domingo, mayo 15, 2005

Finde review (Pre-Praga)

Mañana me voy a Praga por trabajo, estaré toda esta semana, y según vuelva cojo agarro y me voy a Jerez a la boda en la que tengo que llevar chaqué. Dadas estas circunstancias no podré actualizar mi blog en absoluto porque, juntando las características de sendos planes, me será básicamente imposible. En estos momento estoy alimentando mi iPod con toda la música necesaria que requiere un plan de tales dimensiones, a la vez que recopilo gayumbos por mi casa, porque me he dado cuenta que ando un poco escaso y no contaba con ello, con el problema que esto supone. Según mis cálculos, necesito dos más de los que dispongo right now y me temo que mi hermano va a sufrir una sustracción de un momento a otro, aunque aún no descarto que aparezca alguno más de los míos en algún cajón insospechado de mi cuarto. Es que este ha sido uno de esos fines de semana en los que te cambias mucho de ropa y no he tenido en cuenta los daños colaterales.

El finde semana ha tenido esto:

Viernes

Acudimos Agr, Kurt y yo a la llamada de Elza, quien nos asegura que en el Lolita el sobrino de Fernando Esteso (sí, sí, el compañero de Pajares y maestro en el arte del polvete calzonero) presenta su nuevo video y, que la manager, amiga de Elza, ha pedido que vayamos todos los que podamos a hacer bulto, dado que el chico no llena estadios precisamente. Sin decir que hubiéramos pagado por ver eso, nos plantamos allí y resulta que también está Pucelo, otro compañero de la universidad a quien casi no había visto desde entonces. Alegrón.

Sergio Esteso, con una estatura y estructura ósea idénticas a las de su tío, actúa con zapatos de charol, unos chinos de cuero rojo y el cinturón que usa en su segunda ocupación como vigilante de seguridad (de eso nos enteramos después). La coreografía es de traca y las dobles vueltas con pasitos bisbalciverianos abundan. Cuando termina su actuación, nos lo presentan y el tío resulta ser buen chaval y estar más quemado que yo que sé con el mundo de la música, en el que lleva seis años (jo). Su sinceridad y humildad desbarata cualquier plan nuestro sacarle jugo al encuentro (uy si hubiera venido de estrella...) y Kurt, Agr y yo descargamos las escopetas, así que nada de fotos de móvil con él al lado y autógrafo dedicado. Le decimos que ánimo y que tenga suerte. Además, tras tanto ejercicio dentro de prendas de cuero y lycra,le olía el alerón cosa mala y nos nos apeteció nada darle mucha bola.

Tras cenar los cuatro, Kurt se retira y nos vamos Agr, Elza y yo al Ochoymedio, donde nos tomamos dos copas y nos enteramos que Elza nunca ha ido al Marmara. Como eso no puede ser, cogemos el coche y nos vamos al citado local a pegarnos unos dancings entre cuarentones, cuarentones, cincuentones, cincuentonas, divorciados, divorciadas... porque es una experiencia que todo el mundo debería vivir antes de llegar a esa edad. Nos reímos muchísimo y lo damos todo hasta las cinco y pico de la mañana, momento en que el sitio pierde gracia y nos vamos a dormir.

Sábado

Por la mañana, me toca hacer la compra, y veo como se pelean dos marujas en la pollería.

Por la tarde, me compro conveniéntemente asesorado por CF y Agr los accesorios que me faltaban para la boda: unos zapatos que también me servirán para ir a trabajar, una corbata azul Acebes (recordemos, boda pija y de chaqué) y una camisa blanca de las de gemelos.

Tras las compras, me voy con Agr a ver M'len, para tomarnos algo con ella porque la dejan salir del hospital un rato. La vemos bien, preocupada y tal, como es lógico después de dos meses internada, pero con una actitud muy racional y tendente al optimismo, que en mi opinión, es la clave para salir de las malas rachas. Bien por M'len. Merendamos los tres en el Fast Good, donde se nos une Elza, con una camiseta llena de remaches y con múltiples combinaciones de desabrochamiento, que añade un nuevo tema de conversación a nuestro repertorio.

Me voy corriendo de la merienda porque he quedado con Would y con Becaria, que ha venido de Barcelona y, como siempre, nos llama para hacer algo. Cenamos en un italiano y nos alegramos de estar los tres junto. Ha sido un veranos muy especial con ella y se nota el aprecio que nos tenemos. Después de cenar nos tomamos unos algos en diversos sitios y, cuando estamos en el Moe, aparecen Elza y Agr que vienen del Escorial, donde han asistido (vía compañera de trabajo de Elza otra vez) a otro concierto priceless. Nos enseñan las fotos y yo sólo puedo lamentarme de no haber ido, pese a que mi plan haya sido y esté siendo estupendo también. Es compatible este sentimiento ¿no?. Acabamos la noche los cinco riéndonos MUCHISIMO, y a las seis, todos a dormir. Muy bien el sábado.

Domingo

Resucito y me como con los Walks un arroz que ha bajado mi abuela de su casa, que en teoría iba destinado a la la familia de mi tío, pero se les ha pinchado una rueda de camino a su casa, así que nos lo hemos comido nosotros para no echarlo a perder y para que mi abuela no se llevara un disgusto. He subido yo a por el tupper y todo en plan operación rescate para que no se pasara el arroz. Por cierto, hoy me hecho fan del salpicón de langostinos, perejil, cilantro y picado de pimiento, cebolla y tomate. Que rico, que bueno le ha salido a mi padre. El de bacalao también lo clava, pero éste más.

Luego a la Latina con Agr y CF, con los chulapos y las chulapas y un montón de gente por allí. Había ambientazo. Hemos estado en la plaza y en el Ene, donde CF ha visto a unas amigas suyas y nos hemos quedado con ellas. Yo me he ido pronto para hecerme la maleta y dormir bien, pese a la incredulidad de CF, que acababa de conseguir la valiosa información de que las chicas con las que estábamos iban a traer más amigas. Mañana pediré el informe a ver en que ha quedado la cosa, que yo me lo he perdido...

Hasta el lunes que viene.

13 comentarios:

Tony Tornado dijo...

Wala, soy el primero...
Al Marmara ese tengo que ir yo, tiene una pinta super decadente, con lo que me va a mí la decadencia...
Y el salpicón de tu padre tiene una pinta...

Que tengas buen viaje y lo pases todo lo bien que te permita el curro...

Bikachus

Nepomuk dijo...

Hala...yo todavía estaba digiriendo al tipo ese de los tangos que volaba y me dejas con el sobrino de Fernando Esteso.
Miedo me da pensar lo que te traerás de Praga jomío...

Troy dijo...

Uhmmm Praga!
Hay un sitio (que supongo que seguirá existiendo) que se llama Karlovy Laznè... que risas, que vodkasconagua, que chicaschecas, que chicoschecos, que drogas de diseño...

También priceless el metro "vistupanastu"… ah! y hazme un favor si tienes tiempo. Nada más cruzar el puente de Karlos IV (se tenía que llamar Karlos el cabrón) está el barrio bohemio. Hay una especie de plaza donde la gente se reunió espontáneamente cuando asesinaron a John Lennon e hicieron un dibujo en la pared del convento en esa plaza. Desde entonces gente de todo el mundo deja una frase en esa pared. En una de las columnas (hacia la izquierda) de esa pared escribí “Ametsa ez da amaituta” con pintura verde. Saltaré de alegría si me dices que mi huella sigue allí.

Disfruta!!!

négligé dijo...

jo Praga, qué chulo, qué buenos recuerdos de allí. Ve a ver teatro negro. La gente es algo sosilla pero la ciudad es una pasada, aunque supongo que con lo que viajas igual ya habrás estado. Pásalo muy bien. Besitos

po dijo...

pues nada, a disfrutar de lo verde que está ahora la ciudad :).
Da recuerdos al tranvía de mi parte, y a las calles, y a los puentes, y al río. Diles que los echo de menos pero que estoy bien.
¡Y cuéntanos todo a la vuelta!

Mordiscos de realidad dijo...

que poco descansas, menos mal que te alimentas bien. Praga uau, tienes que postear, saca tiempo de donde puedas. Yo acabo de volver de Amsterdam y robe minutos al barrio rojo para postear.

Bo Peep dijo...

Si ya sabía yo que la compra del dichosito iPod la íbamos a pagar nosotros. Anda, sé valiente y confiesa que no son los viajes sino el aparatito de marras el que te mantiene tan ocupado. ;)

would dijo...

Vuelve, me aburro sin ti.

¡¡Te prometo que jugamos a los castillos de post-it, o a las carreras de cadenas de clips!!

Lo que tú quieras, pero vuelve pronto.

Troy dijo...

Qué muestra de amor más grande Would!!!

(Ver amor del de querer al perro)

Troy dijo...

Ups... y con esto no quiero decir que Dwalks sea un perro, sólo matizaba el tipo de amor...

(Creo que me he metido en un jardín)

Eride dijo...

¡Hala! Un perro...

(Me acabas de jorobar la escena de Meg Ryan, cadena de clips en mano, viendo caer la lluvia a través de la ventana a ritmo de U2)

Tony Tornado dijo...

¡Vuelve YA!!!!! Se te echa de menos...

(La costumbre me lleva a conectarme a tu blog, aún sabiendo que estás por ahí...)

Lucyinthesky dijo...

Es que en Praga no venden gayumbos?
Ni en el aeropuerto??
Dios, si ocurre igual con la ropa interior femenina voy a tener que tenerlo en cuenta la próxima vez que pronuncie mi frase de cabreada: "que me voy a ir con lo puesto, eh!"

Voy a ir preparando un arsenal. Por si acaso.