jueves, septiembre 27, 2007

Examen y Frankfurt

Hoy me he desayunado una salchicha como el cuello de Chiquetete. Mira que quería desayunar poco para no estar muy lleno para el examen, pero es que los desayunos de aquí no son ni medio normales y claro, aunque te mentalices para ser comedido luego ves que el que va delante tuyo se pone bien de todo, pues te entran ganas y te echas tú también.

El examen creo que bien, pero bueno, a ver qué nota me ponen. Hay que sacar un siete mínimo y aunque me lo sabía más o menos, el hecho de tener que escribir en inglés siempre resta confianza, y más cuando son cosas técnicas que se escriben de una manera muy precisa. Creo que me he columpiado en un par de cosas, pero espero que no se pasen mucho. Agh, solo de contarlo me estoy comiendo el tarro, así que paso de seguir con el tema.

Después del examen, un compañero de estos días me ha traído a Frankfurt a las oficinas de mi empresa a reunirme con más gente con la que tendré contacto. Todo el viaje lloviendo a saco y es que por lo visto viene lo que no está escrito de lluvia del Este. Poco nos ha cundido hoy porque hemos llegado a las dos, hemos comido y hasta las tres no hemos empezado. Básicamente me he presentado a los gerifaltes en quince minutos, me han dicho que estaban muy contentos de que estuviera con ellos y blablabla, y ya me he ido con uno a que me presentara a toda la gente con la que tendré contacto desde España. Bueno, a parte, tengo que volver dentro de dos semanas a seguir aprendiendo cosas. He conocido a mucha gente con la que he hablado mucho por e-mail y todas las tías eran bastante feas, muy alemanotas y cuadradas, aparte de bastante mayores de lo que creía. Yo es que mitifico enseguida por e-mail y luego me llevo los chascos. Eso sí, todas muy simpáticas.

A las cinco un tipo de la empresa que vivía cerca de mi hotel me ha acercado y a mitad de camino hemos parado en un supermercado. Llovía a mares y el supermercado estaba en un sitio bastante anodino, pero he pensado que me molaba el hecho de estar en Alemania un jueves, haciendo la compra a las cinco de la tarde un día de lluvia en un barrio, un día de verdad y no como cuando vas de turismo, que todo tiene un punto irreal, de saber que la gente en realidad no vive ahí. Me he comprado una botella de agua y un champú, porque esta mañana no tenía en el hotel y me he lavado la cabeza con el jabón líquido de manos del labavo. Luego me he dado cuenta que era extra-hidratante y claro, he llevado el pelo todo el día como una ensaimada, en forma y textura, superpastoso, qué asco. Por eso me he comprado un champú de viaje, que nunca llevo y luego me pasan estas cosas.

He ido a cenar con mis dos jefes y hemos ido a un italiano bastante rico, pero estaba muy cansado y les he dicho antes de llegar que estaba reventado, así no se han enredado a cervezas y me han traído al hotel hace un rato. Ahora me acuesto que mañana tengo reunión, a ver qué me cuentan, porque me van a decir lo que tengo que hacer en breve. Qué nervios y qué ganas.

Mañana me vuelvo, ya apetece que ha sido una semana tensa.

13 comentarios:

M. dijo...

Y este finde te quedarás en casa descansando y durmiendo.. a que sí???

MGM dijo...

por fiiii.. a qué te vas a dedicar.....

Iván Payá dijo...

MGM, es fácil, coges las Europages y te cribas todas las empresas con sede en Frankfurt. Yo ya lo he hecho y creo que tengo ya alguna idea de a qué se dedica este chavalín...

Tenemos derecho de sabé, Diguals!!

MGM dijo...

je,je.. es que soy muy perra y prefiero que me ahorren el trabajo...

BASTA DE SECRETOS!! Estoy con Iván payá, TENEMOS DERECHO DE SABÉ!!

Maggie Wang Kenobi dijo...

uy, questrés yo iba a comentar algo sobre lo fatal que me parece que te tengan con lluvia, en lugar de recibirte con días espléndidos por eso de la adaptación al nuevo medio, pero nada, me uno al clú ¡queremos de sabé! ea

DraB dijo...

Siempre me ha hecho mucha gracia con lo de que en Inglaterra llueve mucho y se come mal. No señora, eso es porque su hijo aprende inglés y no alemán. Si lo mandara a Alemania en vernano sabría de verdad donde llueve y donde se come mal.
Cuanto resentimiento hay todavía en mi...

Mj dijo...

Köln, esa ciudad en la que el casco antiguo es un cuadrado de 1m cuadrado acristalado.
Me solidarizo contigo en lo del supermercado, también se me hizo extraño acabar en unos ultramarinos comprando cebolla para la cena un jueves cualquiera en Alemania...

(Obviamente, Dwalks es ingeniero aeronaútico espacial y construye cohetes)

Iván Payá dijo...

¿Hacemos apuestas?

Yo creo que es mandrinador (ciudad de vacaciones).

MGM dijo...

pues yo creooo....que es algo relacinado con el marketing y RR.PP... pero por favor, no queremos mantener más el suspense, estaria bien que te hiciese oir,no???

TENEMOS DERECHO DE SABÉ!!!!!

dwalks dijo...

nada nada, que no haya más suspense con mi trabajo. me dedico al diseño de pelotas de ping pong para espectáculos de tailandeses.

ex-fumadora dijo...

hola..oye, que me entero de todo semanas más tarde, qué mal..que vaya todo genial, me alegro un montón del cambio, madre mía que año llevas eh. Seguro que es todo para bien, fuera nervios!

MGM dijo...

pos vaya...tanta intriga para esto..!!

M. dijo...

Pelotas de ping pong????

Ah, claro... ya ti te necesitan para hacer los moldes, no te joe....