jueves, marzo 09, 2006

Risa incontrolable, histérica, odiosa

Hoy, cuando he cogido el ascensor de la oficina por la mañana, he coincidido con un compañero de otra planta con el que no tengo mucha relación. Le conozco de vista igual que él me conoce a mi pero nunca hemos hablado. Total que tras el muenosdías-nosdías de rigor, ambos hemos situado nuestras miradas en la pared de enfrente durante la subida del ascensor, por aquello de que no era plan de iniciar una amistad de quince segundos. En esto que le miro un hombro y me doy cuenta de que tiene unos cuantos goterones de agua, posiblemente de alguna gotera del garaje o algo, que era de donde él subía, porque estaban recientes. Por supuesto, he sacado el tema y le he advertido "oye, que tienes el hombro mojado". El se ha mirado y, efectivamente, ha comprobado que tenía los goterones ahí "anda ¿y esto?". Se las ha sacudido con la mano y le he comentado que probablemente serían de alguna gotera del garaje "probablemente serán de alguna gotera del garaje". Él me ha dicho que sí mientras el ascensor llegaba a su planta y, mientras salía, ha apostillado con gesto de jachondo "mientras que no sea aceite de Hollywood... ha ha ha".

Cuñaao

Me he quedado pensando en que supongo que esta broma debe ser un must en determinados círculos actualmente, pero que a mi no me hace gracia, no porque me ofenda o porque sea el abanderado del respeto a los gais, que yo me río de todo si la coña es buena y estilosa, simplemente no me hizo gracia, supongo que por simple y facilona y porque este tío tenía una gracia bastante limitada.

Total, que una vez en mi mesa, como es habitual en mi, he llegado pensando en el tema pero enseguida he acabado derivándolo a otra cosa distinta y me he puesto a pensar en cosas que a mi me hacen mucha gracia de una forma irracional y con las que debo tener cuidado según dónde me dé por reírme, porque puedo acabar quedando como un idiota irrespetuoso. Esta es la lista que me ha salido así del tirón, aunque hay miles de cosas que me provocan este efecto, y es que soy medio imbécil, qué queréis que os diga:

- La gente que está explicando algo y de repente dice mal una palabra porque no sabe decirla bien, y se queda tan pancha.

He pasado momentos realmente angustiosos en reuniones muy serias con esa situación. Además, de primeras me quedo serio y lo acepto tal cuál, pero algún sistema de retroalimentación que debo tener el algún sitio que desconozco, empieza a provocar un bucle en mi interior tipo "miraloquehadicho- miraqueseriosiguehablando- miraloquehadicho- miraqueseriosiguehablando..." y lo que empieza como una leve risita que sale por mi nariz a los quince segundos del palabro, acaba con el arrojamiento de un boli al suelo al minuto siguiente, para poder agacharme a recogerlo y apretarme los ojos para que no se me salgan las lágrimas por gravedad.

- Los enanos en movimiento

Es ver a un enano que se pone a correr o a bailar, o a un bombero torero, y empiezo a pasarlo fatal con el he he he he que me entra, qué mal, es superior a mi. Supongo que perdería completamente los papeles en esos concursos de lanzar de enanos a una pared de velcro, como comentaba Cranston Snord hace tiempo.

Este es una de las situaciones que más detesto, pero me sucede y no sé cómo evitarlo.

- La gente que se cae

No es la caída en sí, es por la cara de velocidad que se genera en el rostro humano al saber que se va a hostiar. Una vez se cayó una señora delante mío y yo corrí instintivamente a ayudarla porque se había quedado patas arriba, y me acuerdo que no la podía levantar y se me escurría porque me quedaba sin fuerza, básicamente porque estaba roto de la risa. Y la señora mirándome que no sabía si darme las gracias por intentar ayudarla o darme un bofetón. Lo mismo me pasó con Chs en el Parque de Atracciones con una señora que se quedó atrapada dando vueltas en el tubo ese que da vueltas y hay que atravesar andando. La intentábamos ayudar y me entró un ataque de risa que acabé rodando por encima y por debajo de la señora sin poder salir yo tampoco, y Chs de los nervios pensando que estaba de coña y diciendo "tío vale ya y ayúdala".

- Los tropezones espectaculares

Sí, estos que provocan una carrera a trompicones del afectado de unos cien metros hasta recuperar la compostura. Y como luego intente seguir como si no hubiera pasado nada, ya ni te cuento la que me da.

- Los megaestornudos

Vamos a ver, ¿cómo puede la gente quedarse tan seria cuándo un tipo explota literalmente, quedándose tres segundos con cara de lelo, en medio de un sitio en el que está todo el mundo serio y callado? Yo me tengo que tapar la cara y mirarme a los zapatos, y encontrar una cara adecuada que me permita reírme sin sonido a la vez que parezca que estoy serio. Lo mismo cuando un tío saca el pañuelo y se marca un solo de trompeta mientras la gente está tan tranquila haciendo sus cosas. También me hace mucha gracia ver a gente estornudar de lejos o a través del cristal de un autobús, es decir, ver el espasmo de del tío, pero en voice off. Si alguna vez me veis riéndome sólo por la calle, probablemente sea que alguien ha estornudado por ahí.

- La gente que hace el ruido de un cerdo cuando se ríe, roncando para dentro por la nariz

Ongrr, ongrr, ongrr. Me descolocan mucho y hay bastantes de éstos, y gente con pinta muy seria y todo... Es que están tan normal y luego, cuando les da por reirse, empiezan a hacer el ruido ese yo ya mirando para otro lado...

- Cuando se me cae el teléfono y oigo la vocecita del otro a lo lejos

saliendo del auricular diciendo cosas tipo "¿qué pasa?" "¿oye?" "¿oye?". Pues también que me da la risa tonta y a veces entro en barrena, ante la perplejidad del otro, ya que él sólo ha oído un golpe y ya, y no entiende que las vocecitas son graciosas.

- La gente que cuando te escucha mueve los labios

inconscientemente a la vez que tú le hablas, o que cuando ve la tele hace los diálogos con la boca sin darse cuenta de que pone la misma cara que los actores, según esté la situación de emocionante. Acabo más pendiente de eso que de lo que le estoy contando, o de la peli. Me da la risa y luego me da corte explicar por qué es si no tengo mucha confianza.

- La gente que va en un vagón de metro lleno de gente y no se puede agarrar a ningún sitio.

Las caras de angustia intentando aparentar normalidad durante el trayecto son de mis favoritas, pero procuro no mirarles mucho y hacer como que no están ahí, que algún día va a haber un pollo y no es plan. No puedo con eso tampoco.

11 comentarios:

Magenta dijo...

A mi me hace mucha gracia los post en los que se habla de la risa incontrolada...

Coincido en muchas de tus histerico-risas (sobretodo en la de ver a la gente cayendose al suelo, soy low peor pero me hacen gracia, vaya buena tu historia en el Parque de Atracciones xDD) yo esque me voy descojonando sola por la calle muchas veces, soy de risa facil he de admitirlo :D

er manué dijo...

Vale, para ampliar conocimientos y hacerte reir, quédate con estos tres conceptos:
1. Olla de Acero Inovidable
2. Vivir en un chalet acosado
3. Pararte en un semiforo por que está en rojo.

Y no, no me rio cuando la gente se cae, por que suelo ser el que cae...

sue dijo...

¿Por qué será que ver a alguien hostiándose provoca risa instintiva? Si lo piensas, no tiene mucho sentido, pero a todo el mundo le pasa. El otro día fui a ayudar a un abuelo despatarrado en el metro y me ocurrió lo mismo que a ti, que me descojoné en su cara y me sentí fatal.

Dra.B dijo...

Así que eras tu el del metro...

dwalks dijo...

me parece que he quedado fatal con los enanos, pero bueno, ya es demasiado tarde.

lo del parque da atracciones fue delirante y duró unos cinco minutos. llegó a ser angustioso, yo creo que ya no me reía, directamente chillaba. la señora me imagino que fue directamente al psicólogo desde el tubo de la risa.

manué, el acero inolvidable me parece el plan, pero la otras dos son menos totales ¿no?. ¿te caes mucho? hombre, si estoy avisado igual no me río, pero no te prometo nada, tú pisa con cuidado por si acaso, anda. ¿en serio te caes mucho? ulimamente conozco a mucha gente que se pega porrazos, no sé que pasa...

sue, mejor no ayudar a nadie, ya se darán la vuelta ellos solos, yo lo decidí hace tiempo.

probablemente, doctora.

would dijo...

Dwalks, llaman del sindicato de enanos que suspendió el Un, Dos, Tres. ¿Les digo que no estás?

Troy dijo...

Dwalks; la Asociación de disléxicos, la de Enanos y Bajitos Anónimos, Tropezadores Profesionales, Tropezadores Vocaciones, Estornudadores compulsivos, Leedores de Labios, y usuarios de transportes en hora punta han contactado con Rodríguez Menéndez... vigila tus espaldas...

nanyu dijo...

jo, menuda racha. entre toda esta peña enfadada contigo y aquel maromo del metro, ya no vas a poder salir de tu casa si no es con escolta, escolti neng.

yo me lo paso pipa en el comedor de mi empresa cuando al cocinero se le caen las fuentes de comida, que pasa bastante a menudo.

Anónimo dijo...

¿Y los mocos...?
"Tienes una miguita de pan"
jajajaja

Gabriel dijo...

me reí bastante leyéndote...

arrebatos dijo...

Tengo un jefe de la categoría Académicoinventapalabros que las inventa de la magnitud que en el curro acabamos redactando un diccionario jefe-español español-jefe.

Para cachondo también el que escribió la nota que tengo fotografiada (unos minutos de publicidad) aquí http://arrebatos.blogspot.com/2006/02/morderse-la-lengua.html, junto con un link a una web del Instituto Cervantes plagada de bonitos palabros.

Ah, por cierto, yo soy de los que estornudan dejándose las orejas atrás.