miércoles, enero 09, 2008

13 cosas mal diseñadas

Uno de los temas que me fascinan y me queman a partes iguales es darme cuenta que un producto o servicio cotidiano está mal diseñado. Por un lado me fastidia cruzármelos en mi camino, pero por otro me encanta descubrirlos sin que sean topicazos que ya los comenta todo el mundo. Hoy voy a decir unas cuantas cosas que utilizo habitualmente que me parece están mal concebidas. Como uno no es destructivo sin más, propondré mis soluciones:

1- Los probadores de las tiendas: De repente te encuentras con tres o cuatro prendas que te vas a probar (o más, pero ¿alguien se mete con menos?)en un cuartito que dispone una banqueta y una perchita-gancho un poco más grande que una alcayata para colgarlo (supuestamente) todo. En verano vale, pero como encima sea invierno y vayas encebollado de ropa y con el abrigo, ya la hemos jodido del todo. Pues nada, al final uno no es tonto y la banqueta y la percha para tus cosas y lo de la tienda va al suelo, que a lo mejor ni te lo compras, pero ese no es el punto, por que a mi me desasosiega mucho pensar que a lo mejor me quedo con algo que otro ha tirado al suelo antes que yo.

Propongo de tres a cuatro colgadores por probador, que no deben ser tan caros.

2- El último viaje del billete metrobús: Aquí me entenderán muy bien los usuarios de este bono de diez viajes, que es el que yo uso. Yo tengo muy pillado lo de llegar al rodillo andando, ir sacando el billete según me aproximo y, sin variar mi paso ligero, meter el billete, pasar el torno sin modificar mi velocidad, recoger según salgo el billete que sale por el otro lado y seguir andando como si no hubiera habido jamás un rodillo. Soy buenísimo en esto, deberíais verme, parezco un ángel.

Pues bien, cuando te toca picar el último viaje del que dispones, la máquina te cancela el bonometro, tardando unas décimas de segundo más de lo normal en devolvértelo por el otro lado, con lo que toda la elegante secuencia de movimientos coordinados que tu cuerpo hace sin pensar, se te queda en una especie de chiquito de la calzada, al tener que dar un pequeño pasito patrás en seco cuidadín, quietor, ahorar para corregir este gap temporal entre lo que sucede y lo que preveías que pasaría.

Propongo: Brainstorming de los que hacen los rodillos para que hagan tiempos iguales para todas las picadas de billete.

3- El agujero del contenedor de reciclar vidrio: Está claro que para las botellas de vino funciona de lujo y que a todos nos encanta meter botellas con fuerza para oír cómo estallan dentro lo más escandalosamente posible, pero ¿qué pasa con los botes pequeños? Pues que hay que arrimar mucho la mano para meterlos y te la pones perdida con esa especie de tentáculos de goma en forma de estrella pegajosos, mugrientos y empapados por los fluidos de todos tus vecinos del barrio. Me da mucho asco y por mucho cuidado que tenga, siempre me acaba oliendo la mano a calimocho.

Propongo: Agujeros succionadores accionados con el pie mediante un botón (cuanto menos toquemos mejor, que los richars de todos los barrios ven un botón y lo gapean) que permitan que no te manches la mano al meter botes pequeños, a la vez que puedas seguir oyendo las explosiones de las botellas y botes que tanto nos gustan.

4- La tapa del envase de mantequilla: Yo no sé si recuerdo en mi casa que una tapa del envase de la mantequilla haya llegado intacta hasta el final de su vida útil. Siempre se rajan por los bordes formando unas figuras sorprendentes que, aparte de no cerrar bien y generar unos desesperantes efectos frisbee al salir volando cada vez que abres la puerta de la nevera con cierto entusiasmo, siempre acaban manchadas de mantequilla por todas las rajas, de forma que te manchas cada vez que la coges. Mancharse la mano de mantequilla es lo peor.

Propongo: Mantequilla envasada en tápers o en bote.

5- Los cajones del congelador: Los odio, no puedo con ellos. Cada vez que tengo que sacar los palitos de cangrejo o los (fantásticos) ajos, cebollas o pimiento tricolor troceados de La Sirena (mi tienda favorita conceptualmente), lo paso fatal teniendo que abrir esos cajones ideados por Escher. Qué ruido hacen, que mal salen como estén un poco llenos... como haya un poco de escarcha mejor hazte unos huevos fritos.

Propongo: Productos frescos.

6- El enganche metálico que tienen las cintas métricas metálicas (el metro para medir en casa de toda la vida): ¿Alguien ha conseguido enganchar a solas la cosita esa que hay al principio de la cinta métrica para tomar medidas de algo? Me refiero a medidas correctas, no a ojo más o menos como hacemos todos al final, porque se suelta. A mi se me suelta siempre cuando lo engancho al borde de una tabla, una mesa o un rodapiés, así que se me comba la cinta y ya estoy quitando o poniendo milímetros a ojo. Mucha tensión siempre con esto.

Propongo: Que los fabricantes de cintas métricas sustituyan estos enganches por ventosas, por manos locas o por velcro.

7- Los revueltos de frutos secos con pistachos sin pelar o almendras con la piel: Esto me parece una faena directamente. El mayor placer de un revuelto de frutos secos es comérselos o a puñados o inclinándose la bolsa directamente en la boca. No hay nada como sentirse la boca llena de mil cosas diferentes que crujen con la única misión de masticar y ser feliz en ese momento, deseando terminarte lo que tienes ahí para meterte otro puñado. Bueno sí, con gominolas, pero las gominolas están mucho más evolucionadas y si a nadie se le ocurrió hacer gominolas con cáscara es porque tengo razón.

Propongo: Eliminar los pistachos o las almendras sin pelar de los revueltos o que Churruca contrate mano de obra especializada en pelar pistachos y almendras.

Nota: Con los garbanzos torraos tengo mis días, pero también los metería en la lista negra.

8- El relleno de las fundas nórdicas: Igual soy yo el único minusválido para esto, pero soy incapaz de meter el relleno de la funda nórdica dejando una cantidad de producto homogéneo en toda su extensión. Esto me genera muchos problemas de ansiedad para coger el sueño, no soporto coger lo que me cubre para arroparme y notar que es demasiado fino porque no hay relleno, o que me pesa más por la zona de las piernas que por el resto del cuerpo al haber quedado mal distribuido. Me parece superdifícil meter el relleno bien, y mira que me esmero.

Propongo: Cursillos de formación en Ikea para rellenar fundas nórdicas (gratuitos a partir de la segunda unidad comprada)

9- Los ruedines de los trolleys: Me encantan los trolleys y me parecen cantidad de prácticos, pero ay de ti como vayas con prisa por el aeropuerto y tomes una curva demasiado rápido, bajes un bordillo mal equilibrado o salgas de una escalera mecánica con demasiado entusiasmo. A mi el trolley se me acaba encabritando siempre en algún momento y, lo que es peor, soy tan ingenuo que pienso que si sigo andando como si no pasara nada se acabará estabilizando solo. Y una polla. Al final te ves bailando batuka con tu trolley en medio del aeropuerto hasta que no te paras y comienzas a caminar de nuevo.

Propongo: Trolleys de cuatro ruedas con control de suspensión inteligente o ruedines con neumáticos más anchos y estables.

10- Los pijamas de tela: No me extenderé mucho porque todos vemos esto perfectamente: ¿hay algo peor que estar cogiendo el sueño y notar ESE enrollamiento del pantalón por las piernas? Yo mismo os contesto: no.

Propongo: Esquijama, en caso de utilizar pijama largo.

¡Consejo Dwalks!: Pon tu esquijama favorito en el radiador antes de acostarte en invierno y serás completamente feliz unos 23 segundos, que es lo que tarda en enfriarse.

11- Envoltorios de las hamburguesas del Burguer: McDonald's descubrió que disponer de un sitio donde echar las patatas fritas daba mucha vidilla, así que ideó el envoltorio caja de cartón tipo Big Mac, para que al abrirlo pudieras ponerlas ahí y echarte todo el ketchup desde el principio, una de las experiencias menores más bellas que conozco. ¿Por qué Burger King se niega? ¿Por qué esta dosis de infelicidad gratuita? Me parece muy fuerte que nadie haya hecho nada al respecto.

Propongo: Que se copien de los de McDonald's o que te pongan las patatas en un platito.

12- El Teletexto: En los último veinte años los ordenadores personales han superado en tecnología a la que había en la NASA cuando enviaron los primeros cohetes a la Luna, la teoría de semiconductores ha permitido avances que año tras año sorprenden a los propios científicos, las redes y capacidad actuales permiten que cualquiera pueda estar conectado con cualquiera en tiempo real y desde cualquier punto del planeta, la realidad virtual perfecta está más cerca que nunca, las casas inteligentes ya no son un sueño de Asimov... ¿Entonces por qué coño hay ahora teles de plasma sofisticadísimas con el mismo servicio interactivo que a finales de los 80? Esos gráficos pixelados groseramente, estas cuentas atrás interminables hasta llegar a la página, esos cuatro colores, esos tres números de acceso a páginas que son una incógnita al pulsarlos, desapareciendo sobre la marcha o no... No lo entiendo. Y no cuenta que con doce años me la cascara una vez con el dibujo de una chica pixelada a base de unos cuarenta cuadraditos que salía anunciando los contactos eróticos que había antes... yo era joven, impresionable, imaginativo, estaba muy salido y el porno era caro y escaso. El que no haya evolucionado nada el Teletexto me parece muy extraño.

Propongo: Algo, lo que sea, que me permita pensar que todos los miembros del servicio informático del Teletexto no han muerto a principios de los 90 y nadie se ha dado cuenta todavía, incluyendo sus familias. Por favor, si algún familiar lee esto. que llame al fijo de la oficina (echando cuentas, lo que está claro es que móvil no pueden tener).

13- Las perchas de las tintorerías: Llevas tu traje bueno a la tintorería porque quieres tenerlo bien y que te dure y ¡hop! te lo devuelven perfectamente limpio y planchado (bueno, no siempre) pero colgado en una de esas perchas raquíticas de alambre maleable que lo único que hace es dejarte la marca en el pantalón y deformar el traje por la zona hombros. A ver ¿no son profesionales? ¿no saben esto? ¿tan cara es una percha? No creo que sea tan difícil hacer una percha un poco más ancha por las zonas que deterioran el traje.... No sé, si te cobran 15 euros por una limpieza, te podría proponer pagar un euro más por elegir una percha mejor o la estándar, que les da igual un Zegna que un Dustin y no. En fin.

Propongo: Perchas más anchas por la zona donde dobla el pantalón y por las esquinas, que es donde caen las hombreras y, obviamente, no olvidar cambiar el traje de percha en cuanto llegues a casa.

Si queréis aportar las vuestras, it's open, que me molan mucho, pero ojo, no me digáis cosas tipo:

- "no molan nada los brazos de gitano, que no te los puedes comer de un bocado, una putada..." (ya, ni tampoco puedes chuparte el codo, apúntate otra)

- "y qué me dices del gobierno de país, que blablabla así nos va y blablabla que es un blandito y blablabla ministros incompetentes y blablabla" (es una opinión y además, es un rollo en este post, no pega)

- "se te ha olvidado la ropa de H&M, que es muy barata pero se da de sí en cuatro días, menuda estafa!" (vale, pero eso lo sabe todo el mundo y además es el trato que haces con tu conciencia cuando gastas tu dinero ahí)

22 comentarios:

Anónimo dijo...

Me siento 100% identificada contigo en el momento contenedor de vidrio. Odio el olor del liquidillo que te pringa! (si no voy a volver a casa, me llevo unas toallitas húmedas para limpiarme las manos, qué asco).

Eso sí, rellenando la funda con el nórdico soy una máquina. Podría montar una academia... Nunca le había visto futuro a esta habilidad! Me has dado una idea.

Y por último: a favor de los esquijamas!

D.

Maggie Wang Kenobi dijo...

en muchas cosas, estoy superafavor de ti (bueno, en general, siempre he estado superafavor tuya, sisisi, que para algo eres así de alto, wapo e inteligente) pero sobre todo en lo del teletexto, que es la cosa más añeja y poco útil que he visto en mi vida.

Teresa Paula dijo...

el teletexto morira así cuando desaparezca la tele analógica, es parte de la estrategia para que te hagas con la tdt ya, que ese sí que va bien...
anda uqe ya te vale...no tenías alguna revistuca a mano?

Tony Tornado dijo...

Es EL post del 2008, tan pronto y ya has dado en la diana...
Además es un Topo 13, que da todavía más mal rollo...

Lo del momento Chiquito es un putadón. Claro, como tú eres tan grandote y tan guapo, pues no te pasa, pero a mí me da en to el wrabako, y eso sí que no mola nada. Ahí empujando y el torno no pasa, y toma huevada...

El agujero del vidrio es una gran guarrada. Pero lo del botón no lo veo factible. Más bien pondría unos contenedores que fueran como las máquinas de Vending, pero que en vez de dispensar chucherías, recogieran botellas. Se pierde el efecto romper vidrio, pero (en Suiza, que es donde existían estas máquinas cuando yo era cani) te ganas 5 cent por cada botella retornada.

Con el punto 8, de las fundas nórdicas, te aconsejo a que hagas como una pareja de maricas más y te pegues un garbeo más en profundida en Ikea (o cualquier otra tienda que tenga camas, pero no suele haber tanto mariquita sesuarl como en Ikea): hay fundas nórdicas con cuadrados cosidos que impiden que la pluma (jaja) se escurra por los lados. Valen más caros, pero tu sueño bien lo vale, amigo.

El punto 11, quizá sea de lo poco malo que tiene BK. Del resto no se les puede reprochar nada. Bueno sí, la calidad en sí misma de las patatas por lo que al fin y al cabo, te pillas el Whopper y terminas haciéndote las patatas en casa.

Y sobre el punto 12, pues parece ser que con la TDT le quedan los días contados al teletexto. Yo traduje para TTXT y es un poco low peor, todo muy Pedro Picapiedra....

En cuanto se me ocurra otra cosa mal diseñada, te commentaría si eso.

oria dijo...

Soluciones a alguna de tus cosas mal diseñadas:

Tapa de la mantequilla: existe mantequilla empaquetada en paquetes de papel especial. Como no tiene tapa, fin al problema.

Relleno de las fundas nórdicas: coges las esquinas de las fundas y juntas ahí toda la funda como si fueran una medias femeninas. Metes el relleno y haces que coincida las esquinas del mismo con las de la funda y desenrroscas la funda. Con una sacudida irá bajando poco a poco. Espero haberme explicado. Alá, ya tienes deberes para esta noche.

Saskia dijo...

Hola. Errata en el segundo párrafo: ha tirado. A partir del punto 7 he perdido un poco la concentración (buf), entre otras cosas porque no podía parar de reírme, pero el tema esquijama en el radiador te ha hecho perder el glamour que habías ganado en el punto 2 validando el metrobús. Que lo sepas.
Estoy con Tony Tornado. Las fundas nórdicas con el relleno repartido en cuadrados para que no se mueva son para que abriguen por igual en todas las zonas, pero a tí de paso te soluciona el problema.
Por cierto, yo en el tema diseño, la palabra "abrefácil" aún no la he descodificado...

Anónimo dijo...

Lectores dando por saco:

Hay otra errata: Tupperware, y no Tupperwear.

Lo de McDolnad's deduzco que es un fallo al teclear, que serás una máquina del typing...

Me encanta lo de calentar el esquijama. De lo más entrañable. Te adoro.

dwalks dijo...

pues no me vendría mal un poco de terapia con la funda nórdica, estoy empezando a dejar de creer en que soy capaz...

no sabía que el teletexto iba a desaparecer con la tdt, pero da igual, todos estos años son suficientes para sostener lo que he escrito.

tony, no es un top! sólo son 13 cosas una detrás de otra porque soy muy inseguro clasificando y prefiero no categorizar. lo de las máquinas de suiza no sé... que no puedas romper las botellas le quita la única gracia que tiene ir a echar vidrio a reciclar. y cuidado con lo de hacerte las patatas en casa, que se empieza así y acabas como mi padre, que dice que para ir al burger se queda en casa, que le sale la hamburguesa más rica. no entiende nada este hombre.

oria, no a la mantequilla en papel, al final se queda el papel como un kleenex usado, creo que es peor todavía. y para que entienda lo de la funda, adjúntame unos croquis o algo, que me pierdo.

gracias por las correcciones y por asumir que son erratas. corregido!

y no soy una máquina del typing, escribo sólo con un dedo, el meñique del pie izquierdo.

JOTA dijo...

en mi zona el contenedor de vidrio no tiene ventosa, ha quedado el agujero solito para tirar todo con confianza.

De todos, me quedo con el diseño de los probadores, los peores, los del Mango, los más estrechos de todos, los mejores en los que he estado, el Corte Inglés, muy amplios, muy cómodos, más de una percha.

La funda nórdica he optado por darle la vuelta a la funda, coger las puntas primero y darle la vuelta, queda mejor... por supuesto hablo de Ikea's designs, el resto de opciones q te dan por allá arriba me las prometo mirar.

Del resto no me pronuncio, pero totalmente de acuerdo.

MB dijo...

A mí lo de la mantequilla y lo de la cinta métrica no me pasa. Tampoco me pasa lo de las maletas, pero es gracias a que mi queridísima familia me regaló una maleta con las ruedas mucho más anchas de lo normal, que aguanta perfectamente hasta los escalones grandes. Desde aquí, gracias a mi familia. Coincido en todo lo demás. Me parece muy entrañable lo del pijama.

..desde el silencio dijo...

Yo tengo mantequilla en lata :) Tiene una tapita de plástico para poner una vez abierta pero como has ido cogiendo hacia abajo no da tan mal resultado como las tapas de mantequilla tradicionales, por lo menos para mi gusto.

A mi me ha sacado mi tía un edredón nórdico del Ikea, todavía no lo tengo pero espero no tener esos problemas, yo que quería cambiar porque estoy harta del rollo sábana-manta-colcha, estas Navidades estando enferma he tenido que rehacerme la cama hasta 3 veces al día y acababa aún más malita :(

..desde el silencio dijo...

Ah! Se me olvidaba, en mi ciudad no hay metro y la primera vez que pasé una tarjeta de esas en Londres la debí meter al revés o algo ¡¡¡y se me quedó atascada dentro de la máquina!!! Qué vergüenza, sobretodo porque se me iban acumulando londinenses que con las velocidades que llevan prácticamente se iban chocando conmigo y mi maleta, ¿no tienes lista de momentos vergonzosos?

Fort Kiddiwanee dijo...

Los menús de Imagenio o de R son más evolucionados que el teletexto pero sirven para lo mismo, nada. Apuesto por mantener el teletexto tal cual está, en plan conservación de patromonio como los cascos antiguos de las ciudades.

Tus actualizaciones, de domésticas, resultan entrañables.

mal dijo...

a no ser que vivas con tus padres, lo del pijama es un coñazo. hace ya una eternidad que no uso y cuando visito a mis padres me quedo con el calzoncillo puesto y ya está.

eurocero dijo...

Un clásico de las cosas mal diseñadas son estas teteras metálicas que antes ponían en la mayoría de los bares cuando pedías un te o una manzanilla. No importa cómo intentaras echarlo en la taza, no importa que pusieras el dedo en el pitorrillo que tenía encima..., el líquido siempre acababa derramándose por la parte de atrás, quemándote la mano y dejando la mesa perdida.

Anónimo dijo...

Muy buena idea lo del esquijama!!Yo soy sonambula y no suelo meterme en la cama con poca ropa, por si acaso. Y si, lo confieso, caliento el pijama en la chimenea, y que gusto, oye.
R.M.

Incrédulo dijo...

Insomnio y chimenea.

Mala combinación.

Iván Payá dijo...

El punto 2 y lo de la "huevada" del Towny me han provocado la típica carcajada sorda (¿no será muda?) de ponerse la mano delante de la boca en plan delicada señorita.

Cuando el torno me pica el último viaje del bono-metro, automáticamente me viene a la cabeza una imagen muy extraña. Me están persiguiendo unos malos y cada décima de segundo es crucial. La máquina se empeña en tardar más de la cuenta en darme, no ya un billete usado, sino lo que resulta ser un salvoconducto de vital importancia para salir con vida de esas catacumbas, y mi muerte parece acercarse por segundos. Ese retraso de la máquina hace que la peli se ponga todavía más interesante. De verdad, me pasa esto. Y ahora ya fuera de chorradas, ME JODE DE LA HOSTIA quedarme en plan tonto con el ritmo de la marcha perdido esperando que la maquinica escupa.

Sí, sí y sí al problema con el nórdico. Siento decirte que la solución de oria es fácil de visualizar, y que es la única forma de paliar el problema... aunque no se resuelva al 100%, ya que al cabo de los días la descompensación reaparece.

¿Puede que hayas escrito un post a la altura del de los tecnolerdos? Creo que sí. Te envidio, zorra asquerosa.

ra dijo...

solución para lo de los probadores: yo siempre me meto en el de minusválidos, que siempre está libre.
estoy de acuerdo con iván payá en lo de que este post está a la altura del de los tecnolerdos.

nanyufonseca dijo...

jo, que gracia!

para mi las cremalleras de los pantalones (los que las tienen, claro) tampoco son un ejemplo de un buen diseño. no se si utilizan peores materiales para ellas, pero se enganchan mas a menudo y encima provocan situaciones de lo mas complicadas, por no hablar de lo dolorosas que pueden llegar a ser (algo pasa con mary)...

y luego la vida en general tiene un diseño muy mejorable. donde se ha visto tener que trabajar para poder subsistir?

Anónimo dijo...

el de los tecnolerdos de cuándo es??? Me habéis despertado la curiosidad.

gracias

oria dijo...

Alguno que tenga edredón, que se haga un vídeo y que se lo mande a dwalks.