jueves, diciembre 01, 2005

O Dwalks

La verdad es que sigo que no paro. Viajar tanto tiene sus ventajas e inconvenientes y el martes me tocó la parte que más me cuesta de todo este tinglado, es decir, viaje relámpago de los que te dejan agotado, fundido, destemplado y mal.

La cosa era ir a Santiago de Compostela a dar una charla de lo mío a unos individuos galegos que vivían por allí, así que me cogí un avión a las cuatro y media de la tarde, en el que no me dieron ni un vaso de agua, que me hizo brotar en Santiago una hora más tarde. Fenomenal, Iberia, nosotros deshidratándonos por tus aviones, y tú vendiendo agua a precio de Vegasicilia. Menos mal que la gente tiene dignidad y prefiere llegar a su destino con la garganta más seca que la rodilla de una cabra, que fundirse la paga extra en víveres. Recordadme que para la próxima me vaya al ahorramás y me compre una bolsa gigante de gusanitos del infierno y unas gaseosas alipende, para abrirlas en pleno vuelo y compartirlas con todo el mundo, incluidos azafatos y pilotos. Todos a Santiago con las manos naranjas y eructando, pero felices y con la barriga llena, anda que no.

Llegué allí, y cuál no sería mi sorpresa cuando me entero que lo que iba a ser una ponencia para unas veinte personas en lo que yo creía que sería una salita, se había convertido en un mitin para ochenta gentes, así, por la cara, y en un salón de actos enorme. El gallego de la organización va y me dice que es que, como era el salón de actos de una universidad, que se habían apuntado profesores y alumnos a última hora ya que había sitio de sobra. Por supuesto, se me hizo un poco de vacío en el estómago y de micropene con todo aquello y, pese a que me autosugetioné con técnicas patéticas en plan “sabes más que ellos, Dwalks, tienes experiencia y sólo tienes que explicarles cosas que sabes que sabes”, mi deseo era coger la puerta y volverme en taxi a Madrid. Qué encerrona.

Al final di mi charla dignamente, en mi escenario del salón de actos, con sus diapositivas y todo, pero reconozco que estuve nervioso, no es fácil hablar ante mucho público y menos cuando te pilla por sorpresa. De todos modos, como yo me autoexijo, me he autohecho un autoexamen en el que estos fueron mis autopuntos débiles:

- Como no estaba muy relajado, me puse muy serio al hablar y en algunos momentos fui consciente de que me tenía que controlar y modular, porque en vez de enfatizar en los puntos en los que había que enfatizar para darle chispa al asunto, parecía que estaba acusando a la audiencia de un crimen que no había cometido. Me salía un tono y un volumen que parecía que les estaba riñendo, y no me daba cuenta. Pobres hombres gallegos, menos mal que me conseguí controlar más o menos. Nunca me había pasado.

- En un momento dado, y vaya usted a saber por qué, me puse a mover las manos a lo Carmen Sevilla y empecé a darle porrazos al micrófono, que empezó a sonar tomp t-tomp rggggtomp en toda la sala. Por supuesto, los alumnos pajilleros que habían acudido allí a simular que me escuchaban a cambio de una décima pactada en el examen final, aprovecharon su oportunidad para deshuevarse entre ellos y para asignarme un mote o algo, vamos, yo lo hubiera hecho sin dudarlo.

- Un señor que tenía justo enfrente y veía todo el rato aunque no quisiera, me empezó a poner enfermo porque se daba todo el rato la vuelta para hablar con el de detrás. Por respeto al resto de la sala, no me tiré encima de él con los dos pies por delante, pero reconozco que me afectó demasiado, debo aprender a ignorar estas cosas.


Acabé la charla y me hicieron un montón de preguntas, y ahí ya mejor porque me noté más natural, e incluso llegué a hacer eso que tanto me gusta, que es caminar hacia atrás a la vez que doy una respuesta con el micrófono, para señalar de cerca algo en la pantalla según me doy la vuelta. Me queda genial cuando me sale. Si el micrófono hubiera tenido cable, lo hubiera ido enrollando como Julito Iglesias en su época, pero desafortunadamente era inalámbrico.

Cuando terminaron el resto de ponentes, nos bajamos pitando a ponernos gochos a cuenta de la organización, que había puesto un ágape bastante bueno, y yo, que estaba que rabiaba de hambre, acabé comiéndome las croquetas de ave como si fueran panchitos, pinchando los trozos de tortilla de dos en dos con el palillo y metiéndole un ritmo a la empanada difícil de seguir. Cené con eso.

Para dormir, me habían reservado una habitación en un NH que en teoría no se podía porque creo que lo inauguraban al día siguiente -o sea, hoy- pero como en estas cosas siempre hay alguien con contactos que te acopla, pues yo encantado de vivir un momento tan histórico sin comerlo ni beberlo. El hotel fenomenal, cinco estrellas oiga, pero no os cuento más porque queda muy de provincia. La rabia fue que hoy me he tenido que levantar a las cinco para coger el vuelo de vuelta y llegar a tiempo para una cosa muy aburrida que he tenido que hacer hoy, así que me he perdido el desayuno, con lo que me gusta. Qué mal yo esta mañana comiéndome las chocolatinas que daban de regalo y rebuscando por los cajones a ver si había más.

Bueno, esto ha sido mi día, es un milagro que lo haya escrito porque estoy roto.

26 comentarios:

Anónimo dijo...

Que eres un encanto!
Me estoy volviendo adicta!
Y yo me muero de la risa de pensar que tienes que exponer frente aun grupo que no esperas, que tienes que estar al 100% en lo que estas, nada de distraerte con el feo/guapo/caravestruz del publico. Pero que cada vez que sale bien te deja en el espiritu un aire freco primaveral.

oria dijo...

jejeje, me ha hecho gracia que hayas llamado gusanitos del infierno a ... 4 meses fuera de España hace olvidar este tipo de cosas, snif, snif.

Tony Tornado dijo...

Pobriño, pero si no comemos a nadie, homiño de Deus...

¿Llovía? ¿Estaban buenos los azafatos? ¿Trajiste orujo de hierbas?

;)

emecé dijo...

Pero bueno qué fuerte...

... yo estaba allí!!! Creo :D

Mordiscos de realidad dijo...

Hoy voy a ser tocachuminos. Que me gusta cuando haces posts asi sacando petroleo del agua y oro del plomo. Que chungo hablar delante de tropecientasmil perosnas, es que ni por cocletas vaya, pero no se ocmo uno siempre sale bien y sobrevive. Lastima del primer bufet del Nh que tuve que apoteosico, con orquesta y todovaya.


emece:que fuerte, cuentate algo, hiciste afotos??, eras tu de los pajilleros que fueron por la decima micropactada? que mote le pusisteis?

M. dijo...

Mordiscos, la pregunta clave a emecé es: ¿está bueno? ;-)

Ana agradecerá respuesta pronta y pormenorizada.

Y para hablar en público, nada mejor que un "chispazito". Se te van todas las neuras.

sonia dijo...

Si es que los gallegos somos buena gente, home!

Y lo de los post-pinchos solemos cuidarlo bastante.

Dra.B dijo...

A todo el mundo le deberia poner como examen final de carrera dar una clase en la universidad. Despues de eso, uno esta preparado para enfrentarse con lo que sea.

Hans dijo...

Gran post, a fe.
Dra. B., tienes más razón que un Santo. Me pegué tres años haciéndolo (recibiendo por cierto estupendas calificaciones de los alumnos), y desde entonces no se me pone casi nada por delante.

Hans dijo...

Gran post, a fe.
Dra. B., tienes más razón que un Santo. Me pegué tres años haciéndolo (recibiendo por cierto estupendas calificaciones de los alumnos), y desde entonces no se me pone casi nada por delante.

Anónimo dijo...

Has conseguido sacar mi lado más de portera: Por favor, que alguien me cuente a qué cristo se dedica Dwalks. E-jay.

Shakti dijo...

Oye, los chinos también pensaban que los ibas a hostiar con ese énfasis que te gastas.
Claro que tanta autocontención tiene que salir por algún lado :-))

emecé dijo...

Pues la verdad es que no fui por la décima, fui porque estaba allí de casualidad y tenía que hacer tiempo con un amigo :D

Mote no le pusimos, y está extremadamente cachondo :D

JOTA dijo...

Yo me hubiera negado por tanta concurrencia pero que no se que has hecho peor, si la ponencia(que seguro que te quedo cojonuda) o la imagen de comelotodo que diste al final.

dwalks dijo...

dra, la verdad es que estoy de acuerdo, hablar en público debería ser una asignatura obligatoria de cualquier curso. en este país se descuida mucho este aspecto y creo que, en general, hay un serio problema de expresión oral en la población. yo estoy aprendiendo a fuerza de pasarlo mal, pero cada día que pasa voy cogiendo más confianza. así que, menos discutir sobre la religión como asignatura y más hacer que los chavales sepan cómo sacer ruido por la boca de forma coherente.

anónima, pues tú pásate por aquí a por tu dosis, que yo te fío las veces que quieras.

oria, espero que las cosas por islandia estén yendo bien y, chica, que no te pierdes nada con los gusanitos, créeme, disfruta allí a tope.

tony, que no son los gallegos, que era la situación. al final bien, porque me los imaginaba en bolas ya! y se me pasaba el sofoco.

emecé, que casualidad, sí. espero que lo de los alumnos pajilleros y lo de la décima te lo tomes con cariño, que era una pataleta mía más que nada. de todos modos, no las tengo yo todas conmigo con que coincidiéramos, así que si quieres mándame un e-mail y contrastamos.

no mordiscos, hoy no me molestas porque me pones bien, esta vez estoy de acuerdo contigo en todo lo que dices. por cierto, para el próximo comment, quítate los guantes de podar arizónicas antes de teclear, que quedan un poco raros los mensajes.

m., que tú ya me has visto, mujer, ¿tan poco te marqué? lo del pelotazo antes de hablar, se meditará, pero a mi se me traba la lengua pisando una chapa de cerveza, así que no creo.

sonia, los gallegos son buena gente, pero las croquetas de frudesa son iguales en todo el mundo.

hans, agradezco mucho tus palabras, pero, entre tú y yo, se te ha hinchado el pecho como a un palomo con lo de las críticas de tus alumnos (aunque me da a mi que tienen que ser ciertas, seguro que eres buen profesor)

hans, agradezco tus palabras. y no dudo de que hayas sido un buen profesor pero, entre tú y yo, se te ha hinchado el pecho como a un palomo con lo de las críticas de tus alumnos (aunque me da a mi que tienen que ser ciertas, seguro que eres buen profesor) (es que no me gusta dejarme comments sin contestar)

e-jay, vamos hombre, no seas tan curioso, que si no lo cuento yo será por algo. prefiero mantener un mínimo de intimidad con mi vida, que esto es un blog y creo que con las historias ya hay suficiente. de todas formas, no soy ninguna personalidad ni nadie importante, simplemente viajo mucho.

sí, shakti, últimamente le levanto la mano a todo el mundo. a ver si me van a calentar la cara a mi a este paso...

dwalks dijo...

jota, que es que estaba comentando lo otro y no he visto el tuyo. pues la ponencia me quedó normal, me hubiera gustado estar más relajado y hacerla más distendida, pero bueno, no me equivoquñé ni nada ni me quedó en plan monótono. en lo de comer, por supuesto que quedé fatal porque arrasé bastante, pero es que me hubiera comido a mi madre si me la llegan a poner delante, qué hambre me dan los nervios...

Tony Tornado dijo...

ESTÁ BUENÉRRIMO!!!!!

te lo digo yop...

M. dijo...

Tontorrón, que era para contrastar opiniones!

y de paso, ponerle los dientes largos a Ana, que, perdona bonita, pero yo lo vi primero ;-)

Eride dijo...

M. tendrás que pelear, que yo paso mucho de protocolos.

Dwalks, ¿cuántas veces te he dicho que no quiero leerte sin cenar? Pues he vuelto a picar... ni micrófono ni hoteles en vinagre: ¡CROQUETAS! Háblame de las croquetas, ¿eran de buena familia?

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

"la garganta más seca que la rodilla de una cabra". A mi mente enfermiza y zoofilica jamás se le habría ocurrido tal comparación, "pata" a lo mejor, pero "rodilla" jamás.
E-Jay, yo creo que es tarotista.

nanyu dijo...

y sobre que era el rollo que has metido?
que envidia un poco de pulpiño ahora...

dwalks dijo...

tony, y tú salidérrimo. en milán, te vas a hinchar

m., ah vale. de todos modos, creo que ana me ha abandonado por otro, últimamente no la veo por aquí.

eride, pues hace ya que no me explayo con las comidas. de hecho, no sé por que hace tanto tiempo que no hago un post gastronómico. gracias por reconducir el blog por el buen camino! (y eso, pasando de protocolos, aquí en plan buffet libre)

wendy (mujer tirita), pues si vinieras con mis amigos te cansarías de oír cosas de esas. Agr es un maestro.

nanyu, la charla era muy técnica y cero interesante si no perteneces al mundillo, así que casi mejor que no siga. y te remito a lo que le puse a e-jay, hay que cuidar un mínimo ;)

Hans dijo...

Dwalks, tio, vale que igual fue inadecuado y pelín presuntuoso lo de las calificaciones de los alumnos, pero qué pasa, a lo mejor resulta que uno va teniendo sus años e igual le sobrevienen ocasionales déficits de autoestima, lo que tal vez le obligue a remontarse a los instantes en que era un joven y brillante etecé. Sería una cosa tipo Piano Man, pero menos etílica, no sé cómo explicarlo. Uno no debe ser fustigado por ello (y tal vez menos aún por duplicado) :D.
BTW, se te (os) echó en falta la noche del Jueves en el Susan. MBo suscribe que las margaritas son excelsas.

dwalks dijo...

hans, es un hecho que en este blog se aprovecha la más mínima bajada de guardia para meter un poco el dedito, no es nada personal y sí algo muy gratificante cuando toca repartir. a mi me caen por todos lados en mi propia e-casa, ya ves tú.

respecto a lo del jueves, me enteré de todo por vuestros blogs, aunque no hubiese podido ir porque ese día mi físico no me lo permitía. fue el día que me levanté a las cinco en santiago y estaba roto. para otra vez, ya sabes, avisa con tiempo y estaré encantado de tomarme unas cervezas contigo.

Ann O'Nadada dijo...

No me apetece mucho comentar, sólo decir que a mi me da que se te tiene que adr muy bien hablar en público. Además la presencia ya la tienes...

M. dijo...

D, seguro que, como no le hacías caso, la pobre se ha cansado de esperar.

Ann, la presencia no se. La cara dura...casi que pondría la mano en el fuego...