martes, enero 16, 2007

Potatoes with Rockets

Este título tan estrambótico es la traducción que da Google a "patatas con voladores", el tema estrella en los comments del post de ayer. Lo he puesto porque últimamente soy muy fan del traductor de Google. Es una absurdez, pero Google da la posibilidad de traducir al inglés cualquier página escrita en español (os metéis en http://www.google.com/, buscáis lo que sea, y abrís la página que queráis con la opción "Traduzca esta página"). El resultado: traducciones literales de los textos, que hacen que lo que se lea sea difícilmente comprensible pero, eso sí, muy gracioso, sobre todo cuando el texto lo ha escrito uno mismo. Echad un vistazo a vuestros blogs con esta modalidad, o a vuestros comments en el link que he puesto, para haceros una idea. Lo del título, pues nada, que google traduce "voladores" dándole el significado de "cohetes", y por eso te sale "rockets" en la traducción, que cohetes se dice rockets en inglés y así en muchos países.

Hoy os voy a dar la receta de las patatas con voladores, que es una receta de mi casa de toda la vida, y una de mis comidas preferidas, está buenísima, mi madre la clava.

Antes de eso, os explico que el volador es como una especie de calamar pero más grande, que suele venderse fresco en los mercados dignos, pero no es obvio encontrarlo. Creo que también se pueden comprar congelados en "La Sirena", esa tienda de culto en la que se congela absolutamente todo y que me fascina porque tienen DE TODO, pero en mi casa la comida es asunto de estado y siempre los comemos frescos. Para hacer a la plancha, el volador no es tan agradable como el calamar o la sepia porque es algo más duro, pero para los guisos va fetén porque no se queda blandengue, que da un poco de grima cuando te pasas del punto con los calamares. También es algo más barato y es fino de sabor y textura.

Lo malo que tiene el volador es que, al menos en Asturias, de donde es mi familia, se le le denomina como "potarro"(*), y aunque no es exactamente "potorro", pues no puedo evitar que me dé un escalofrío por el cuello cuando oigo a mi abuela preguntarnos que "si nos apetece comer potarro", o escucharla hablar de potarros con sus amigas mientras meriendan. Salvo eso, por mi parte todo guay en lo que se refiere al tema potarro.

Potatoes with rockets, por los Walks (a.k.a. con voladores, a.k.a. con potarros)

Para cuatro personas a las que les guste mover bien el bigote, se necesita:

- Una olla super rápida o una normal.
- 1 kilo de voladores o potarros.
- Cinco patatas medianas.
- Media cebolla, un pimiento verde, un par de tomates pelados y sin pipas (trocear todo).
- Una cucharadita de pimentón dulce.
- Un chorrete de vino blanco.
- Ajo, perejil y cominos si te gustan, a nosotros sí.
- Unas gambitas peladas.
- Aceite, agua, sal, cuchara de palo.

Receta


1) Si sois un poco espabilados, conseguiréis que el pescadero os limpie los potarros. Si sois más bien sosainas, no le diréis nada por puro corte y os llevaréis los potarros sucios a casa y tendréis que limpiarlo vosotros mismos. Esto es, sacarle las tripas (abriendo por la mitad y metiendo el dedo, lavando bien todo) y quitarle la pluma (como le gustaría hacer al padre de alguno de mis lectores con sus hijos). La pluma es una especie de cartílago que tienen esto bichos que está muy duro y es desagradable para comer si no se quita, porque incordia y hay que anda sacándoselo de la boca en medio de la comida haciendo ruidos desagradables, pero no sabe a nada. Es como lo de los chipirones.

Una vez abiertos y limpios, estiráis los potarros en una tabla y los cortáis en tiras o cuadraditos. Se recomienda hacer los trozos grandes porque luego encogen bastante, es un timo de bicho.

Luego os laváis bien las manos, los cubiertos y tablas que hayáis usado, que si no luego os huelen las manos como si hubieseis hecho el guarro con alguien en los bajos de Aurrerá.

2) En la misma olla donde se hará todo, se sofríe la cebolla, el pimiento verde y tomate (echar el tomate lo último) hasta que casi tenga pinta de sofrito (todo hecho sin estar churruscado ni crujiente, con el agua que suelta el tomate bastante reducida y con buena pinta, coño). No pongáis el fuego muy fuerte para el sofrito, que si no se os arrebata todo aquello y se os quema. Fuego medio ¿eh?. Podéis echar un poco de sal, pero yo esperaría al final porque el volador suelta agua salada y al final se nota mas de lo que parece. Si, efectivamente, os habéis lavado las manos, mientras se está haciendo el sofrito y tal, podéis aprovechar para abriros una cerveza y para tocarle un poco el culo a vuestra pareja si la tenéis a mano, y daros unos besos, que hay tiempo. Ante todo, se cocina con cariño. Yo me pongo música porque no me queda otra, pero con la cocina Dwalks, el softcore está permitido. El hardcore no, que estamos cocinando y la liamos.

3) Cuando el sofrito esté casi, echáis los voladores hasta que se hagan un poco, o sea, no los tengáis hasta que estén de duros como el beicon de la crispi burguer, simplemente que se haga un poco un poco y pierda ese color y textura tan propios de las criaturas del las profundidades del mar. No sé explicarlo mejor, pero se entiende. Esto es para que los voladores cojan el sabor del sofrito, pero no se tienen que cocinar demasiado a fuerza de tenerlos ahí.

4) Cuando ya esté el sofrito con el potarro hecho, como os he dicho, retiráis la sartén del fuego (es importante) y echáis el pimentón y el chorrete de vino blanco y lo revolvéis un poco todo para que se mezcle y no se hagan pegotes de pimentón, que no molan. Insisto, echar el pimentón con el fuego quitado, que se quema muy fácil y luego sabe la comida a rancio y parece que la culpa ha sido mía.

5) Se cubre todo con agua. Esto depende de cómo os guste la salsa (tremenda) de trabadita. Si os gusta ligera, echáis el doble del producto que haya en la olla. Si os gusta un poco más espeso, cubrís un poquito más de lo que haya en la olla y fenomenal. Id preparando pan para barquitos en este caso.

6) Antes de poner el tema al fuego, se espachurran en un mortero (majar, se dice) un diente de ajo (dos, si son de los canijos o los que venden los gitanos del rastro), perejil (no cortéis, si no os gusta encontrarlo por ahí, luego se quita y punto, pero da un sabor acojonante) y los cominos en polvo (si os gustan, dos o tres sacudidas de bote, esto es mas personal pero le va de vicio a esta comida. Si sois milindres con las especias, pasad del comino). Se le echa todo esto al sofrito con los potarros y el agua. Os recuerdo que TODO se ha hecho directamente en la olla, no hace falta empezar con una sartén ni nada, es guay esta receta.

7) Se tapa la olla (yo lo hago con la super rápida) y se pone seis minutos desde que hace fssss, creo. Vamos, son seis minutos de olla rápida, ahora no sé desde cuando se empieza a contar, la verdad.... Si tenéis una olla normal, o una perola, se deja hirviendo hasta que las patatas estén ricas, esto es, que ni suenen como manzanas cuando la muerdas, ni que se te desintegren como un polvorón al metértelas en la boca. Sentido común y estar pendiente. En el caso perola, fuego bajo desde que empieza a cocer el asunto.

8) Si os apetecen las gambas, abrís la olla rápido cuando esté todo recién hecho, las echáis y, con el propio calor del momento, se hacen solas. Las gambas son majísimas.


Es todo, misterio resuelto. Si alguien lo hace algún día, que me comente a ver qué tal. Si hay dudas, en los comments las vamos resolviendo. Igual me he colado en algo, porque nunca la he hecho entera yo sólo, pero más o menos va así y la cocina no son matemáticas, o sea, que tampoco hace falta ir al milímetro.

¡Que os comáis unos buenos potarros!

(*) Os ejo la prueba de que al volador se le llama potarro en Asturias. Se trata de una página escrita en bable, en la que uno cuenta una anécdota. Yo creo que poniendo un poco de buena voluntad, se medio entiende, en fin, para el que tenga curiosidad. ¿Os podéis creer que yo medio sé hablar así si me pongo?

17 comentarios:

mogkumo dijo...

Entre las violaciones de la clavija negra en el ujero blanco y que el pescatero te limpie el potarro, se está poniendo esto de un ordinario que no me gusta nada.
Ala, ya he quitado el chiste fácil a todos los que venían después

dwalks dijo...

lees mis posts igual que el diablo lee la bíblia, mogkumo. que yo sepa, aquí no ha habido nada de ordinario.

¡puxa asturies!

mogkumo dijo...

por cierto, que te podían llamar de JNSP para retomar su denostada sección de comiditas, que lo has hecho fenomenal! me han entrado ganas de probar los potarros y todo! (es que no puedo parar de hacer chistes, jolines)

David dijo...

O para sustituir a José Andrés que la receta iba en la misma línea...

Imprimiré la receta, se la daré a mi madre y entre los dos lo intentaremos... Ya diré algo!

ex-fumadora dijo...

pero en qué momento has puesto las patatas?????????

_R_ dijo...

Pues mira, que yo soy muy de guisos, me voy esta tarde a 'La sirena' que hay en la calle Hortaleza (Que ilusión me hizo encontrarla!) y a fardar de tupper mañana en el curro. Ya te contaré.

maxwell smart dijo...

Eso, eso. No echas las patatas. Sólo dices que queden ni como manzanas ni como polvorones.
Se te olvida también decir que es mejor "cachar" las patatas para que la salsa quede más gordita.

Me relamo, y eso que son las 9:30 de la mañana.

Lav dijo...

Tengo exactamente la misma duda que ex-fumadora: cuándo pones las patatas? Que todo lo demás me ha quedado muy clarito, incluido lo del softcore.

¿Cachar las patatas? Una, que es cocinillas, pero que utiliza un dialecto distinto y no os entiende...

Troy dijo...

Pues a la mierda mi pretensión de que YayaWalks me invitara a comer...

(Te parecerá bonito)

Anónimo dijo...

"las papas se echan cortadas en cachos antes de poner el agua y cerrar la olla"

David dijo...

Lav, cachar debe querer decir cortar las patatas pero rompiendo un poquito al final, como tirando un poco en el momento final del corte para que no sea limpio... no sé si consigo explicarme bien.

Es un cosa facílisima de enseñar si se está viendo pero me he puesto a escribirla y puff, menudo churro que ha quedado.

Se hace, en principio, para que suelten más almidón y se espese más el caldo, la salsa, etc, etc.

Fort_Kiddiwanee dijo...

el potarro es la choupa ¿no?

Lav dijo...

ok, gracias por la aclaración!!!

ex-fumadora dijo...

además no me ha quedado claro si van antes o después del pimentón y el vino blanco

_R_ dijo...

Oye tio, que en la web de la sirena no aparecen ni voladores ni potorros ni rockets ni flyers. Di donde se consiguen de verdad!!!

dwalks dijo...

a ver, que no es tan chungo. como le he dicho a la ex-fumadora que escribiera en mi nombre (gracias!), las patatas se echan antes de ponerle el agua a todo. se cortan en cachos que te quepan más o menos en la boca (ni grandes ni pequeños) y hala. después del sofrito se retira la olla del fuego y se le echa el pimentón y el vino. luego se pone el majado de ajo y perejil, se remueve un poco todo y ya se le echan las papas. luego va el agua y ya se cierra la olla.

david, el jose andrés me pone muy nervioso, tan didáctico, tan asexual... pero el tío es un crack, ya me gustaría... y con tu madre paso de competir, que seguro que contra una madre salgo mal parado. si le enseñas la receta, le dices que son cosas tuyas.

otro consejo, los cominos en polvo ¿eh? y lo de cachar las patatas no me parece mal, creo que en mi casa lo hacen así también, aunque yo no.

_r_, me mola que seas un cocinillas, pensaba que te quedabas en la tortilla esa tan supuestamente buena que tú haces. sorry por lo de la sirena, ha sido un patinazo, realmente no estoy seguro de que vendan voladores... sé que los venden congelados pero no sé dónde. lo mejor es que fiches un mercado con pescadería, o una pescadería típica, y preguntes por los frescos. tienes la opción calamares, pero quedan más blandos, aunque no es lo mismo, es una opción.

fort kiddi_winnie_the_poo, si eres gallego, sí, el potarro es la choupa (ojo, yo no lo choupo, sólo me lo como... cuñaao) si no eres gallego, no. en castellano, la choupa es un pez normal, tipo sargo, así plano, ancho y corto, y con cara de pez, no de calamar.

maggie wang dijo...

uys, mira tú que bien, cuando te canses de tumpresa, dímelo, que te contrato de mucamo cocinillas, sisisi