lunes, marzo 05, 2007

Finde review: Mano a mano con Iván, sábado movido y domingo estático

El viernes quedé para salir con Iván y enseñarle un poco algunos de los bares por los que suelo ir un día cualquiera. La verdad es que lo suyo hubiera sido quedar con alguno más de mis amigos, como suele ser habitual, pero se dio uno de estos extraños fines de semana en los que cada uno estaba por un lado y al final no tuvimos más remedio que echarnos un mano a mano que resultó bastante divertido. Hicimos un clásico Espiral Pop- Top of the Pops- Costello- Ochoymedio que no tuvo desperdicio. Además, no sé si era yo o qué, pero me dio la sensación de que íbamos acertando con el momento bueno de música allá donde llegábamos, tuvimos mucha suerte.

Nos fuimos del Ochoymedio en cuanto empezaron a atronarnos con esa música que ponen a partir de las cinco que ya no sabes si estás en un local musicalmente supertendencia o en un polígono de extrarradio, porque a mi no me la dan, eso que ponen al final es bacalao de toda la vida, aunque le pongan otro nombre. Una vez más me quedé con ganas de quitarle la copa a Belén Kan, que andaba por allí, y darle un par de tragos y así poder comprobar si el líquido de la bebida de su copa era el mismo veneno que la del resto de asistentes. Para el que no lo sepa, Belén Kan es la dueña del garito, y yo sólo quería saber si es algo más que una leyenda urbana que nos sirven garrafón a todos menos a ella. Mi timidez innata y las pocas ganas que tenía de ser detenido por la policía o de ser pisoteado por las chucktaylors de miles de modernos con pitillos, hicieron que me echara atrás, pero algún día me atreveré.

El sábado me llamó un tío que tengo en Valencia para pedirme por favor que me reuniera con un tipo desconocido para ambos, en un punto determinado de Madrid, para entregarle en efectivo un cuantioso pago por un objeto que le había comprado vía internet. A mi me dio rabia porque me apetecía cero ese compromiso tan a traición. A mi madre le dio directamente un amago de infarto porque estas cosas la preocupan mucho en general, siempre piensa que hay una mafia del Este loca por partirme las piernas, así que monta el número. Tras reanimarla y explicarle que no corría peligro y que eso de comprar por internet y quedar con gente que vende sus cosas era normal hoy en día, aunque yo nunca lo haya hecho, y que a mi sólo me molestaba que mi tío tuviera tanto morro, cogí el coche y me fui a la estación de metro de Las Musas (por La Peineta), que está lo que viene a ser bastante lejos de mi casa, pero bueno, en coche y con música se hace bien. Como me pillaba un poco de camino, me pasé a ver mi piso, que lo están construyendo y hacía tiempo que no iba, que ya va bastante mejor y yo creo que antes de jubilarme lo tendré. Se supone que me lo tenían que haber dado en febrero y, aunque últimamente va más rápido, sólo está hecha la estructura, menuda panda de golfos.

Me pasó una cosa algo curiosa y, es que mi futuro piso está bastante cerca de la casa de los padres de mi exnovia Ant, que era donde ella vivía cuando salía con ella. Desde que lo dejamos no había vuelto a pasar por ahí, pero el sábado, cuando iba conduciendo hacia mi piso y pensando en mis cosas, inconscientemente, no tomé el desvío adecuado y me planté delante de la casa de los padres de Ant sin darme cuenta, como si hubiera hecho el recorrido de memoria. Me quedé flasheado cuando caí en que había hecho con total normalidad un camino que llevaba casi tres años sin hacer y,sobre todo, porque no había caído hasta que estaba justo delante... y eso que había tenido que callejear un poco por su barrio y todo. Juro que tuve la misma sensación que si lo hubiera hecho hace una semana, que fuerte. Por supuesto, mi despiste no llegó al punto de subir a la casa y tomarme un café con madalenas con mis (estupendos) ex-suegros, pero el hecho de llegar allí delante con el coche y caer repentinamente en lo que me había pasado me descolocó un poco, luego estuve un buen rato con una sensación rara, me pilló muy desprevenido. Qué perro es a veces el subconsciente.

Luego fui al sitio donde había quedado con el tipo de internet y, resumiendo, no apareció. Cincuenta minutos estuve, habíamos quedado de cuatro a cuatro y media, y yo llegué pronto con intención de llamarle y que viniera al momento en cuanto apareciera por allí, que él vivía en esa zona. Le llamé varias veces al teléfono que tenía y nada, el contestador todo el rato, se estaría echando la siesta, pensé. Le mandé un mensaje y nada, no hubo respuesta. Llamé a mi tío y tampoco él le pudo localizar con el teléfono de su casa. Antes de pirarme, le llamé otra vez y no me lo cogió el muy cabrón, porque sonaba y no lo cogía, o sea, que él estaba ahí mirando el teléfono como sonaba y sin cogerlo. O sea, que seguro que le había vendido el ítem a otro desde que yo le había llamado para quedar por la mañana y me estaba ignorando. A lo mejor me estaba viendo desde alguna ventana y todo. Yo cogí, agarré y antes de irme le puse un mensaje así "gracias, tienes un barrio muy bonito, me ha encantado la excursión. personas tan legales como tú hacen que este mundo merezca la pena" y me fui. Luego me sentí mal por si me había colado o algo, y todo tenía una explicación, pero no me ha vuelto a llamar, así que hice bien. Mi tío se sintió un poco culpable, y aunque no era culpa suya castigué con unos silencios telefónicos muy de mujer dolida, aceptando sus disculpas y diciendo que no tenia importancia, con una voz muy neutra. Fue mi venganza, porque aunque todo hubiera salido bien, había sido un puto embolado.

Por la noche era la fiesta en la recién estrenada casa de CF, que contaré en un post aparte mañana o pasado, porque me está saliendo un churro de post que no me lo creo ni yo, y la fiesta da para bastante, os lo garantizo: gentes varias todas juntas, situaciones bizarras, mujeres, escotes, famosos y un final algo sorprendente. Prometo esmerarme.

El domingo me lo pasé en casa como consecuencia de un dolor de barriga producido por una mezcla explosiva durante la fiesta de CF. Sin querer dar muchos detalles para no quedarme sin post de mañana, doy la lista de ingredientes que se combinaron en mi estómago para no poder moverme de casa el domingo:

- Un sandwiches del chino de al lado de casa de CF: A ver, no fuimos cenados y para hacer base, me comí dos sandwiches preparados, ambos con mayonesas y salsas de esas que me hacen perder la cabeza.

- Un redbull: Estaba un poco cansado del día anterior y decidí empezar con un chute de excitantes

- Dos o tres puñados de riskettos: Llegó uno con una bolsa de los chinos y a ver quién se resistía

- Mil copas

- Tres porciones de pizza barbacoba: A alguien se le ocurrió pedir pizzas, y yo venga a comer en cuanto llegaron.

- Regalices de estos enrollados (de fresa): A una invitada le pareció muy divertido llevar una bolsa gigante a la fiesta. Menudo vicio.

- Más copas

El domingo estaba tan mal que pensé que me había arruinado el estómago para siempre porque tenía un dolor jamás sentido y muy agudo, una úlcera o algo, pero después de generar en mi habitación mi propia versión de las fallas a última hora de la noche, comprobé que sólo eran gases. Qué escándalo, por favor.

Eso sí, ayer fatal pero hoy estoy nuevo. Soy indestructible.

15 comentarios:

Iván Payá dijo...

Pues no entiendo tu dolencia porque después de empotrarnos esos tallarines ¿con carne? a la salida del ochoymedio, es inconcebible (palabra prohibida para Faemino y Cansado, por cierto) que nada pudiera deslizarse más allá de la base de cemento armado que debió de formar en nuestros estómagos ese mazacote que nos vendieron como "pasta".

Puedo construir frases más barroco-rococó-bizantinas, pero jamás me saldría como la que acabo de escribir.

Lo dicho, golfanta, que me lo pasé tetoncio contigo el viernes. A ver si la próxima se viene también Would. Aunque no será lo mismo, claro.

Abraçadas.

Rosco dijo...

A mi siempre me intrigó qué es el garrafón. He preguntado a gente corriente, que bebe y se lo meten (entre los que me incluyo), y a expertos (camareros y trabajadores de la noche). Nadie me ha dado una respuesta que me satisfaga, nada más allá de lo que todos ya sabemos.

nanyu fonseca dijo...

mujeres, escotes... suena bien esa fiesta: ya es mañana?

M. dijo...

Tendre que mirar detenidamente las fotos del ChochoyMedio a ver si veo a alguien que mire con cara wrara a Belen-Kan.

Aunque a mi me da que llegamos más tarde...

ex-fumadora dijo...

lo del ochoymedio es garrafón? qué dices...

Corredera dijo...

A ver si empezamos a hablar con propiedad. Lo del garrafón del 8 y 1/2 no es garrafón del 8 y 1/2, es garrafón de la sala Flamingo, que es la dueña del local y quien pone las bebidas. ¿A que en el Elástico no ponen garrafón?

Magenta dijo...

Hace tiempo recuerdo haber visto en la tele a Belén Kan diciendo en un programa de LaOtra que lo de las copas de garrafon de su bar era una leyenda urbana, y yo contestandole mentalmente "seguro mona, eso díselo a Dwalks".
¡¡QUEREMOS 'DE SABER' LA VERDAD!!

quefacilera dijo...

La idea de subir con naturalidad a tomarte el café a casa de tus ex- suegros me ha recordado el inquietante relato "Wakefield" de Nathaniel Hawthorne. Puedes leerlo por internet( lo acabo de comprobar)si te apetece.

Tony Tornado dijo...

Aí tengo que darle la razón a Correduar, D, que es la sala Flaming la que nos envenena, no BKan.

Cuando se hacía Shangay allí era lo bisbo Bkan no tenía nada que ver...

Qué pro-bloguer nos hemos vuelto finalmente, ¿eh?

Farala dijo...

Belén Kan aseguró una vez en JNSP que lo del Ochoymedio ni es garrafón ni es nada, y a nosotros la dueña de la sala nos propuso hacer un test ciego, pero al final quedó todo como en agua de borrajas, o sea que nada. Eso sí, yo había notado un cierto cambio de un tiempo a esta parte!!! Qué raro.

Para el que pregunta: el garrafón son botellas de alcohol que fabrican las mismas marcas de siempre DYC, Havana, J&B, Cacique etc. bajo su mismo nombre y marca pero que no terminan de pasar todos los controles de calidad -aunque sí los de sanidad, ojo-, por lo que se venden a los bares y discotecas a un precio más barato que el normal. Es lo mismo que el Zara y el Lefties o que Marlboro y L&M.

Iván Payá dijo...

Yo iba a escribir algo acojonantemente parecido a esto:

...el garrafón son botellas de alcohol que fabrican las mismas marcas de siempre DYC, Havana, J&B, Cacique etc. bajo su mismo nombre y marca pero que no terminan de pasar todos los controles de calidad -aunque sí los de sanidad, ojo-, por lo que se venden a los bares y discotecas a un precio más barato que el normal.

Pero Farala se me ha adelantado... XDDD A mí esto me lo contó un amigo que ha tenido varios bares. Primera mano, vamos. Al proveedor puedes pedirle "calidades" (hay varias dentro de un mismo producto con la etiqueta idéntica), según la pasta que te quieras gastar.

Por lo visto. Claro. Besorrrrr!!

MB dijo...

A mí también me pasan esas cosas. Antes vivía en otro piso, y lo de ir en metro a mi ex-casa me pasa tanto que ya tengo controlada la ruta ideal para volver a la actual. Con las ex-casas de mis amigos también me pasa. A veces me encuentro haciendo planes para visitar a alguien al salir del trabajo que, por supuesto, ya no vive allí, sino a 600 km. Y a veces (menos) tampoco me doy cuenta hasta que estoy en la puerta. Afortunadamente siempre he podido solucionarlo de forma discreta antes de llamar al timbre.

Cesárea Tinarejo dijo...

A mi madre le pasó que fue al notario a una firma y esperando esperando esperando se empezó a dar cuenta de que ese piso le sonaba de algo: era el piso dónde vivió con mis abuelos hasta los 10 años!! Todo seguía igual (quiero decir, que no habían tirado ningún tabique)... Estuvo una semana deprimida y pensando en cirujía estética. Le afectó más que ser abuela!

dwalks dijo...

debo admitirlo, el viernes me tomé dos copas en el ochoymedio y acabé perfectamente. he hablado por pura inercia.

así que nada, disculpas a bkan si he usado su nombre en vano, aunque mantengo que me he cogido unos oñazos en el pasado con dos copas que no eran ni medio normales.

Tony Tornado dijo...

Creo que lo que dice Faraloleiro también es cierto. de un tiempo a esta parte, parece que los resacones son menos en los días post Chochoandahalf...