martes, octubre 18, 2005

¿Por qué desea usted un acercamiento conmigo?

Hoy se ha montado una buena en mi bloque. He llegado a casa y me ha contdo Jwalks que... bueno, un momento PAUSA

antes explicaré que, aparte de las nuevas obras que tenemos en mi piso y lo de los pintores, que tan traumatizado me tiene metiendo todo el día cosas en cajas, también se están haciendo unas obras de reparación en la fachada del edificio en el que vivimos los Walks, porque aunque no es muy viejo, se está cayendo una especie de recubrimiento decorativo que tiene y cualquier día le vamos a acabar abriendo la cabeza a alguien que pase por la calle y sus hijos nos van a sacar toda la panoja con la indemnizacion FIN PAUSA

Pues que he llegado a casa y me ha contado Jwalks que el vecino del tercero le ha comentado por el portal que hoy casi se pega con un obrero de los que están currando en el edificio. Resulta que los obreros están rascando el recubrimiento viejo de la fachada mediante el arte del descolgamiento con cordel desde la azotea, así que van bajando rasca que te rasca haciéndole el mencionado peeling a la casa. Por lo visto, y según la versión de la novia del vecino del tercero (esto se complica), esta mañana, mientras ella se encontraba en la cocina comiéndose las tostaricas con el café, dos de los obreros que andaban rascando por su zona han empezado a dar golpecitos desde fuera en la ventana y a soltarle piropos e insinuaciones tipo te lo comía todo, shoshete. Y claro, la chica se ha encarado con ellos, ha aparecido su novio por la cocina (o sea, a mi vecino) y han discutido todos acaloradamente, hasta el punto de citarse tres pisos más abajo para partirse lo que viene a ser la cara. Al final la sangre no ha llegado al río, pero se han juntado algunos vecinos en el descansillo y han acordado llamar mañana al jefe de la obra para que cambien a estos tíos por otros, porque claro, todavía quedan por rascar los pisos de la otra escalera, en los que tenemos vecinas muy apetecibles (que yo he visto primero, todo sea dicho) y no es plan de tener a los obreros trempados como monos mientras trabajan y rascan... Más en serio, yo lo que he pensado cuando me lo ha contado mi hermano, es que hay que ser muy poco inteligente para comportarse como esos tíos esta mañana, o muy inconsciente, que no sé qué es peor. El caso, y dadas las circunstancias, si es cierto que han hecho el capullo de esa manera, quiere decir que lo pueden seguir haciendo, así que estoy de acuerdo con que los cambien inmediatamente.

Aparte de esto, que me parece bastante obvio, yo he seguido hilando el tema en mi cabeza y me ha dado por acordarme de agresiones sexuales ridículas de las que he sido testigo en mi vida o me ha contado gente cercana, y he hecho un pequeño ranking. Ni que decir tiene que nunca banalizaría en casos más serios en este tema, pero como éste no es el caso, pues allá vamos:

TOP 5 Hará 8 años o así. Voy con mi novia de entonces en el metro y cuando nos damos cuenta vemos al tío de enfrente muy serio y con la polla fuera. Nos entró la risa y se fue en cuanto pudo.

TOP 4 Soy un Dwalks de dieciocho años con un pedo tremendo en una discoteca de Almuñécar. Se me cruza una tía y según pasa le agarro el culo y, con las mismas, ella me suelta un viaje con la mano abierta que todavía me pita el oído. Desde aquel acercamiento al tema, Dwalks no ha vuelto a tocar más culos furtivamente (antes tampoco lo había hecho, qué éxito en mi debut).

TOP 3 Un Dwalks más crecidito está con su novia nuevamente haciendo guarreridas en un lugar apartado de una urbanización de un pueblo durante unas fiestas estivales. Cuando me doy cuenta, veo a un tipo entre unos coches pelándosela a nuestra salud. Salgo detrás de él con la sana intención de agredirle (yo soy un ser muy pacífico, pero iba un poco alcoholizado) y cuando le alcanzo, veo que es el tío de seguridad de la urbanización, un tipo de unos setenta años. Le monté un pollo a viva voz, añadí para enfatizar mi ponencia una patada en su culo y luego, Chs, al que vi más tarde, me echó la bronca por pegar una patada en el culo a un viejo. Me arrepentí bastante de la patada en el culo, pero es que me sentí muy violento y muy pillados.com.

TOP 2 Esto fue hace poco. Voy en el metro, en plena hora punta por la tarde, y de repente veo que una mujer empiza a pegar voces y a montar un chicken. De repente, toda la zona esa del vagón empieza a increpar a un individuo, un tío bastante normal aparentemente, y la cosa amenaza con irse de las manos y acabar en linchamiento. Yo no me entero de nada hasta que llegamos a la siguiente estación, el hombre se va corriendo y empiezan a comentar la jugada. Por lo visto este tío había estado frotándose con toda forma femenina que se le pusiera a tiro, hasta que una se le puso flamenca y le dijo que hasta aquí habíamos llegado. Cómo está Madrid, cómo está Madrid...

TOP 1 Mi favorita. Me la contó/sufrió Elza y fue hace cuatro o cinco años. Iba ella tan campante a la universidad una mañana de invierno a las siete de la mañana por una solitaria calle, de camino al metro, cuando se cruzó con un tipo que tuvo a bien emplear dos segundos de su tiempo en sobarle las tetas por sorpresa y salir corriendo. Enhorabuena, chaval, Elza y yo te deseamos que tengas material de recuerdo para gayolismos durante mucho tiempo. Y te recomiendo que no te enamores de ella, fue bonito, pero terminó.

16 comentarios:

Seiai dijo...

JEjejjej...

arbusto el guerrero dijo...

Yo ni siquiera un verdadero caso de agresión sexual, pero ahí va mi narración (es más "soft").

Lugar: pueblo perdido de las Españas. Hora: tarde, o temprano (como se quiera ver). La reina de las fiestas campa toda orgullosa por la calle principal cuando, a lo lejos, asoma el cajero del supermercado (sólo hay uno en el pueblo), gordo como él sólo. La masa andante, completamente pedo, espeta desde 50 metros: "¡Qué polvo te echaba! ¡Pero qué polvo! Y no pienses que lo digo porque voy borracho, ¡que lo digo en serio!" Yo fui uno de los 200 testigos de tal comentario, y la verdad es que nadie allí dudaba de que el gordo iba en serio.

Habría estado cachondo ver a esa tía de compras en el súper, al día siguiente

Ann O'Nadada dijo...

Iba a comentar mis experiencias al respecto, pero he decidido que el tema tiene miga y voy a hacer un post pseudoplagio para mi blog. Tómatelo como un halago

ana dijo...

pues si ves que el agobio de los obreros es como para no poder soportarlo ni un minuto más, llámame y te vienes a dormir a mi casa ok?

Barmatal dijo...

Je, a mi una vez un tío me cogió el culo en el bus (por si mi nick lleva a dudas, soy un tío)

Y cuando me emborracho le cojo el culo a todo el mundo (tíos y tías por igual)

Creo que tengo un problema :P

evita dijo...

pues el top 1 le pasó hace poco a una amiga. La diferencia es que engancho al tio por banda y le empezó a dar leñazos con una bolsa en la que llevaba el tupper de la comida

dwalks dijo...

bueno, se ve que los comentarios han sido hoy mutilados en este blog.

me da rabia porque el tema de hoy daba pie a muchas experiencias de otros, pero no ha podido ser. gracias a todos los que lo habéis intentado, que me consta por otros blogs y por el e-mail.

Troy dijo...

Dando patadas a los viejos... QUE ES LO SIGUIENTE TORRENTE????

(Sal de este cuerpo... sal de este cuerpo)

Mordiscos de realidad dijo...

:-))))

a dos amigas: saliendo de marcha a las 2 de la manana por Pedregalejo. Se alejan un poco del bullicio para pillar un taxi de estrangis y tras un rato al borde de la acera se dan cuenta de que en el coche de al lado hay un tio pelandosela a su salud. Tras el ataque de risa inicial ellas se envalentonana y le encaran, rodean el coche y le dicen todo, lo mas suave "que pequenya" y cosas asi. El tio termina avergonzado y sali pitando como puede en el coche.

post Annonadada YA!


(esto lo conte ayer mejor pero no me dejo comentar)

Shakti dijo...

Ya sabes dónde tienes mi comment de ayer ;)
Oye, would está bien o le has contagiado el trancazo?

Tony Tornado dijo...

Yo sólo quería decir que es muy bonita toda esa parte...

Cuidado, la bolsa y blablabla....
Ya conté hace poco en mi blog, la paja que se estaba haciendo un tío a mi lado en el metro de Madrid (huela) medio frotándose contra moi.

Y yo que soy muy pro-outdoors, no pude por más que partirme en su cara...

Enfins...

PD: Yo deseo un acercamiento contigo porque te encantan los patitos de goma, como a mí...

Shakti dijo...

Ah, y el segundo comment que no me dejó colgar ayer decía:

"A ANA LE GUSTA DWALKS!!!
A ANA LE GUSTA DWALKS!!!
A ANA LE GUSTA DWALKS!!!
A ANA LE GUSTA DWALKS!!!"

Sue dijo...

El frotador de vagón de metro es un viejo conocido de todo madrileño con forma humana más o menos femenina. Una figura entrañable y repugnante al mismo tiempo.

M. dijo...

La ventaja de las feas: Esas cosas no nos pasan.

Ajo y agua a las demas :D

ana dijo...

si, estoy un poco por él

Tony Tornado dijo...

Ana, tranquila, sus fans somos legión...

Al menos tú lo tienes más fácil que yo...