miércoles, enero 18, 2006

Tuneando la ensalada

Hoy quería irme a dar una vuelta a la hora de comer porque necesito mirarme ropa, que todavía no me he comprado nada en rebajas. Necesito un traje y he pensado que sería buena idea aprovechar la hora y media que tengo para echar un vistazo tranquilamente. Trabajo en el centro y en un par de paradas de metro, o en un paseíto, me planto donde quiera con mi pelo.

He parado a comer algo en el Rodilla que me pillaba de camino y me he pedido un menú que había con un sandwich caliente, una ensalada y un refresco. Se ve que el concepto "haz tu propia ensalada" que ha impuesto el Fressco les ha hecho pupa tanto al Viena Capellanes como al Rodilla y, ahora, te puedes hacer tu ensalada customizada en estos dos sitios también. En el Viena tienes que elegir una base de lechuga, pasta o arroz + 3 ingredientes (atún, huevo, tomate, jamón, zanahoria...), mientras que en el Rodilla tienes lo mismo pero tú te lo pones como quieras hasta llegar a los 160 gramos. Es decir, técnicamente puedes pedirte el bol sólo de maíz, mientras pese 160 gramos. Lo haré algún día, sin duda. Me ha parecido un poco mal que cuando me ha pesado la ensalada la dependienta y ha visto que pesaba 175 gramos, me ha dicho que tenía que quitar algo, así que he sacrificado un tomatito cherry bastante gordo y un trozo de huevo duro, pero me ha dado bastante rabia. Además, me han cobrado 6,10 por el menú, caro en mi opinión, prefiero el Viena.

Luego me he dado una vuelta por Serrano y por ahí en busca de mi traje, pero me he dado cuenta de que no tenía el día. Me daba pereza probármelos cuando veía algo interesante y al final he mirado sólo un poco por encima, más que nada los precios y si me gustaban en la percha, pero ya se me ha olvidado todo. Por lo menos me he dado un paseo.

Al volver a la oficina me he percatado de un daño colateral de la ley antitabaco: ahora por las tardes mi oficina ya no huele a tabaco, pero huele a torreznos. La gente viene oliendo a fritanga de los restaurantes en los que come el menú del día y, como no abrimos las ventanas porque hace mucho frío (según algunas), si cierras los ojos te crees que estás en la churrería. No sé que prefiero, la verdad, porque el tabaco a mi no me molestaba aunque fuera malo, pero las fritangas, que son inocuas, te ponen el estómago a morir.

El caso es quejarse.

10 comentarios:

would dijo...

¿Por eso corrías detrás de las chicas diciendo no se qué de que las ibas a dar un porrazo? ¿Ahora vas de churrero?

Eride dijo...

Antes decías: voy al banco, ¿alguien quiere algo? y te ponían encima documentación para SUMA, para el ayuntamiento, para la gestoria, para la notaría y una cestita con comida para la abuelita.
Ahora todo el mundo se hace sus propias gestiones. Las reales y unas cuantas inventadas.

Eride dijo...

Ehm... iba por seguir con el documental de El Tabacazo.

bounce_chance dijo...

Con respecto a la entrada del día anterior del Google, he encontrado algo curioso para vosotros que tenéis blog:

http://www.egosurf.org/

Ya contaréis cuanto os mide.

Ta´luego.

nanyu dijo...

hay pocos olores que me molesten pero el de la fritanga es uno de ellos.
prefiero el de la sarandonga.

Magenta dijo...

Oiga, esque no se si te has percatado pero creo que estos días en Madrid ha nevado y tal...si te molestan los olores te compras un ambipur y los gaseas :P

Dra.B dijo...

Como que las fritangas son inocuas? yo ponia a alguno a comer solo patatas fritas del MacDonalds, empanadillas congeladas, croquetas prefabricadas y torreznos durante unos dias y luego le haciamos un test de salud.

Shakti dijo...

Ahí, ahí, Dra!! Que además seguro que hasta los vapores llevan radicales libres... y todo lo radical debería estar siempre bien guardadito! 8¬P

dwalks dijo...

sí, en mi trabajo ahora hay gente que coge la chaqueta directamente y desaparece diez minutos. una y otra vez.

he hecho lo del ego y estoy en una puntuación media. un alivio, aunque no sé muy bien como miden eso.

y con el tema fritanga, yo soy muy radica, lo detecto enseguida y no hay sensación que me joda más una noche (aparte de la de no ligar) que ir a cenar y acudir aromatizado a los sitios. me siento impuro. doctora, me refería a los olores, no a los productos, que sí que son bombas. y sí, hace frío, pero por abrir un poquito la ventana de la ofi tampoco pasa nada.

La vida de Duncan dijo...

Aqui todos os concentrais el tema fritanga y se obvia lo importante. Está claro que para ir de compras, hay que llevar un try&shop mode on