domingo, enero 08, 2006

No Rebajas

Si el viernes fue un día marcado por mis no Reyes, este fin de semana ha quedado marcado por las no rebajas. Me he ido dos días a dar una vuelta por distintas zonas de Madrid y los dos días me he vuelto de vacío a casa. Yo no sé si esto es bueno o no, pero el caso es que tengo la misma ropa que antes de empezar las Navidades y me parece un rollo porque me apetecía renovar un poco mis cosas. También es verdad que estoy bastante forrado con tanto dinero a estas alturas, pero no me parece plan, queda como un poco mal y todo. Yo no sé que me pasa, pero es entrar en las tiendas e invadirme una pereza brutal con tanta gente, tanta ropa descolocada, no me apetece probarme nada y acabo yendo a otra tienda a ver si tal, hasta que se me acaban las tiendas y me tengo que volver a casa. Todo muy cansino. Las pocas veces que he visto algo que me gustaba no tenían mi talla y así todo el rato. Me afecta bastante, no estoy nada innovador y se nota en que me gustan muy pocos cosas.

La única prenda que me ha gustado de verdad es un jersey de Marc Jacobs que vi con Kurt el sábado en Eks, que gracias a dios me quedaba un poco justo, porque costaba 170 euros y con la presión que tenía encima por no haber encontrado nada en todo el día hubiera podido cometer una barbaridad. Pero qué bonito era, jobar, qué bien nos quedaba a los dos, nos quedaba justo pero nos quedaba bien, me entendéis.

El viernes, después del roscón en mi casa, quedé con Kurt, que había ido a cenar con Rachel "al sitio que hay que ir ahora". Me lo vendió como el sumun del minimalismo y del gusto por lo simple. A mi me pareció un restaurante muy pequeño que tenía pinta de cocina, azulejos blancos y luz mala incluidos, de cuarenta metros cuadrados, pero el insistió en que el sitio era el plan y en que se comía muy bien (eso ya no lo sé), aunque también es verdad que me encontré a una versión bastante cocida de Kurt que hubiera hablado maravillas de Manolo el del Bombo si lo hubiera tenido a bien en ese momento. Como llegué justo cuando habían acabado los postres, me dio tiempo a tomarme un gintonic con ellos y a salir corriendo para El Naranja, donde pinchaba la Patata. Allí nos encontramos con CF y estuvimos tomando unas copas hasta las tres o así, momento en el que, tras hacer que una copa explotara de forma inexplicablemente espectacular contra la barra mientras me despedía de Farala/Warrior /Lolo y me ponía el abrigo perdido, nos fuimos a casa. Muy grande Claudio en el Naranja bailando el Hung Up de Madonna con un esguince de tobillo de grado dos, este chico va a morir cualquier día. Me acuerdo que decía "tengo un esguine de tobillo pero puedo hacer el Hung Up ¡mira!" Y te lo hacía con una genuflexión hacia atrás perfecta. Esto el viernes.

El sábado, tras estar con Kurt toda la tarde -esto es, de cuatro a siete- de no rebajas, nos encontramos con CF en Fuencarral. Tras ver a Ann O'Nadada con su amiga Elda por la zona, fuimos a opinar sobre unas zapatillas que había visto CF asegurando que eran las zapatillas definitivas. Las vimos y no nos dio tiempo a opinar porque la dependienta le dijo que eran de mujer y que no tenían número. Luego, con la moral por los suelos, se probó otras parecidas y Kurt y yo le convencimos de que le hacían pies de bailarina y tampoco se las compró. No nos compramos nada ninguno ahora que lo pienso.

Kurt se fue a casa como a las nueve y nos quedamos CF y yo solos. Nos apetecía cenar algo rápido y de poca calidad y concluimos que lo mejor era conducir veinte kilómetros para que CF conociera el buffet Wok del extrarradio al que ya había ido con Agr el día que vimos lo de Emily Rose. Sé que es complicado de entender, pero nosotros somos así y además se lo debía a CF, que es el rey del buffet y éste no lo conocía. Además, está muy bien, todo super fresco y rotando mucho. El caso es que allí nos fuimos.

Yo supongo que esta gente hará estudios de beneficios y de cliente medio porque si no, con cinco más como nosotros tendrían pérdidas seguro. El caso es que tras arrasar un par de veces la sección entrantes a base de sushis, ensaladismos y orientalismos diversos , decidimos hacernos un par de woks, uno de carne y otro de marisco "y vete poniendo veinte langostinos para que nos los hagan a la plancha mientras" me recomendó CF con las cejas.

Nunca olvidaré al tipo chino que que nos hizo los woks a nosotros. Nos pusimos a la cola y veíamos que la gente le daba al chino su platito con los vegetales y carnes o mariscos crudos para que lo hiciera en plan performance. La gente le daba platos comedidos y el chino lo salteaba todo superbien, lanzando las cosas con alegría por los aires y recogiéndolas una y otra vez con su wok y provocando llamaradas. Venga a lanzar las cosas para arriba y a recogerlas otra vez todo el rato... al final sacaba el contenido con una espumadera, todo de una vez, y se lo ponía en el plato al cliente para que se lo zampara. Cuando llegó nuestro turno y le dimos al chino nuestro plato-montaña de mariscos y verdura, abrió un poco los ojos, pero no dijo nada. El chino intentó darle las vueltas como a todo el mundo y lanzar nuestras cosas por los aires, pero no podía y se le doblaba el brazo para abajo de lo que pesaba, así que nos hizo un show bastante limitado y cutre teniendo que usar las dos manos algunas veces superpoco profesional. El chino terminó como pudo aquello y necesitó usar la espumadera como cuatro veces para sacar todo de la sartén. CF y yo le mirábamos en plan "como se te caiga algo la tenemos". Al final nos lo comimos y luego nos hicimos el wok de pollo con verduras, que era del mismo tamaño que el otro y también nos lo acabamos. Dos horas estuvimos allí comiendo y repitendo de postre. Yo no sé como no he engordado ni un kilo estas navidades, bueno, es que no he probado el dulce navideño, que no me va mucho.

De todos modos la escena de la noche se produjo cuando una chica que estaba delante nuestro en la cola le recriminó al chino que le hubiera echado salsa de ostras en su plato, cuando ella no le había dicho absolutamente nada de echar salsas:

- ¿Qué salsa le has echado?
- Salsa de ostlas...
- Pero yo no te he dicho que me pusieras ninguna salsa...
- ¿Entonse no quiele salsa de ostla?
- Es que no te he dicho nada y encima es que no me gusta la salsa de otras
- Pues ahola sí

Y el chino siguió a lo suyo y pasó de la chica.

12 comentarios:

Troy dijo...

Me he pasado todo el fin de semana intentando arrastrar a alguien a comer japo, porque tenía un mono de la leche. No he ido, pero gracias a tu post voy a necesitar un almax.º

Magenta dijo...

Cagunmimantu! se te notan los genes asturianos a la hora de comer, qué fartón!...luego no me extraña que los jerseys de M.J te queden justitos :P

_R_ dijo...

Si, no ha sido un buen finde rebajil, no lo ha sido para nadie de los que conozco.
Oye, mira a ver si me mandas un mail y me cuentas donde está el wokbufet del extrarradio.

M. dijo...

Ya que le mandas el correo a _R_, ponme en copia, que no te vas a quedar sin huellas dactilares por ello.

Yo estuve de re-bajas de nuevo la pista azul, re-bajas de nuevo la pista roja, y ni bajo ni rebajo la negra :D

maggie wang dijo...

pos tiba a comentar cantidá, tiatiatia, pero es que he llegado al final del todo sin aliento y no sé ya ni qué decir!!! Ainsss, que manía de escribir tantas letras una detrás de otra

Anónimo dijo...

podrías poner en los comments donde está el buffet ese??
mis lorzas te lo agradecerán.

r.

_R_ dijo...

Un impostor!!

Anónimo dijo...

qué coño impostor!!!
si es una r minúscula de toda la vida!!
de todas formas, si quieres la cambio por una I. de impostor/a

dwalks dijo...

pero que gordos que sois, hago un post gigante con mogollón de ítems y todos preguntando que donde está el sitio ese de ponerse hasta arriba.

el que yo conozco está donde el kinépolis. no suelo ir allí pero lo conocí una de las veces que acabé yedo allí al cine. el otro día fuios directamente a saciarnos. creo que hay otro por el barrio de salamanca pero no estoy seguro, me lo han comentado. tampoco es que sea el no va más de los sabores pero es perfecto para hacer el animal. muy limpio, muy fresco todo y no tiene ese aire de baratillo que tanto caracteriza a los buffets. eso sí, no es para pedirle matrimonio a tu amada tampoco... el

Troy dijo...

"No suelo ir allí, no suelo ir allí..."
Reconoce que te encanta Kinépolis...

nanyu dijo...

a mi tb mlo unico que me ha interesado de tu post es el buffet ese de los woks. como si no hubiera comido nada ultimamente.
nos veremos alli la proxima vez.
por donde kedan los kinepolis?

dwalks dijo...

reconozco que los kinépolis son compatibles en mi vida con los cines en los que de verdad disfruto, que no tienen nada que ver, pero de ahí a que me gusten...

mira, siguen llegando gordos. pasa nanyu, siéntate en esas dos butacas (los kinépolis están en la ciudad de la imagen, en pozuelo)