria...

...ah vale, ahora sí, es que no había visto ésta otra foto

6) Descarte por dignidad. Esta es la última y quizás la foto más dura de enseñar. No me da miedo que se sepan mis defectos, pero dado que aún pertenezco a la especie humana, tengo un poco de ego. El caso es que en el vídeo del post anterior mostraba algunas fotos de nuestra afición favorita en Asturias, que era asomarnos a los acantilados, tumbándonos al borde para no tener una desgracia. El caso es que yo tengo mucho vértigo y, una vez vistas las fotos, he comprobado que no manejo mi cuerpo tan bien como desearía, generando poses como ésta. CF lo definió muy bien cuando vio la foto que me había sacado "joder dwalks, en ésta pareces una salamandra, ponte otra vez y relájate coño, que sales raro"

11 comentarios:

Tony Tornado dijo...

La última da mucho miedo, lo sepas...

Me recuerda a gollum reptando para conseguir el anillo...

Yo soy mucho de poner las afotos naturales, siempre digo que JL me saca más guapetón cuando me pilla desprevenido.

Qué pavor la Cienciología, ¿no?

Farala dijo...

Jo, cómo mola la Cienciología, soy fans. Me he tenido que tapar la bocota en la oficina para no despelucharme de la risa, qué grande todo y cómo molan las poses estilo fotolog. Yo, con lo que siempre me sorprendo, es con las fotos promocionales en las que la gente se ríe y carcajea. ¿Cómo las harán? ¿Les cuentan un chiste?

mogkumo dijo...

y lo peor de todo es descabezarte en esa última foto.. entonces si que pareces una lagartija que continúa moviéndose a pesar de la decapitación.
yo me niego a posar delante de lo que quiero retratar, que se estropea la foto! contigo se estropea menos, bribón..(parezco el tony)

Mj dijo...

(Oye y en ninguna foto, despeinado, que ya es mérito, ¿eh?)

Uniendo ideas y leyendo entre líneas...¿cómo serán los descartes de las fotos de los carteles de las orquestas?

Ava dijo...

Veo tus fotos sobre berlin, leo tus comentarios y me entra una gran nostalgia de esa ciudad, mi frase podria ser en este caso.
SIEMPRE NOS QUEDARA BERLIN.
Como siempre, un gusto leer su blog.
Su rendida admiradora desde tiempo atras.

Anónimo dijo...

Joer macho, eres mi héroe! Yo también tengo muchísimo vértigo y por lo tanto no me habría atrevido ni a acercarme ni reptando (o sí, pero tengo mucho sentido del ridículo también por lo que de una forma u otra no habría visto el acantilado)

dwalks dijo...

ya lo sé tony, la última foto es todo un ejercicio de humildad... en cuanto a ti, claro! todo el mundo sabe que tú ni posas ni escoges las fotos las fotos que cuelgas ;)

farala, supongo que la gente se hace treinta mil fotos con su mejor risa falsa y luego ya ve cuál le gusta. y lo de la CienTomlogía, sí, son muy extraños, muy de sonrisa contenida y de hacerte sentir seguro junto a ellos. brrr.

mog, lo que es de quitaypón en las lagartijas es el rabo, lo mío es más estilo pollo.

mj, ahí no hay descartes, las he puesto todas. son un descarte en conjunto.

ava, muchas gracias, sobre todo porque le he echado un vistazo a tu blog y con lo cuidado que está, lo lógico es que pensaras que soy un descerebrado.

anónimo, tú me entiendes ¿verdad? está claro. a veces hay que superarse, pero te aseguro que llevaba el culo tan apretado que hubiera podido cascar almendras. y bueno, yo no no tengo demasiado sentido del ridículo, la verdad. enfréntate a ello, puedes ir probando desde el primer peldaño de una escalera, o desde una cama.

Palomares dijo...

Esto de las fotos chungas en las que sale uno ha dado pie a un anuncio de Coca Cola Light que está muy bien:

http://www.youtube.com/watch?v=nJbVJCF52mM

Aunque no se menciona en ningún momento las fotos con postura de salamandra.

Hans dijo...

No,hombre, no te tortures tanto: el punto de artista ético y auto consciente te ha quedado de cojones, pero... ¿no es el descarte la esencia del arte, por pequeño que sea el alcance de éste? ¿Tú sabes la cantidad de basura que se desecha hasta que se seleccionan los doce cortes de un disco, los veinte cuadros de una exposición, las 14*62 viñetas de un album de Tintín?
BTW, yo también tengo un vértigo de cojones. Mis pesadillas son siempre de asuntos de mucho vértigo (la de esta noche, un poner).

DraB dijo...

No sé que me da más miedo del post: el acantilado, los cienciólogos o los carteles de orquestas.
Palomares, usted tiene un anuncio para cada ocasión. Impresionante.

nanyu fonseca dijo...

jo, y pensar que de una de esas orquestas saldra el nuevo bisbal un dia de estos... que miedo!