viernes, junio 08, 2007

Would se me va

Recuerdo que la primera vez que hablé con Would, aparte de la presentación rutinaria de mi primer día de oficina, fue en uno de esos cursos de formación que nos daban a los nuevos. No me cayó muy bien antes de hablar con él porque atendía mucho durante la charla y parecía un poco enteradillo cuando respondía voluntariamente y muy serio a alguna pregunta de esas que hacía el formador al grupo de vez en cuando. Tampoco hablamos demasiado durante aquel curso. De vuelta a la oficina empezamos a intercambiar algún correo y a los dos días ya estábamos soltando burradas y esperándonos para tomar café.

Cuando empezamos a llevarnos bien me contó que hacía poco lo había dejado con su novia de toda la vida y que lo estaba pasando mal. Un año después yo lo dejé con la mía y, a los dos meses de mi ruptura, él ya estaba saliendo con Berlín, su novia actual. Es decir, técnicamente hemos estado solteros simultáneamente dos meses, lo que no ha impedido que hayamos llevado una relación semihomosexual hasta el día de hoy, totalmente oficial tanto en nuestra vida personal como en la profesional. Nunca hemos follado pero bueno, sólo es un detalle.

En total, han pasado cinco años y pico, y hoy es su último día en la oficina porque se cambia de trabajo. Va a mejorar mucho en todo y me alegro tremendamente por él, le he animado mucho a que diera el salto porque sin duda era lo mejor, aunque él en el fondo no ha tenido tantas dudas como ha aparentado en algún momento, eso se nota. Además, vamos a seguir trabajando cerca y ahora estará con Elza, así que de alguna forma va a seguir estando ahí. Es la mejor decisión que podía tomar y todos lo sabemos.

Aunque fuera del trabajo cada uno ha tenido su vida, también hemos tenido nuestros momentos. Nos hemos ido de vacaciones varias veces, hemos compartido cama en hoteles, nos hemos partido la cara a almohadazos, hemos paseado mucho, hemos perdido el tiempo, hemos salido de copas, nos hemos hecho fotos, hemos ido de compras, nos ha gustado la misma chica del trabajo, nos hemos contado todo, nos hemos presentado a nuestros respectivos amigos y novias, nos hemos dado consejos de estilo y belleza, hemos abierto un blog a la vez, hemos chateado, hemos ido a conciertos y hemos comido mucho sushi juntos los viernes, aparte de degustar todas las franquicias de la zona. Eso sí, nunca, nunca, nunca, nos hemos enfadado. Para mi es imposible enfadarme con Would, lo tengo muy comprobado.

Yo ya sabía desde antes de que lo dijera oficialmente en la oficina que se iba a ir, lógico, he seguido cada paso que ha ido dando, pero desde que lo hizo hace dos semanas, hemos intentado aprovechar un poco el tiempo que nos quedaba currando juntos, nada especial, paseos a la hora de la comida, comer juntos, charlar, alargar un poco el camino al metro... la verdad es que he visto una evolución tan lógica de todo que no he tenido la sensación de despedida, ni siquiera esta semana, todo ha sido muy natural y los últimos días no han sido tan distintos al resto.

Ayer jueves era su última tarde y, aunque ya no quedaba mucha gente en la oficina, yo me tenía que quedar un poco más que él trabajando. Como siempre, me ha dado un telefonazo desde su mesa y, como le he dicho desde lejos que yo todavía no me podía ir, ha venido a mi mesa a despedirse, como siempre hacemos cuando uno se va antes que el otro. Hemos hablado un rato de nada en concreto, yo sentado y él de pie, y se ha despedido como todos los días cuando no nos vamos juntos al metro "bueno tío, hasta luego, no curres mucho". No se muy bien por qué, me he quedado mirándole mientras se marchaba y por primera vez he tenido la sensación de que era la última vez que le veía hacer eso, marcharse por la tarde un día normal. Hoy trabajamos, pero como es viernes sólo lo haremos hasta la hora de comer. Además, como es su despedida y tal, se invitará a algo a última hora y será un día algo distinto al resto con tanta gente, habrá poca intimidad.

Pues eso, que yo me le he quedado mirando cómo se iba para la salida desenrollando su iPod tan tranquilo, y he tenido que ponerme a mirar unos papeles porque me empezaba a notar parpadeando demasiado rápido y tragando una cosa complicada que se me había puesto por la garganta. Y es que amigo va a seguir siendo, pero no sé si volveré a tener un compañero de trabajo como Would, tan amigo. Y desde luego, no va a ser lo mismo escribirle un e-mail sin poder ver en la otra punta de la oficina como le bota la cabeza de la risa, le voy a echar muchísimo de menos.

20 comentarios:

Tony Tornado dijo...

Era cuestión de tiempo que lo admitieras…
Siempre fastidia cuando se van los buenos amigos del curro, pero tienes la suerte de que le vas a seguir viendo mucho. Y a un colega se le disfruta más sin los agobios del curro.

Mucha suerte, World. Mucha suerte, Dwalks!

nanyu fonseca dijo...

World?

jajajajaja, con lo emotivo que estaba por el post al ver semejante metedura de pata de touny se me ha ido de un plumazo (?).

me voy a concentrar de nuevo: si, es una suerte tener amigos en el trabajo, y es mas suerte aun no necesitar marcharse del trabajo donde tienes esos amigos. animo.

Tony Tornado dijo...

Como eres, Nan... He sacado mi vena dramacuinera y le he deseado la suerte a todo el mundo...

Enfins, que mucha suerte, Would!

(eso, que por poco se me escapa tu nombre como a uno que M y yo nos sabemos....)

e-jay dijo...

Si llego a saber que era tan triste/emocionante esta entrada no la leo. ¿Cómo mirarás al tio/tía que sustituya a Would, que se siente en su sitio....?

nola dijo...

Me ha gustado mucho el post, y más saber que Dwalks tiene su corazoncito...sniff

mogkumo dijo...

ois que no tengo yo el día para leer estas cosas, que de poco me electrocuto con las lágrimas cayéndosen en el teclado...
"aunque nada pueda hacer volver la hora del esplendor en la hierba.. no debemos afligirnos, la belleza permanece en nuestro recuerdo" si tú te pones tierno, yo me pongo pastelosísimo

Iván Payá dijo...

Jo...

Precioso post, D.

Un abrazo cósmico a los dos, hijos de puta.

Anónimo dijo...

Eres un encanto.
Qué orgulloso se debe sentir tu amigo al saber esas cosas tan preciosas que dices de él.
Sería una suerte tenerte cerca.
Julia

Mj dijo...

Jo!
Nos tienes a todos enternecidos, de verdad.
Suerte Would :)
La duda es ¿quién se queda la custodia de Mogote de Papeles?

David dijo...

A mi se me ocurre también que podrías seguirle en su cambio de trabajo y ser eternos compañeros (y amigos), vayais donde vayais... sería como una asociación rollo Barbara Rey y Ángel Cristo, Esteso y Pajares o Enrique y Ana pero que acaba bien...

Es una idea solo...

Eso sí, el post una maravilla, ver esa enorme amistad provoca envidia...

Troy dijo...

Si, si... mucho lacrimeo y mucho de todo... pero ¿porqué/porque/por qué/por que no cuentas cuanto has tardado en ir a desvalijar sus cajones?

MB dijo...

Qué penita!!!
Después de leer el post lo echo de menos hasta yo, que no lo conozco. A ver si viene a mi trabajo.

JOTA dijo...

ahora te escribirás mogollón de mails aunque no le veas la cabeza ;-)

Rutipiti dijo...

Jo, pero qué post tan potito, Dwalks...

Maggie Wang Kenobi dijo...

ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh, que cosas

Farala dijo...

Jo, qué penuria, ¿no? Dar con un buen compañero de trabajo siempre es muy difícil, pero en fin... nunca se sabe.

Lo bueno es que ahora podrás tirarte a la chica esa de la oficina que te gusta sin ningún tipo de remordimiento :D

Mj dijo...

...mmmm...no sé si es porque es lunes o qué, pero juraría haber leido un post nuevo con un vídeo que hará las delicias del público de este blog pero no está.
O mi lector de feeds te tiene muchas ganas(!) o blogger te ha censurado por antisistema-bañador-de-rayas.
Magnífico espectáculo el del vídeo.

almu dijo...

Yo hace 6 meses fui 'would' y te puedo decir que seguramente, él también iba tragando ese algo que tenía en la garganta, aunque no te dieras cuenta porque estaba de espaldas. También te echará mucho de menos él a ti.

would dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tony Tornado dijo...

Mj, yo venía a comment-ar el vídrio de esta mañana, pero va a ser que no...