lunes, mayo 22, 2006

Un poco hasta el nardo de Praga, pero bien al final

Esta es la tercera vez en año y medio que me toca venir a Praga. No es porque tenga que venir periódicamente, es por pura casualidad. En el trabajo que tengo me toca ir a reuniones de vez en cuando y puede tocar cualquier ciudad, pero no sé que coño pasa con Praga últimamente que todo el mundo que monta una reunión dice "pues en Praga, ay, que me apetece". Esta vez me ha fastidiado particularmente, porque la organización estaba dudando entre Praga y Berlín, que ahí nunca había estado y me apetecía muchísimo, y al final me ha tocado tripitir de Praga, que mola mucho pero ya cansa un poco. Bueno, la verdad es que me daba más pereza cuando lo pensaba este fin de semana, porque una vez aquí me lo estoy pasando bien, estoy en un hotel muy chulo y el grupo de gente con el que estoy merece bastante la pena. Y hace un tiempo de película.

Llegué ayer y, entre que el viernes tuve una noche bastante potente con Elza y que venía yo a la República Chequense con la pereza encima, ni siquiera salí del hotel. Me enchufé cuatro capítulos de la cuarta temporada de "A dos metros bajo tierra" tirado en la cama, tras del ágape que nos dieron de bienvenida, que duró un hora, de cinco a seis, y me quedé tan pancho. Esta serie, junto con el "Curb your enthusiasm" de Larry David, son mis series favoritas de todos los tiempos, en sentidos diferentes pero en igual medida. Yo no paro de recomendárselas a todo el mundo porque de verdad que merecen la pena, aunque bueno, supongo que la gente adicta a "Los Soprano"`pensará lo mismo de su serie y yo no les hago ni puto caso. O los de "Mujeres desesperadas" o "Perdidos". Cuando me termine ésta, a ver si me engancho a otra que me encanta engancharme a las series. Eso sí, colecciones completas y en DVD, que no soportaría no tener el poder de ponerme un capítulo detrás de otro, como hago ahora gracias a la adicción de Kurt con Amazón.com., de la que yo me beneficio hasta la caradura.

Hoy normal. Esto es una reunión formativa y, aunque me interesa bastante lo que estamos viendo, me cansa estar atendiendo ocho horas sin hacer nada. Ya me he acostumbrado a trabajar y el no hacer nada excepto estar concentrado me cuesta horrores, pero bueno, supongo que me costaba lo mismo en la universidad pero, como no tenía excusa, no lo decía. Lo malo es que el miércoles tengo un examen y no puedo quedarme pensando en lo que me apetezca, porque visto cómo están por aquí las checas, no tendría problema en andar fantaseando el tiempo que hiciera falta, servicio de limpieza de la habitación incluído. Es que a ver, la checa media está buena y suele salir tetona, así que ahora que hace buen tiempo como que las ves cuando pasan. Y encima son así como bordes, que pone el triple. Sí a la checa, definitivamente, y eso que he sido muy crítico con ella en el pasado.

Después de la reunión me he ido a dar una vuelta por la ciudad con un francés y un italiano que he conocido en esta reunión y que son bastante el plan, y encima de mi edad (por fin!). Hemos acabado cenando regular en un restaurante para turistas y nos hemos encontrado con otro grupo de la reunión con el que nos hemos tomado unas cervezas. Como eran alemanes, han caído tres pintas. Luego nos hemos vuelto para el hotel y nos ha caído una chupa de agua cuando cruzábamos el puente de Carlos IV que nos hemos tenido que resguardar debajo de unos soportales porque se nos ha caído el italiano y se ha hecho un poco de sangre, así que en vez de correr debajo de la lluvia hemos preferido no hacer el capullo y esperar a que amainara un poco, a ver si nos iba a atropellar un coche o algo. Y mañana a madrugar.

Me voy a ver un capítulo de "A dos metros bajor tierra" antes de dormir, que acabaran siendo dos, o tres. Me conozco, pero es que estoy muy enganchado y no puedo remediarlo.

Hasta mañana.

7 comentarios:

Magenta dijo...

Tu mismo te respondes.
Si hacen todas las reuniones en Praga es porque está lleno de tías buenas que el dia de mañana serán las futuras estrellas del porno!

Pasalo bien :)

Sandia dijo...

"A dos metros" la mejor serie que he visto (hasta hoy).
Recomendada 100%

Dra.B dijo...

Te advierto que sólo te queda una temporada. Y cuando se acaba, es como un coitus interruptus.

dwalks dijo...

pues sí magenta, debe ser eso, así que me huelo que en cinco años como mucho estaré posteando mi décimo viaje a praga. a ver si cae alguna entre tanto ¿no?...

respecto a la serie,recomendable 100% y, si se puede, en versión original. todos tienen unas voces cojonudas, la vi hace poco en la dos y perdía muchísimo. ¿qué clase de voz le pusieron a keith? ¿y a la hermana?

ya sé que queda una sola temporada (y tres capítulos que me faltan de la cuarta). me duele el corazón por ello, y porque ya sé que no habrá más. ademas, kurt me contó el final y le odiaré toda la vida por ello. ¡yo quería mi soponcio!

viajante dijo...

dwalks, quiero un trabajo que me permita viajar tanto como tú, ¿qué hago? give me the clue, please!!

Ona dijo...

Ya me gustaría a mí hartarme de ver Praga...

Pon fotos, porfa!!

axpax dijo...

Me encanta Praga, y a mí me encantan los checos. Yo estuve saliendo con uno y no era nada borde. Aprovecha si puedes ;)