lunes, octubre 22, 2007

Dwalks se encutrece

Cuando los gatos se empachan a guarrerías cogen y comen hierba para purgarse, ante la impotencia de sus dueños..

Cuando los niños de cinco años se hartan de ser buenos cogen un día y se mean encima, y luego lloran y se llenan de mocos, ante la impotencia de sus padres, que ni a bofetones lo callan.

Cuando los maridos modelo se hartan de ser modelo cogen, salen un día y se pillan un pedo gigante, entrándole a todo lo entrable, ante la, a esas alturas etílicas, impotencia de sus mingas (esto suele ser una vez al año, en la fiesta de Navidad de la empresa. ¡Ah! Gracias fiestas de empresa navideñas, cuantas familias ha salvado ese microclima que se crea sin pasado ni futuro, sólo presente borroso)

Cuando Berlusconi se nota el óvalo facial regular coge y se lo estira una poca, ante la impotencia del mundo en general, que observa aterrorizada su mutación a su propio muñeco de cera. Así.

Cuando Dwalks se harta del rollo moderno coge y se encutrece, ante su propia impotencia.

Esto no quiere decir que los gatos vayan a dejar de inflarse de comer lo primero que salga de la bolsa de basura, ni que el niño tenga un muelle flojo para siempre, ni que el buen marido se haya cansado de su familia y siga siendo un padre estupendo (mejor persona), ni que Silvio olvide que tiene 40.000 millones de años, ni que yo vaya a cambiar (del todo) mis hábitos. Simplemente son procesos naturales de autoregulación. Te saturas, te ajustas, y a seguir. Acción-reacción, mmséptimo de EGB, creo.

Como con esta introducciones ya me veo venir un post-Rayuela, me dejo de darle vueltas y me centro en el tema. Desde que la semana pasada comenté que el Elástico me había saturado un poco, me he metido en una especie de mundo caspa del que no soy capaz de salir. Esto no lo digo por decir, ni por seguir esta corriente que hay ahora de que lo verdaderamente moderno es no salir por la noche, fuera la ojera- viva el carrillo rosado y tal y tal. No, cuando yo digo caspa, digo caspa. Al turrón.

Dwalks se encutrece

Trabajo

Esto no es nada caspa, la verdad, pero es que pasado la última semana haciendo "trabajo de campo", parte necesaria en mi nuevo proyecto, y no se puede decir que haya estado en amplios despachos de amplias ciudades todo el día, así que lo pongo. El mundo técnico tiene una parte muy creativa, bonita y sofisticada, y otra que no lo es tanto. Me refiero a la parte poligonera. Creedme, la mayoría de los chismes y máquinas que se producen en este país y que tan buena pinta tienen cuando se venden en las tiendas, tienen su lugar de fabricación en sitios totalmete Mad-Max, grises e incómodos. Mención especial para mi jornada del viernes pasado, en la fábrica de una conocida marca de neumáticos, tecnología punta oiga, y yo que estaba allí no me podía creer que eso no fuera el fin del mundo. Enorme, decadente, con máquinas de cientos de toneladas haciendo cosas por todos lados, soltando vapores, un olor a goma insoportable, con cientos de personas trabajando en permanente penumbra... me fascinó y me produjo rechazo a partes iguales. Toda una experiencia, en serio, pero qué alivio cuando salí de allí, me sentía insignificante.

Compañías

Igualmente, me pasé toda la semana pasada con el alemán que había venido a españa a enseñarme algunas cosas. El tío, un crack en lo suyo, y un tipo encantador con el que era muy fácil pasar tanto tiempo (cinco días currando con él por el día y sacándole por la noche). El problema, que era un burro. Yo que le intenté enseñar Madrid un poco bien y a él que sólo le interesaban las tiendas de recuerdos y los museos del jamón. Que estuvimos el jueves en Burgos y yo que le llevo por un sitio que me sé que se te aparece ese pedazo de catedral ahí, delante tuya de repente, y el tío que la ve y como si pasa delante de un VIPS. Ni la miró. En fin, ni me lo planteé, pero un poco decepcionante si que fue para mi, que me apetecía impresionarle un poco.

Gastronomía

Pues más de lo mismo. Con tanto polígono esta semana pasada, pues nada, me he vuelto un experto en los menús del día de los polígonos. Todo gurrú (ragout) de ternera, escalope, arroz pasé a la cubana, flan de la casa y/o/u café. Me noto blando.

Música

Desde que estoy currando en lo nuevo, las actualizaciones de mi iPod se han estancado en Septiembre de 2007, pero bueno, eso es porque no tengo tiempo y sí mucha música ya metida no escuchada. Esto no sería un problema si no volviéramos a la semana pasada. Yo ni me había planteado lo de llevar música en el coche, que le pongo al alemán mis cosas y no vuelva a España en quince años, pero tampoco contaba con que él traería la suya. El repaso que me he hecho de los mejores recopilatorios de baladas y éxitos rock no ha tenido desperdicio. Prefiero no entrar en detalles, pero confieso haber estado en un coche al ritmo de lo de Michael Bolton, Gloria Estefan o Julio Iglesias. Cinco días.

Ocio

Esto no termino el viernes, cuando el alemán se volvió a Alemania. El sábado fui a una capea con Agr, CF y trecientas personas más. Todo bastante pijo y tal, pero me lo pasé muy bien, para qué nos vamos a engañar, gente maja hay en todos los sitios y conocía a bastantes. Yo, que siempre ando con lo de que las vaquitas y los toritos sufren con estas cosas y fui y me partí el culo con las vaquillas. Joder, es que te pones y no hay quien se resista a doblarse de risa con los revolcones, pero reirte de no poder parar. Luego una barbacoa muy buena y fiesta y bebercio todo el día. Pues te lo pasas muy bien, aunque haya poco electropop.

Esta mañana

Como ahora curro en casa, esta mañana he parado un rato y me he ido a comprar una cosa a media jornada, como a las doce y media. Para despejarme un poco, me he metido en la cafetería del barrio a tomar un café. Normalmente tienen todos los periódicos, pero había dos pillados y otro tenía un café encima, así que me he tomado el café con el marca, empollándome bien lo de Alonso, el fútbol y las categorías regionales. Todo esto con bien de jubilados tomando coñases, señoras con la compra en el carrito hablando de sus cosas y chavales de pellas, ahí viendo el programa del Leslie Nielsen éste que hay por la mañana, que va de salud y de cosas de viejos, tipo los estreñimientos y métodos de respiración para que no se te salgan los dientes en el baile.

Humor

Hasta ahora han sido las circunstancias, pero esto que viene ahora no tiene disculpa. Supongo que estoy en una fase en la que lo popular se me impregnado muy bien y mis gustos humorísticos se han visto afectados. No sé como los he descubierto ni nada, pero no puedo para de reírme con estos dos cantamañanas, y mira que son simples.

El primero es Maluco, que es un brasileño que hace cámara ocultas en los que asusta a la gente y se pasa un poco. El vídeo de los gritos en el ascensor es mi favorito y, qué se le va a hacer, me hace llorar de risa (conviene verlo hasta el final porque es totalmente adictivo), y el de la silla de ruedas y el de las pelotitas también me llegan mucho. A todo esto, qué mano más larga tienen los brasileños, enseguida quieren calentarle el morro.

El segundo es Yayo, otro descerebrado, ésta vez argentino. Este hace cámaras ocultas en programas supuestamente en directo, de estos con la típica chica florero tipo Supermodelo, que es la presentadora. Tiene dos vertientes, una en la que este tipo se supone que empieza a cantar una canción romántica, saca a la chica-presentadora a bailar hasta que, en lo mejor de la canción, cambia el argumento de la canción y... uno o dos. La verdad es que se pasa tres pueblos, pero ese momento en el que le cambia la cara a la chica mientras baila tan contenta y el otro sigue diciendo burradas, es de tirarse al suelo, de pena, de vergüenza ajena y de todo a la vez. Pobrecitas.

La otra vertiente la buscáis en youtube si queréis, que ya me está dando vergüenza meter tanto link así.

En fin, viva lo zafio, mañana se me pasa.

14 comentarios:

nanyu fonseca dijo...

bueno, ante tanta zafiedad...

nanyu fonseca dijo...

oye, que se me ha escapado el comment-ario...

pues eso, que ante tanta zafiedad no es mala salida la de echarse unas risillas. me esperaba algo mucho peor, sinceramente.

Quieta, Leona dijo...

¿UNA CAPEA?
¿Y luego qué, la gomina?
(glups)

Tony Tornado dijo...

Leslie Nielsen????

Me partooooooo!!!!!!!!!!!

Ya tienes el tensiómetro?

Farala dijo...

Saber vivir es lo más, cuando empiezas no puedes parar de verlo. Y toda esa gente que sale contando sus problemones de salud, y los médicos ahí recomendando lo primero que se les pasa por la cabeza...

Oye, lo de la capea es muy fácil. Y mezclando dos asuntos, una de las fiestas de aniversario de mi antigua empresa fue una capea, qué te parece? Si ya mola ver cómo a los valentorros les da un buen revolcón la vaquilla, no te digo nada lo que mola ver al fantasma de la empresa comerse un burladero :D

Mj dijo...

No te estás encutreciendo, más bien le estás dando a los deportes de riesgo...

Corredero dijo...

Que hay que ver cómo me gusta maluco.
¿Hacemos un club de fans?. En los clubs de fans se liga...

Iván Payá dijo...

Ultra-fan de Yayo. Ese cuarteto de 5 músicos. Ese compinche del final que insulta a la agraviada.

Brutal.

Gracias por Maluco en su momento y gracias ahora por Yayo. Fan irredento me he vuelto. Toma rima.

dwalks dijo...

yo también soy muy fan de maluco, que sí que es lo más, y yayo me parece un cabrón con pintas, pero me puede el morro que tiene. iván, sabía que yayo te tocaría la patata.

saber vivir huele a pis, pero es hipnótico. una vez me vi media hora de ejercicios para mejorar la artrosis de los dedos sin pestañear. y el presentador es leslie nielsen ¿no? de toda la vida.

farala, ahora que lo dices me suena lo de tu capea. encima en tu mundillo que hay modernetes de estos de medio kilo, cómo tenían que salir por los aires ¿no?.

mj, comer de menú de polígono está muy comparado con el puenting últimamente. lo dicen todos los expertos.

Anónimo dijo...

Hace un par de semanas buscando en el google, entre en este blogger por casualidad. Me llama mucho la atencion la manera en como te expresas,las ocurrencias que tienes, la vida que llevas......
Creeme que me he sorprendido a mi misma,mirando cada dia tu blogger, ansiosa por reirme y pasar un buen momento.Solo quiero felicitarte.

Mr blueberry dijo...

Mantienes la decencia, currando en casa y sin hacer del pijama el uniforme del día a día.

Muy a favor de los Raguses en los bares de polígono. Debe ser la parte de la vaca que solo venden a los dueños de los bares cutres, porque no la he visto nunca en la carnicería.

Abrazotes

Hans dijo...

Bueno... si un día te portas bien te contaré algo acerca de la España Real.
Yo lo llamo 'chapuzarse de pueblo', que queda como más generación del 27 y tal...
Hale, abrazos.

mogkumo dijo...

ahora viene el finolis... nada, será que verlo en soledad no ayuda, pero lo del Yayo sólo me ha recordado a lo de aquella canción de la infancia que decía: pican pican los mosquitos pican con gran disimulo, unas veces en la cara y otras veces en el cu.. ando yo era pequeñito...

JOTA dijo...

la comida de los polígonos de pensarla me ha sentado hasta mal, no por mala sino por repetitiva :(