martes, marzo 06, 2007

Esto no es la fiesta de la casa de CF

Por supuesto que tengo una opinión política, y otra sobre los partidos que forman el gobierno y todo eso, que ahora es muy tendencia. Y sobre el caso de De Juana Chaos también, o estoy en ello, porque no me importa reconocer que me crea un conflicto interno este tema, o sea, que depende del día, lo que escuche o lo que lea, me surgen algunas dudas u otras. Es decir, desafortunadamente aún no me veo yo en condiciones de decir al mundo que estoy en posesión de la verdad. De momento, sigo leyendo, observando y escuchando.

Si te conozco, probablemente también tenga una opinión sobre lo que sé de ti, tu forma de entender la vida, sobre tu trabajo, sobre cómo te relacionas con tus amigos o familia, sobre tus gustos, sobre tu educación y sobre tu pareja. Y sobre muchas más cosas que no se me ocurren ahora mismo, pero entre ellas podría estar cómo opinas sobre las cosas cuando hablamos de algo. Y si no te conozco y me lo cuentan, no podré evitar formarme una idea, aunque no sea conscientemente. Seguramente a ti te pase lo mismo conmigo, estaría bueno. Para mi, tu posición política es una cosa más, ni más ni menos.

Por respeto, no suelo juzgar las opiniones de los demás si no tengo mucha confianza, me dan pie a ello o son cosas que no me afectan directamente, y me pone bastante nervioso la gente que escupe sus verdades sobre cosas que por su propia naturaleza, cuanto menos, admiten algún que otro punto de vista más o menos justificado, sin tener en cuenta que puede estar insultando indirectamente al que le está escuchando (o leyendo) por el simple hecho de no estar 100% en sintonía con él. Y oye, que me da igual que yo esté de acuerdo con esa persona o no, me refiero a la actitud esa de "esto es así, así y así ¿te enteras?". Porque no, porque eso lo estás diciendo tú, y que me calle no significa que esté de acuerdo contigo o con tus formas. El tema lo has sacado tú y se acabará cuando tú termines, que yo ya sé lo que pienso, que tengo ojos y orejas como tú y proceso la información que hay por el mundo como me parece, como tú. Porque esto es un hecho, hoy en día es complicado escuchar una opinión política (y voy centrando el tema) que omita un recadito, más o menos agresivo, ridiculizador o despectivo al del "otro bando". Los de un lado y los del otro, qué rollo, de verdad. Y bien que se ofenden cuando pasa al revés.

Por mi parte, pienso seguir tomándome las conversaciones sobre política como me las he tomado siempre, escuchando y sintiendo curiosidad por la gente que cuando habla, procura tener en cuenta que no siempre el que tiene delante es de su opinión, y razona sin caer en ese "y el que no lo vea es tonto" que tanta pereza me da. Eso sí, me encanta la gente escéptica, crítica y con un cierto sentido del humor que sabe explicar con argumentos los defectos del de enfrente, y también sabe hacer un esfuerzo para valorar alguna cosa que no esté tan mal, que si no es que no me lo creo. Esté de acuerdo o no conmigo, insisto. De verdad, cuando una persona me transmite estas sensaciones, ya me intereso yo por él y por lo que dice, no hace falta que venga a meterme su mensaje con un embudo. Y cuando esto es así, también me sale dar mi opinión, como en cualquier otra cosa, vaya. Y que conste que yo sobre chorradas o cosas más impersonales (música, cine, la estética de la gente que pasa por la calle en general...), soy el tío más talibán del mundo y no me corto si tengo que opinar, picarme o dar caña, pero para otras cosas prefiero tener más cuidado.

Hoy decía la Doctora B que un poco de crítica constructiva no vendría mal para estos temas que nos remueven un poco y generan tanto debate y calentura. Pues eso, que si alguien quiere un resumen de lo que he dicho, vendría a ser eso.

Otro ejemplo: Would y yo no estamos muy de acuerdo en algunas cosas. Un día, hace tiempo, tuvimos un amago de enganchón verbal por una de ellas, nos dimos cuenta, paramos y ahí se quedó la cosa. Desde entonces, como de vez en cuando salen estos temas y no lo puedes evitar, no hemos dejado de hablar de ellos por el hecho de habernos puesto toreros en el pasado, pero eso sí, no podemos poner más cuidado en intentar que no nos vuelva a ocurriros lo mismo, así que nos escucharnos procurando no torcer mucho el careto o intentamos explicarnos lo que pensamos sin agredir demasiado, e incluso a veces nos preguntamos cosas y todo! Un poco tenso sí que es, pero esto dice mucho de él, porque yo sé que a él le cuesta más que a mi morderse la lengua.

Y ya, que esto iba a ser una fiesta.

21 comentarios:

Iván Payá dijo...

Joder... Touché, amiguito. Cuánto te admiro por tu actitud. Y os admiro a Would y a ti por poder hacer eso que hacéis.

Yo, por mi parte, he desarrollado una tendencia bastante insana. Llevo años intentando hablar de política con ciertas personas de mi entorno, y de una de ellas sobre todo nunca he recibido más que desprecios e insultos velados a cuenta de mis opiniones. ¿Qué he hecho yo a raíz de esto? ¿Cómo he reaccionado? Pues lamentablemente, y en vez de mantener un espíritu crítico e inteligente, cuando está él por medio (y quizá también cuando no lo está, lo que es preocupante) me he "talibanizado" y caigo en muuuuchos de esos errores que describes en tu post.

Que esa persona me haya despreciado tan a menudo no creo que sea motivo para mi radicalización. Igual me he vuelto un poco como él. Qué mal.

En fin, que gracias por el elemento para la reflexión, mullallo.

Abrazos.

DRAB dijo...

Totalmente de acuerdo.

Y eso es justamente a lo que me refería. Yo suelo dar la razón a la gente en sus blogs si estoy de acuerdo, pero nunca critico a la gente con la que no estoy de acuerdo porque es mucho más fácil hacer asentar la cabeza que criticar sin herir.

drab dijo...

hacer asentar la cabeza???

asentir la cabeza.

Cada día escribo peor.

En qué estaría pensando yo...

Cesárea Tinarejo dijo...

Reirte de cómo la gente se viste y demás es reírte igualmente de lo que piensan, en parte... Pero una cosa es reírte no dándole importancia y otra muy distinta es eso del "esto es así, así y así ¿entiendes?".
Yo voto al PP, aunque nunca he sido demasiado patriótica. Eso, en la facultad de humanidades es bastante peligroso: ahora para ser intelectual sólo se puede ser de izquierdas y cuánto más radical, mejor.
Ahora llevo 3 años en el alemania, todavía en la facultad de humanidades; y me pongo MALA cuando veo carteles anunciando conferencias de Otegi y compañía y a los "intelectuales" de por aquí diciendo que España es un país de fascistas y que pobrecitos los vascos que están oprimidos por Franco (sí, todavía dicen esas cosas) y que cómo no se van a defender con atentados...
Ni falta que hace decir que ahora soy bastante más radicar con el "esto es así, así y así ¿entiendes?" cuando un alemán me intenta explicar cómo se oprime a la gente en el país en el que he vivido 23 años y él sólo 2 semanas, y en la playa.
De Juana tenía tenía que haberse quedado donde estaba.

Iván Payá dijo...

Cesárea, pues qué mala suerte que has tenido con la gente allí en Alemania. Yo sólo pueo hablar maravillas de la gente que me he encontrado en mis estancias en el extranjero (hombre, aunque de todo hay, pero hablo de la mayoría), sobre todo en las cortas en Alemania, Francia, Inglaterra o Irlanda, y de todos los belgas, italianos, alemanes, polacos etc etc con los que conviví en Polonia. Me sorprende que comentes eso porque siempre me ha sorprendido (valga la rebuznancia) que en general el europeo medio (que yo he conocido, claro) está bastante al tanto de cómo son las cosas en España realmente (con sus virtudes y sus carencias, por supuesto, que no son pocas por cierto en mi humilde entender). Vamos, que yo, igual es que he tenido mucha suerte, no he oído (prácticamente) ninguna barbaridad de ésas que tú sí has vivido.

Besos y abrazos.

Cesárea Tinarejo dijo...

O yo muy mala... de todas formas estoy hablando de los pseudointelectualoides, y esos son una raza aparte allá donde vayas.
Llevo 3 años aquí, así que el europeo/alemán medio no tiene que ser tan malo, no?

Iván Payá dijo...

Joder, pues 3 años no es precisamente poco!! Por eso me sorprende (y entristece) lo que cuentas, en caso de que la gente que tú has conocido sea el reflejo de toda una sociedad. Si es así, qué pena.

Bueno, un abrazo.

P.S.- Dwalks... y la fiesta prometida?? Queremo de enterarno!!

mogkumo dijo...

El hecho de que haya personas aquí que defiendan a Fidel Castro no me va a hacer justificar la política exterior de Bush, no sé si me explico Cesarea... Esa división categórica entre bueno y malo, blanco y negro,...

cesárea dijo...

no entiendo qué tiene que ver eso

Hans dijo...

Ottiá... pos no sé yo si darme por aludido en esta entrada, jatetú.

Hace tiempo que tengo -en borrador, a medio pergeñar- una entrada un poco densa (no olviden, amigos: it's Hans who's writin'. Thrill!) con una reflexión acerca de la tolerancia y la esencia del concepto de liberalismo en sentido estricto. No sé yo qué hacer en cuanto a su publicaçao...

allende dijo...

yo hace tiempo que , depende con quién, intento evitar las conversaciones de política. La cosa se va calentando por momentos y acabo dandóme cuenta de que no me gusta verme fuera de mis casillas.
Al final se cae en la trampa de gente con la que es imposible hablar, argumentar o exponer un punto de vista distinto. y no mola.

would dijo...

A Iván no le gusta hablar de política tampoco. Apenas lleva 3 comentarios en este post.

Iván Payá dijo...

Toma, el cuarto.

Pa que te jodas.

dwalks dijo...

lo que diga cada uno en su blog me parece bien, nadie está obligado a leerlo o a discutirlo. eso sí, creo que el tono en el que se diga, puede ser la clave para que se animen a discutir y ponerte a prueba incluso los más críticos, que es lo que mola, o correr el riesgo de atraer en altos porcentajes sólo a los trolls o los que te dan la razón directamente, que no deja de ser un rollo. y todo esto sin cambiar una coma en el discurso, oiga.

pero bueno, yo con mi post me refiero más a esta tendencia evangelizadora-agresiva-invasiva que veo tanto ahora: comentarios despectivos sistematicos que no vienen a cuento en conversaciones de grupo relajadas, reenvíos de sms o e-mails panfleteros (qué falta de respeto), comentarios en blogs fuera de lugar metiendo caña desde el principio...

hans, a mi lo que me sorprende de tus opiniones es que con lo concienzudamente que las argumentas, según tus criterios, luego uses tantas descalificaciones para acompañar tus explicaciones, que no deja de ser un recurso innecesario si lo que explicas se aguanta por su propio peso. pero bueno, tú pareces un tío de natural muy vehemente, que no tiene por qué ser malo, y además te ha ido bien en la vida, así que esto que digo es muy subjetivo, sin duda.

doctora ¿y qué tal "asentir con la cabeza"?

iván, a ver si te crees que siempre mantengo esta pose, que yo también he saltado y me he metido en berenjenales, pero como me frustro mucho, cada día estoy más convencido de que a mi lo de hablar de política me sienta muy mal. ya tengo un voto, y ya lo usaré, aunque sea en blanco, que para eso está. ¿tú también tienes uno, no?

hombre cesárea, un punto de frivolidad nunca viene mal, aunque sea con los trapos de la gente. yo creo que el sentir general de europa es de repulsa total al terrorismo, sin matices. que cuatro iluminados contracorriente-que-si-no-no-molo se pongan del lado del pequeño (sobre el papel) porque es más romántico, no creo que sea representativo. la mala suerte es que te los hayas encontrado a todos juntos!

lo de mogkumo está muy claro ¿no? dar por hecho que sólo hay dos posturas posibles, puede ser un mal comienzo. que tú me llames feo no me tiene que dar pie a defender que soy muy guapo. vale, lo estoy liando más... ¿mog? ¿mog..?

would, deja de provocar que sólo sabes crispar. si no tienes ni puta idea de lo que hablas no abras la boca. puto troll...

allende, pues así empecé yo, hija.

Hans dijo...

No, hombre, no es una análisis nada subjetivo: es muy acertado; lo que pasa es que no sabías que en swahili noroccidental, 'Hans' significa 'el que es dementemente vehemente' :-D

Tony Tornado dijo...

"Los comentarios en blogs fuera de lugar metiendo caña desde el principio" siempre han sido mi especialidad.

Lo malo es que soy monotemático y siempre tiro p'al mismo lau...

:P

Maggie Wang Kenobi dijo...

superafavor de entender al otro y de no ser talibán, que no que no, salvo en cosas petardas. Eso sí, a mi persona se le debe veneración siempre y sin discusión. Bésame el pie ahora pispo.

cesárea tinarejo dijo...

dicen que mañana va a llover...

e-jay dijo...

Hoy yo la he tenido en el trabajo por motivos religiosos, que es otro gran tema. He conseguido controlar mi ateísmo taliban. Y cuenta la fiesta...

Iván Payá dijo...

"Talibán neeeegrooo..."

(Cantar con la melodía del anuncio de "Tulipán Negro")

Anónimo dijo...

Mi voto progresista

Que personas como yo, nacidas en el mundo obrero, de padre minero y madre sirvienta, hablen o, sobre todo que escriban de política, está todavía considerado, según algunos, como un atrevimiento que no me corresponde ejercer, pues según ellos y ellas sólo aquellos sujetos que han ido a la universidad o son de familia notable parecen tener ese derecho y ese privilegio de opinar como funciona o como debe de funcionar el Estado en el que se supone, ahora, todos somos ciudadanos de pleno derecho. Quizá sólo sea una casualidad, pero hasta ahora sólo algunas de esas personas que apoyan y son partidarias del Partido Popular me han hecho este tipo de comentarios, y si no me los han hecho directamente me lo han sugerido. Sólo estas personas de ideales conservadores como el señor Rajoi asumen también, de manera muy chabacana en sus comentarios y en completa contradicción con lo dicho anteriormente, que ya no existe en este país ni la izquierda ni la derecha, y que al parecer ya no es necesaria la lucha de clases sociales que tanto propugnamos los todavía rojos como yo, pues al parecer en esta sociedad occidental somos ya una sola clase social en la que al parecer todos tenemos el mismo poder adquisitivo, el mismo trato de usía, el mismo coche de lujo, el mismo derecho a tener sirvientas –rumanas o ecuatorianas por supuesto-, dos o tres pisos vacíos y una casa con jardín. ¿Qué será que todavía yo no me había dado cuenta de que si no tengo todo eso es porque no quiero, y que sólo es necesario esperar a tener un golpe de suerte, y que tal vez dentro de unos años, si me toca la lotería, aunque siga siendo un cazurro peón de albañil pensionista, pueda presentarme a las Cortes en las filas más notables del Partido Popular? De todas formas no por ir en la lista de un partido claramente conservador tendría que renunciar por completo a mis ideales de lucha obrera y marxista, pues al parecer el señor Rajoi ya se considera también un defensor del currante, pero sólo del currante obrero español, supongo. A los currantes rumanos, búlgaros, ecuatorianos, colombianos, nigerianos o marroquíes, sólo los quiere ver trabajando en la España de sol a sol y, por supuesto, aprendiendo y practicando sólo costumbres y forma de vida española, pero a los que no tienen papeles o no se sienta españoles les da igual que sigan naufragando en el estrecho. Viva España es su mejor lema político, viva España vieja y rica, de pueblos abandonados en su interior y sazonada de extranjeros en las costas de Canarias, Andalucía y Levante, extranjeros con prestigio, que aunque no hablen español nos dejan buenos dineros, chalet de lujo en las playas y una tontuna de noches en las que reina el alcohol.
Tampoco me faltan frases para alagar a ese otro sector de la política española llamado Nacional Catolicismo, ese que ha mostrado sus garras de nuevo, afiladas de fascismo y de ideas ultra conservadoras, contra el gobierno liberal del Partido Socialista. Con ellas se vistió también de gala el insigne candidato a la presidencia del PP, cuando, tras su gesto de santo beatificado, proclamó a los cuatro vientos que si llega a gobernar quitará algunos derechos de algunos ciudadanos como el derecho de los homosexuales a contraer matrimonio o las leyes de igualdad en las listas electorales entre otras del mismo calibre liberal que no le gustan.
La Falange ha despertado y está de nuevo ocupando un puesto político importante en esta España profunda que todavía se debate entre un gran sector de la sociedad española. No hace falta ser muy listo para darse cuenta de este hecho, pues empezaron dándole empuje a estas ideas de la familia tradicional desde el PP, el partido más importante de la oposición, y sin ningún reparo, el señor Zaplana y Acebes intenta convencer al pueblo que el atentado islamista del 11 de marzo del año 2004 no sólo fue hecho en colaboración con ETA, sino que además implicaban como instigador del mismo a Zapatero. Esos mismos comentarios absurdos se han ido escuchando y escribiendo, desde que el PSOE ganó las elecciones, desde ese otro mundillo de la prensa reaccionaria, de contenido claramente franquista y religioso como la cadena COPE o de contenido investigador y de suspense como el diario el Mundo, para ensalzar el ánimo de los retrógrados de siempre y convencer de paso a ese sector de obreros españoles, que no entiende de política ni a esos señores de la derecha quieren que entiendan, para así poder llevárselos a su huerto y manejarlos a su antojo. También en el mundo rural y barrio bajero de las grandes urbes españolas, están actuando algunos fachas desde esas seudo sedes políticas de PP, que son los bares y tascas de tertulia chabacana, arremetiendo contra el gobierno actual con comentarios tan ilusos y falsos como que la culpa del paro la tienen los inmigrantes o, que debido a que hay tantas mujeres en el gobierno, el país está cada vez peor administrado.
Yo no quisiera ser tan alarmista como el señor Rajoi y no pensar, desde mi otro punto de vista de liberal, que vamos hacia otra dictadura, como él piensa que esta España Unida Grande y Libre, gobernada por ahora por rojos como Zapatero, se va a romper de un momento a otro, pero si quiero poner mi punto de apoyo a toda esta política social del PSOE, pues en lo económico todos o casi todos sabemos de quien depende que esto esté como está y la solución la tienen ellos, los que manejan el capital, pero en lo social seguramente con los del PP iremos de nuevo para atrás.
En definitiva que el señor Rajoi, Presidente del Partido Popular, nunca va a defender los intereses del trabajador para que estos adquiera una posición social igual a la de su amigo Pizarro, en todo caso si gobierna procurará que tenga trabajo con un sueldo mínimo, pero sólo para afianzar el voto retrógrado y conservador para la próxima legislatura. Si se debe a la iglesia y a esos sectores conservadores y ultra conservadores, seguramente no concederá más derechos sociales y tratará en la medida de lo posible de que la empresa privada pague menos impuestos, incrementando, para compensar la perdida de dinero Estatal, los impuestos indirectos. Así funcionan todos los gobiernos de derechas; y, como gobiernos claramente de izquierdas no hay en este país para muchos años seguidos, es por eso que la lucha de clases seguirá presente en todos los Estados occidentales y no occidentales. Cuando la economía vaya en receso, ¿Quiénes creéis, vosotros obreros populares de voto popular, que van a sufrir las consecuencias, esté o no gobernando el Partido Popular? No nos engañemos, si quienes dirigen las filas de este partido son quienes todos sabemos, ¿vosotros, obreros y currantes, creéis que van a defender vuestros intereses, más que lo hace un partido liberal y progresista como el PSOE o Izquierda Unida? No, el PSOE no es hoy en día un partido claramente de izquierdas, lo sé, pero de lo que no me cabe duda es que es un partido progresista, que apuesta por la igualdad de derechos entre todos los ciudadanos que vivimos en este Estado, atreviéndose incluso a implantar leyes que algunos sectores ultra conservadores como la iglesia y el PP han querido censurar de inmediato con una serie de manifestaciones callejeras de gente ilusa. IU quizá entra algo dentro de esa línea más izquierdista que a mi me gusta y aunque le quite algunos votos al PSOE, es bueno que siga hay, en tercer puesto político en las listas del Congreso y del Senado. Como seres humanos que son, sus dirigentes también tienen sus fallos, porque nadie es perfecto, pero los que si queremos saber, opinar e intervenir en política, aunque seamos unos pobres obreros, sabemos discernir quienes forman sus directrices o de que capa social son muchos de los dirigentes políticos de estos dos partidos que se merecen seguir formando gobierno y tratar de impedir que lleguen al poder la ultraderecha que hoy en día, lamentablemente, dirige al PP.