lunes, julio 17, 2006

Finde review: Viernes con Elza y un poco de Moz/ Sábado aprovechado/ Domingo cine, parque y café

El viernes quedé con Elza para salir. Ni Agr, ni CF, ni Kurt ni Would estaban disponibles, todos con planes individuales, así que cogimos Elza y yo y nos montamos un mano a mano, lo que ya empieza a ser un clásico y un muy buen plan para salir, porque nos contamos la semana, nos reimos, nos encontramos gente, nos echamos unos bailes y a veces ligamos, me parece un planazo.

Tras unas cervezas y un par de paradas por algunos bares de la ruta habitual, entre los que se encontraba el Susan sin Juan (esto es bastante habitual también) y donde nos tomamos un estupendo pelotazo servido por un camarero de aterciopelada voz, nos fuimos al Costello, donde nos encontramos con mi compañero de curro Moz y su señora. Siempre he dicho que qué pena que Moz y yo nos hayamos encontrado en momentos tan distintos de nuestras vidas, porque tenemos tantas cosas en común que seguro que nos lo hubiéramos pasado muy bien, pero ya está casado y con dos niños, y punto pelota. Se vinieron un rato a El Sol, se fueron antes que nosotros y luego ya nos fuimos nosotros.

Yo no bebí mucho, pero salí de El Sol con un chuzo considerable e inexplicable que me llevó a tirarme un a un cesped del Paseo del Prado a despejarme. Qué bien estábamos ahí los dos tumbados mirando para arriba, pero ante el inminente riesgo de quedarnos dormidos, sobre todo yo, y despertarnos a las diez con las palomas comiéndonos los ojos, nos tuvimos que levantar a coger un taxi. En el taxi ya me dormí y menos mal que el taxista era buena persona y me llevó a donde le dije, una vez dejé a Elza en en su casa, porque podía haberme descuartizado tranquilamente y yo sin enterarme.

El sábado colaboré en casa por la mañana y, por la tarde, como a las cuatro, quedé con Kurt para ir al Reina Sofía porque había una exposición de Matta-Clark. La verdad es que si no hubiera ido con una persona tan informada como Kurt, la exposición no me hubiera dicho gran cosa, pero como Kurt me iba contando por qué el autor hacía esto y lo otro, lo que significaba en su contexto y lo que pretendía, pues me gustó bastante. Luego vimos alguna cosita de la exposición permanente del museo, pero como la idea no era pasar una tarde en el museo, pues a la hora y media estábamos fuera.

Nos fuimos a ver tiendas, intentando apurar las rebajas en busca del gran chollo, y antes nos tomamos una cocacola en el Rodilla de Goya, donde tuve que hacer un pis en el baño de las señoras porque el de los hombres estaba roto. Aunque seguí las instrucciones del encargado, mis peores temores se confirmaron cuando una señora entró cuando yo estaba meando y me intentó abrir la puerta en pleno chorro:

Ella "¿está ocupado?"
Yo "sí"
Ella "pero éste es el baño de las mujeres"
Yo "ya, disculpe, que es que el otro está estropeado y me han dicho que entre a éste"
Ella "pues no me parece bien"
Yo "pues no sé, señora, a mi me han dicho que pase"

Salí y me miró un poco mal, pero yo pasé de ella y le dije adiós con una sonrisa de oreja a oreja, que es lo que me sale cuando me miran mal. Le invité a Kurt a la cocacola y luego él me invitó a unos calcetines en el H&M. El se compró unos tirantes para conseguir un efecto moderno, pero lo que consiguió fue un look de skinhead chungo que atrajo como un imán las miradas de todos los osos de la calle Hortaleza, que se lo comían con los ojos.

Antes, pasamos por tiendas carísimas de éstas que le fascinan a Kurt, tipo Gallery y Eks, y lo de siempre, vamos a esas tiendas porque Kurt quiere comprar algo, al final no ve nada o lo que le gusta es prohibitivo. Llego yo que voy de acompañante, rebusco un poco por ahí por hacer tiempo mientras espero y acabo encontrando un chollazo de mi talla. En esta ocasión un polo de Fred Perry chulísimo a un precio increible para lo que son esos sitios. Kurt rabiaba de impotencia, reconociendo que esta situación comienza a convertirse en otro clásico, pero qué le vamos a hacer. Ya es la tercera vez que pasa esto.

Como curiosidad, decir que nos hemos pasado buena parte del sábado, cada vez que queríamos expresar alegría o que algo nos gustaba, imitando en plan de coña el rígido movimiento de tetas con sonrisa de enloquecida de Amanda Lepore para el anuncio de pintalabios MAC, que me ha descubierto Kurt, cómo no. Imaginad que una cadena de televisión acepta emitir un día y a una hora determinada un anuncio de seis minutos del que no sabe nada, tan sólo la marca anunciante (en este caso, MAC). Y cuando lo emite, sucede esto. Parece fuerte, y lo es en cierta medida, pero el caso es que luego Amanda Lepore, po lo visto, es un travesti de superbuenrollo, una persona bastante inteligente y muy respetada en estos círculos artísticos en los que se mueve, engaña mucho si no la has visto nunca. También ha decidido ir desnuda a todos los eventos a los que sea invitada, pero eso ya no me incumbe. En fin, impagables los momentos del meneo de las tetas con la sonrisa (hacia la mitad del video), el del pintarrajeamiento en general, el del niño que la mira sin juzgarla y el de la carrerita con la maleta del final. Personalmente, el anuncio me parece una rayada importante y un poco pasado de vueltas, pero a fuerza de hacer el imbécil con Kurt, lo hemos convertido en nuestra absurdez del fin de semana y me hace gracia.

Acabamos cenando en la pizzería Maravillas, que teníamos antojo, y acabamos pidiendo unas pizzas y una cazuela con carne, bechamel, piña, nueces y qué sé yo cuántas cosas más, le gusto a Kurt más que a mi. Es que se la vimos a los de la mesa de al lado y nos encaprichamos. Vivimos un momento algo patético antes de sentarnos en nuestra mesa de la terraza porque caían cuatro gotas y amenazaba chaparrón veraniego, y no era plan de cenar como unas sopas. Amagamos cuatro veces con levantarnos, porque era sentarnos y empezar a lloviznar, pero una vez nos levantábamos, paraba. Así cuatro veces y el camarero que nos atendía ya de los nervios. Al final nos quedamos y acertamos.

Dejé a Kurt en casa, que a él los sábados no le gusta demasiado salir, y yo me fui a tomar algo con una amiga que me llamó justo cuando yo había decidido que no tenía plan y me iba a ir a casa también. Fue un día de bastante potra en general, con lo del polo, la no lluvia, que también aparqué estupendamente en cada sitio al que fuimos, el plan este que me salió a última hora... potradwalks.

El domingo comí en casa, vi los coches y quedé con Elza para ir al cine. Nos decidimos por Junbug, que nos gustó mucho. La vimos en los Renoir Princesa y antes nos tomamos unos frapuchinos tirados en el cesped de Plaza de España, que se estaba fenomenal, ahí entre las parejas dándose la paliza de mala manera, inmigrantes y guiris. También me encontré por segundo día consecutivo con un exrollete que tuve hace año y pico, que nunca me había pasado esto de encontrarme dos veces con mi pasado en tan poco tiempo. Fue gracioso, un poco raro.

Llegué a casa a las once, cené y me fui a dormir, que estaba cansado.

14 comentarios:

Eride dijo...

Os echan a patadas, está demostrado. Y, en cambio, está por llegar el día que un tío proteste por encontrarme en el aseo de los tíos...

¿Qué?
Derecha: 50 tías haciendo cola con unas conversaciones que ni metiendo la cabeza en un barril de Sapphire consigo dejar de hacer planes para exterminar a la raza humana.

Izquierda: vía libre.

Pista: mi copa, mi música y, con suerte, alguien con quien jugar al "miromiro, yo no, has sido tú, miromiro, tehepillao".

Cuestión de prioridades...

nanyu dijo...

pues mi review para tu finde es de un 8,5 out of 10.

tiene pelotas lo del baño... si siempre son ellas las que nos ocupan el nuestro!

uma b. dijo...

Te perdiste un día memorable allende la m30.

mogkumo dijo...

y no fuiste a lo del Summercase? yo pensé que todos los indies madrileños irían en tropel. ay calla, que tu no eres indie.
en cuanto a lodel anuncio, no me creo que eso se emitiera por tv, creo que es publicidad que funciona solo por internet. vaya friquez de anuncio...

dwalks dijo...

eride, el día que digas algo de frente y sin revueltas, te dedico el post. ¿creo haber entendido que te miran cuando meas en el servicio masculino? no estoy seguro...

nanyu, no está mal... a ver si mojamos una poquita el finde que viene y ya me saco el 10

lo sé, querida uma. el sábado sí que podía, pero cancelaste cual estrella. el domingo, con sarao familiar, me fue más complicado. ya he sido convenientemente informado de los detalles (comida, piscinismos y buenrollismo...). una pena, monta otra anda...

no mog, no fuimos al summercase, me dio perezón. mira que he ido a conciertos este año, incluso desplazándome o otras ciudades, y éste me dio pereza... calor, mucha gente... no sé, otro año.
respecto al video, igual tienes razón, que a mi la historia de ponerlo en plan sorpresa me la habían contado y no la he contrastado. de todos modos, prefiero mi versión mil veces a la tuya.

Eride dijo...

Sí, hombre, y que me entiendas...

Prefiero que pienses que meo entre aplausos.

Eride dijo...

Dwalks, ¡seré buena! ¡lo prometo! no me dediques un post...

dwalks dijo...

demasiado tarde

Dra.B dijo...

Tremendo el anuncio...

Mucha pereza lo del Summercase con ola de calor, viejas glorias en horas bajas y recinto en mitad de Bobadilla.

dwalks dijo...

estoy con la doctora. aunque me quede con ganas de ver algunos grupos, la sensación que me transmitía el festival era de pfff. es que yo siempre he sido más de concierto que de festival. me agobian un poco, me canso de estar de pie, desmitifico a muchos según van pasando las horas y al final me suena un poco todo igual.

es un rollo un poco buffet, que cuando estás en casa con hambre piensas que es el puto plan y luego cuando llegas no es para tanto. saturan.

prefiero el concierto, insisto, y si es sin teloneros, mejor.

would dijo...

Superafavor de los festivales, principalmente de los de danzas tradicionales noruegas, y del de perritos calientes de Minnesota.

Hans dijo...

Lo de comparar los festivales y los buffets es parcialmente acertado. Si hablamos de buffet de desayuno, es válido. Otra cosa es el buffet de a mediodía, casi siempre inconveniente.

MB dijo...

Me das un poco de envidia en lo del finde. A mí también me gustó mucho Juebug. Por cierto, acabo de volver de vacaciones y he visto que tengo puntito propio en tu mapa de visitas. Me ha hecho mucha ilusión.

Si eres del Real Madrid, ¡léelo y difúndelo! dijo...

POLANCO CONTRA EL MADRID Y CONTRA ESPAÑA

Polanquete anda asustado y cabreado. Las acciones de Sogecable no paran de caer, y entre otras cosas esto se debe a que hay que renovar las licencias del fútbol para el año que viene. Actualmente éstas se encuentran en manos de Sogecable, pero pronto podrían cambiar de propietario. El observador avisado sabe que el objetivo del grupo Prisa (y concretamente de su consejero delegado Juan Luis Cebrían) es el de constituirse en un poder alternativo, imbuido de una supuesta legitimidad moral e ideológica teóricamente sustentada por los valores de la izquierda. No obstante el verdadero motor de este grupo no es ninguna ideología sino la acumulación del mayor poderío económico y mediático posible. Pieza fundamental de este castillo es el control de las emisiones televisivas del fútbol, principal fuente de ingresos del colosal imperio prisaico.

Dentro de este juego ha aparecido un nuevo actor, Mediapro -encabezado por Jaume Roures-, que está realizando unas enormes ofertas económicas a los equipos. Es esto lo que tiene a Polanco y Cebrián muy nerviosos. Os recomiendo la descarga de este artículo de El Mundo donde se habla en profundidad del tema.

La estrategia de Polanco no es igualar las ofertas de Mediapro, sino hacer que las distintas televisiones autonómicas pongan la diferencia existente entre las cifras que ofrece Prisa y las de Mediapro. En otras palabras, que mantengamos la continuidad de su tinglado mediático con dinero procedente de nuestros impuestos. Ya se han producido varios encuentros con muy destacados políticos, entre los que se encuentran Mariano Rajoy y Fernando Moraleda, para presionar por todos los medios en pro de este objetivo.

Por supuesto, en todo esto el Madrid juega un papel fundamental. Con el Barça casi firmado con la competencia, perder los derechos del Madrid significaría perder el fútbol. Y con él, todo el plan para controlar ilegítimamente una buena parte de la sociedad española. Por ello, la carga que pesa sobre los hombros de Ramón Calderón es grande; todos los ojos están pendiente de la decisión que tome. Pero la fuerza de nuestro Real Madrid durante sus 104 años de historia ha sido la independencia. Una independencia que no han logrado socavar ni los políticos ni ningún grupo de poder. Desde ya os aviso que pronto puede empezar una campaña mediática brutal para descabalgar a Calderón. No debemos prestarle oídos. Es más, hay que estar con el presidente más que nunca.

De mantener esta posición dependerá el futuro del club y de muchas otras cosas.

¡PÁSALO!