lunes, enero 16, 2006

Crash

Siempre he caminado rápido, sobre todo cuando voy solo. Mi familia camina rápido, mis amigos también caminan rápido y me imagino que mis parejas han acabado caminando más rápido de lo que lo hacían antes de conocerme. Digamos que no es que salga disparado como un perro cada vez que me veo con cien metros por delante, pero sí es cierto que cuando voy por la calle adelanto a más gente de la que me pasa a mi. Es una forma de verlo.

Me encanta dar paseos por Madrid a buen paso cuando voy sólo o acompañado de un igual a la hora de patear (véase Kurt, CF, Agr o Would) y, en general, ir de un sitio a otro optimizando mis piernas, que para eso son bien largas. Tengo que controlarme cuando quedo con alguna chica y decidimos ir a algún sitio caminando, porque a la que me descuido se me empieza a descolgar y a hablarme entrecortado. En estos casos me corto un poco e intento dosificarme, pero a los dos minutos ya se me ha olvidado y, en cuanto me doy cuenta, ya la vuelvo a ver dando carreritas intermitentes a mi lado para poder acompasarse conmigo, a veces me da un poco de cosa. No es que sea un prisas ni nada por el estilo, pero me agobia la idea de tener claro dónde tengo que ir y no hacerlo a buen paso, me da vidilla, no sé. Otra cosa es que esté dando un paseo por un parque con alguien o no tenga ningún rumbo y prefiera ir charlando tranquilamente mientras me como un helado, pero creo que incluso hasta en estos casos mi ritmo es algo superior al de la media nacional. Esto es como el que habla o come rápido, podrá regularse dependiendo de con quién o dónde esté, pero siempre será un hecho forzado, antinatural para él.

Pues así me volvía yo muy pancho esta tarde para casa, después de trabajar, por las galerías del metro de la estación de mi oficina, no demasiado rápido pero sí a paso ligero, cuando he tenido que doblar una esquina. Como tenía bastante gente por delante que iba a un ritmo desesperante para mi gusto, he decidido hacerles un interior a todos para meterme por dentro y salir de la curva mejorando así mi posición considerablemente. La primera mitad de la maniobra ha sido francamente buena, tirando un poquito de talones para irme cerrando sin perder velocidad y pasar bien pegadito a la esquina sin rozar a nadie. Cuando he terminado de doblar la esquina, resulta que se me ha aparecido un ciego con su perro y nos hemos hecho un placaje cuerpo a cuerpo que he oído como se le salía todo el aire de los pulmones por la boca antes de caerse de culo al suelo.

Literalmente, ha rebotado contra mi y, por fortuna, ha caído bien, yo sé que ha sido más el susto que el golpe en sí, pero sincermente, yo me quería morir. He visto salir el bastón disparado hacia algún lado y a un montón de gente intentando cogerle, todo como al mismo tiempo. Supongo que debido al estrés del momento, también tengo en mi mente una imagen de mi mismo cogiendo al señor ciego como si fuera uno más, como visto desde fuera, muy raro. Recuerdo al señor ciego sonriendo inexpresivamente mientras le levantábamos, murmurando "no pasa nada estoy bien estoy bien no pasa nada". Recuerdo al perro ladrando a todo el mundo y a gente diciendo que había que tener cuidado. Yo le he pedido disculpas quince mil veces en un segundo y, en ese momento, hubiera aceptado ser su esclavo por el resto de mis días, pero en cuanto le han erguido y ha recuperado su bastón, este señor ha pasado de todo el mundo, ha cogido a su perro del arnés mientras repetía que estaba perfectamente y ha seguido su camino como si no fuera con él la cosa. Yo me he quedado mirando cómo se marchaba y, al ver que la gente reanudaba su ritmo previo a la colisión, he dudado un poco, pero finalmente he seguido también mi camino, algo más despacio que cuando he salido de la curva. Iba en una nube muerto de vergüenza.

El domingo vi "Crash" con CF. No me pareció el peliculón que me habían anunciado, pero me gustó.

13 comentarios:

nanyu dijo...

asesino de ciegos!

Shakti dijo...

Tienes que dejar de ver 'curb your enthusiasm', aunque hay que reconocer que has tenido suerte.

Ladelcoxis dijo...

Así me rompí yo el coxis, aunque no soy ciega. De todas formas, muy gracioso el post. Espero que el que se chocó conmigo no hiciese uno...

Anónimo dijo...

No damos una en el metro últimamente, ¿eh?

Hans dijo...

Pobre Dwalks, por lo que le vamos conociendo, el pobre chico las ha tenido que pasar fatal, pero fatal.
MBO y yo caminamos muy rápido también. La gran ventaja es que en Zaragotham no hay metro, y por ende no hay galerias-con-curva-trampa, claro...

Magenta dijo...

Buff vaya situación mas incomoda, y encima con un ciego, que da como mas pena...
Yo también soy de las que anda rápido, mas que nada porque si me pongo a andar despacito para llegar a un sitio me canso mas rápido!.

Crash es una gran película!

Dra.B dijo...

Conyo, la culpa no es tuya sino del metro de Madrid y de Esperanza Aguirre como responsable suyo. En Londres hay espejos en las esquinas de los pasillos del metro para que veas quien esta al otro lado.

HYDRINKEN dijo...

Vaya corte... y pobre ciego con el bastón a varios metros y todo el mundo levantandolo a peso, que agobio para él y para ti.

Si os gustán las peliculas orientales y quereis ver una sin dialogo pero muy sugerente os recomiendo "El Sabor de la Sandía", muy original y diferente pero hay que saber entenderla.

axpax dijo...

Piensa que sólo fue un pequeño susto y que nadie salió herido. Yo suelo caminar deprisa también y una amiga me suele decir:lo importante no es llegar, es disfrutar del camino....pero en los paseos obligados, eso no va conmigo..

dwalks dijo...

el metro me tiene manía últimamente, sí, pero claro, el mal rollo de todo esto es que el tipo fuera ciego, si no, pobre Dwalks también. además ya me ha dicho kurt que les entrenan para estas cosas y me he quedado más tranquilo. no fue un larrismo, shakti, porque larry hubiera hecho algo para joderlo aún más. lo mío fue el comienzo de un larrismo.

yo no creo haberle roto el coxis al ciego, ni a nadie en mi vida. qué fuerte, no? que dolor, en serio te lo rompieron en un encontronazo?

lo del metro de londres me parece una gran idea. debería poner unos espejos de esos también en mi casa.

crash está muy bien, ya, pero vi demasiados tópicos a la hora de cerrar las historias y eso me suele decepcionar. la primera mitad me parece estupenda. y el sabor de la sandía no la he visto. a ver si encuentro un rato, que creo que la echan en la plaza de los cubos.

y yo disfruto del camino caminando rápido, axpax, dile a tu amiga que lo pruebe, que ya verá como se engancha

M. dijo...

a ver...que a todos nos gusta ir rápido. La gran diferencia entre tu y yo, por ejemplo, son unos 30 cm.

Y eso se nota. Porque aunque os digan lo contrario, el tamaño importa.

dwalks dijo...

totalmente de acuerdo, M., pero no puedo hacer nada por ti. aprieta el paso y no pierdas mis talones de vista.

Shakti dijo...

Oye, Dwalks, podrías regalar una cuerda a tus novias para no perderlas cuando aprietes el paso... O mejor te pones un collar de chucho... o que se agarren de la corbata... hay un sinfín de posibilidades inexplotadas...